6 Usos importantes de los mapas mentales para profesores

/

En el ámbito de la educación, el uso del mapa mental es una herramienta perfecta para que estudiantes y profesores den lo mejor de sí para aprender lo máximo posible, ¿por qué? Te permite gestionar la información de una manera visual, resumida y teniendo en cuenta sólo los conceptos más importantes. Además, si eres profesor sabrás lo difícil que es preparar las lecciones difíciles y, sobre todo, mantener a tus alumnos atentos, pero la digitalización ha ayudado mucho en este sentido y ahora hay muchísimas herramientas para hacer mapas mentales que te pueden ahorrar y facilitarte mucho el trabajo.

mapas mentales

La docencia virtual ha experimentado un auge sin precedentes a causa de la pandemia y no solo muchos profesores la utilizaron momentáneamente por la situación, sino que muchos ya la han adoptado como un nuevo método de enseñanza por diversas razones, entre ellas destacando las facilidades que ofrecen las herramientas no solo para explicar mejor, sino para mantener a los alumnos motivados y atentos. Ha pasado de ser algo forzado a ser algo adoptado visto los buenos resultados gracias a que la digitalización y el uso de herramientas ha facilitado la atención de los alumnos debido a que prácticamente en lo virtual no tienes límites.

mapas

¿Qué es un mapa mental?

No vamos a decirte estos usos importantes del mapa mental sin explicarte primero lo que es. En el contexto de la educación, un mapa mental es una herramienta de enseñanza muy poderosa que ayuda tanto a profesores como a alumnos a crear representaciones visuales de sus ideas y compartirlas con el resto de la clase. Al haber muchas herramientas digitales con la que los puedes hacer, es algo que es muy fácil de adaptar según las necesidades que se tengan en todo momento.

 

La importancia del mapa mental en la docencia

Si eres profesor, los beneficios del mapa mental en el aula, ya sea virtual o presencial, son casi infinitos. Harás que tus clases sean mucho más llevaderas y a tus alumnos les será mucho más fácil seguir la lección que estás impartiendo, ya sea compleja o más sencilla. Al ser algo muy visual y esquemático, los alumnos recordarán las cosas más fácilmente y, no vamos a engañarnos, es un método muy divertido de enseñanza, así que vamos a aprender los 6 usos más importantes de los mapas mentales para profesores:

1- Para planificar las lecciones

Cuando ya estás en el quinto año como profesor puede que ya tengas todo rodado, pero tanto si eres un profesor veterano como si va a ser tu primer año hacer un mapa mental ayudará a las clases porque los alumnos saben cuándo el profesor hace el esfuerzo por enseñar y cuando está en el atril diciendo lo mismo año tras año. La planificación y documentación de las clases puede ser un trabajo tedioso, pero si usas un mapa mental para preparar tus lecciones reducirás considerablemente la cantidad de papeles que necesitarás para tus lecciones, en cambio, llegarás al aula con ideas claras y concisas que serán muy fáciles de seguir tanto por ti como por tus alumnos.

2- Para dar las lecciones

Que, generalmente, los alumnos tienen una atención muy limitada es un secreto que todos conocemos, nos pasaba a nosotros como estudiantes, sigue pasando ahora y pasará en el futuro. Un alumno se puede distraer fácilmente si no le interesa de lo que se está hablando. Afortunadamente vivimos en la era de la tecnología y digitalización, los alumnos prácticamente ya nacen con un smartphone bajo el brazo y si en ese sentido hablas su mismo idioma, les será mucho más fácil seguirte. Hacer un mapa mental en estas herramientas digitales ayudará a que entiendan mejor la lección porque para ellos en la actualidad es más fácil seguir bits, que una tiza en una pizarra. Algunos románticos pensarán que eso no es posible, pero hay que sumarse al progreso antes de que sea demasiado tarde.

3- Para hacer deberes

Explicar a través de mapas mentales creativos ya te hemos dicho que es más interesante de cara al alumnado, pero ¿cómo saber si se enteraron correctamente? Hay que saber qué temas no han quedado claros y hay que explicar con un poco más de profundidad. Un mapa mental puede ser un buen método de evaluar los conocimientos de los estudiantes mediantes los deberes y tareas. Quizá no es la mejor manera de aprender matemáticas, pero para otro tipo de asignaturas más densas pueda ser esa innovación necesaria.

4- Para estudiar

De la misma forma que para explicar la lección, hacer mapas mentales para estudiar también es un método efectivo de memorización. No solo tienes la información más condensada, sino que no tendrás que aprenderte cientos de líneas de texto tediosas que lo único que hacen es tenerte frente al libro durante horas, de esta forma, el alumno hará un resumen visual con los apartados clave y recordar de qué trata cada cosa le resultará mucho más fácil porque viendo todo en un golpe visual siempre es mucho mejor que hincar codos. Oye, y quién sabe, quizá en un futuro no muy lejano quizá veamos exámenes que simplemente sean algo tipo “Completa este mapa mental”.

5- Para facilitar la interacción

A la hora del aprendizaje, los profesores son los encargados directos de que sus estudiantes puedan desarrollar la habilidad de libre pensamiento crítico. De toda la vida, eso se ha llevado a cabo promoviendo la interacción en las aulas, ya sea preguntando a los alumnos, preguntándote a ti, haciendo juegos de aprendizaje o con otros métodos en los que pueden dar sus opiniones. Como te decimos, si las cosas funcionan probablemente no hay que cambiarlas, pero hay que abrazar al futuro y ahí está la digitalización, por ello hacer un mapa mental es una forma ideal de multiplicar la interacción y colaboración en clase ya que permite que cada estudiante añada su conocimiento al mapa para poder hablar sobre ello más tarde. También anima a los alumnos a tener distintas conexiones entre las ideas expuestas así promoviendo un pensamiento crítico encubierto que desembocará en una aprendizaje más efectivo.

mapas mentales

6- Para los apuntes

Una buena estrategia de enseñanza siempre ha sido repartir la lección al final de la clase para que los alumnos no tengan que tomar apuntes mientras tanto y puedan estar atentos durante toda la lección. Si estas notas se entregan en forma de un mapa mental y han seguido la clase les será más fácil cimentar todo lo explicado porque es un resumen, tiene todos los conceptos clave y es más divertido.

Una vez hayas llevado todas estas estrategias a cabo, te recomendamos que utilices Quizlet para poner a prueba los conocimientos aprendidos… ¡Te sorprenderá la positiva respuesta! Sin duda la elaboración de mapas mentales creativos puede suponer un punto de inflexión en tus clases. Vivimos en una sociedad en la que ser docente es cada vez más complejo por lo que si se adoptan nuevos métodos de enseñanza y cada vez esos métodos son virtuales, los alumnos pueden tener ese extra de atención que se está perdiendo con los métodos tradicionales. Y tú, ¿usas ya mapas mentales para enseñar y/o aprender? ¿Los usarás? Si muchos docentes del mundo han empezado a utilizarlos… ¡No te quedes atrás!

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 5)