Tras la publicación del post: “Tres críticas al proyecto de comunidades de aprendizaje de Ramón Flecha”, se produjo un debate en Twitter sobre el mismo con el profesor Ramón Flecha, como consecuencia publicamos este post en respuesta a las reacciones.

Las palabras que presentamos a continuación han sido dispuestas como siguen, atendiendo a la estructura de la respuesta que recibimos en Twitter, a través de Ramón Flecha, con un enlace al foro de Comunidades de Aprendizaje.

1. Cito directamente de Patricia Melgar: “alucinada por cómo en España hay quienes siguen atacando a catedráticos transformadores y alabando a catedráticos feudales y machistas”; “También alucinada al ver que los 3 creadores de @_INED21 son hombres, en fin, restos del pasado”.

Alguien que es capaz de escribir estas palabras, se define, aunque lo haga desde The Center for Research on Violence Against Women at the University of Kentucky. Es una de las respuestas más sorprendentes que he leído en mi vida: sin comentarios.

2. En contestación a @karmeyeste, le contestamos en twitter que hay experiencias de éxito educativo en muchos países y gran cantidad de buenas prácticas que no pasan por el proyecto específico de comunidades de aprendizaje. Tan sencillo como esa afirmación: por lo tanto, no son solo las comunidades de aprendizaje en la formulación de su proyecto, las únicas posibilidades de solucionar la complejidad educativa.

3. Título: “Tres críticas al proyecto de comunidades de aprendizaje de Ramón Flecha”, se puso ese título para diferenciar claramente ese proyecto de otros que por la polisemia de “comunidades de aprendizaje”, pudiera llevar a confusión. En el primer párrafo se enuncia que es un proyecto de colaboración, aunque como sabe toda la comunidad científica, es Ramón Flecha uno de sus principales impulsores. Tan sencillo y claro como lo expuesto.

4. Cito: “como el resto de cosas que los creadores de @_INED21 cuelgan en su blog, son un conjunto de ocurrencias de las que tanto contribuyen a mantener el fracaso escolar y la exclusión”. En este lenguaje platónico que se utiliza, tan despectivo y falto de diálogo, se centra una de las debilidades de su propuesta: creer que tienen el monopolio de la cientificidad y que cualquier otra idea o hipótesis, en nuestro blog hemos expuesto y dialogado con mucha comunidad científica: sociología, psicología y pedagogía, ni siquiera debe ser confrontada con argumentos. Nosotros no creemos en la descalificación, simplemente. Amamos la pasión educativa y siempre dialogaremos con aquellos que, aunque no estemos de acuerdo, podamos intercambiar y confrontar argumentos.

Ese es el origen del diálogo en nuestra tradición occidental.

5. El primer argumento sigue válido: hay que hacer lectura comprensiva, ésta no suele hacerse cuando se lee superficialmente y con arrogancia intelectual. El núcleo es el concepto de complejidad educativa y sus consecuencias contextuales: sigo esperando su respuesta.

6. El segundo argumento sigue válido: hay un pluralismo sociológico y pedagógico, que no permite invalidar de antemano otras perspectivas o acercamientos. Habermas y Freire no son todo la sociología/pedagogía que ha influido en las últimas décadas. Por cierto: son autores que admiramos. Otra vez no contestan a la prueba que exponía en el post, y voy a utilizar su expresión de “giro dialógico” (no me gusta, es muy equívoca, pero no es aquí donde puedo fundamentarlo): M.Castells, R.Sennett o un Z.Bauman…por no decir otros en pedagogía.

Otra vez no leen el porqué de este argumento, lo expone claramente al final. Es importante comprobar ese pluralismo para saber que hay otras experiencias y perspectivas.

7. El tercer argumento lo contestan así: “atribuyendo a CdA un absolutismo de las estrategias conversacionales”. Hay que tener rigor y leer lo que se argumenta: se contextualiza el aprendizaje dialógico, en coherencia con toda la línea de fundamentación. Por cierto: ni siquiera hacen referencia al matiz que introducía respecto a los factores que dan calidad a las interacciones y al contexto de las mismas.

Me hago una pregunta a estas alturas: ¿de qué sirve referenciar Harvard y Cambridge constantemente, si se lee de esta forma?

8. Para terminar, cito literalmente twitter de Ramón Flecha: Si me dais un mail, os envío toda la argumentación. Aquí no vale la pena seguir con esto, hay cosas mucho mejores en twitter.  

Siendo coherentes con el inicio de opiniones que había empezado en la Red, respondimos que lo hiciera en el blog o en la Red: nuestra ágora actual. Resumiendo: transparencia y visibilidad del diálogo.

Respuesta: el señor Ramón Flecha deja de seguirnos en twitter…poco después recibimos esta respuesta de Patricia Melgar a través de Ramón Flecha en los términos que pueden leer directamente.

9. Dos reflexiones finales: es inquietante el nivel de dogmatismo y arrogancia que pueden llegar a tener ciertas líneas de investigación: el dogmatismo y la arrogancia también son globales; ¿cómo pueden defender el aprendizaje dialógico investigadores que tienen esta forma de argumentar y actuar? La educación se muestra ejemplificando y sus estrategias también.

  • jgarca

    Escribo, desde The
    Center for Research on Violence Against Women at the University of
    Kentucky, alucinada por cómo en España hay quienes siguen atacando a
    catedráticos transformadores y alabando a catedráticos feudales y
    machistas. También alucinada al ver que los 3 creadores de @_INED21 son
    hombres, en fin, restos del pasado.

    https://ined21.com/tres-criticas-al-proyecto-de-comunidades-de-aprendizaje-de-ramon-flecha/

    Hablando
    por @_INED21, una o unas personas han difundido un escrito con tres
    críticas a Comunidades de Aprendizaje. @karmeyeste les pidió
    reiteradamente en twitter que dijeran qué otros proyectos tenían tan
    buenos resultados como CdA y no lo dijeron. @R_Flecha preguntó ¿cuál era
    su objetivo para cambiar el nombre de CdA por CdA de Ramón Flecha,
    cuando las CdA son de su profesorado, familiares, alumnado,… Tampoco
    contestaron.

    En su documento “Tres críticas…”, primero atribuyen
    a CdA cosas que no son verdad y luego se dedican a criticar esas cosas.
    Por ejemplo, dicen que las CdA afirman que se ha dado un paso del
    paradigma constructivista al paradigma conversacional. A partir de ahí,
    se dedican a criticar las CdA por basarse en el paradigma
    conversacional. Sin embargo, sabemos que las bases científicas de CdA
    internacionalmente avaladas lo que dicen es que hay un giro dialógico de
    las ciencias sociales y no un paradigma conversacional. Pero
    contestemos por orden: introducción, crítica 1, crítica 2 y crítica 3.

    Explican
    las bases de su análisis (contextualismo realista, equilibrio
    metodológico, etc.), un análisis que no tiene ninguna validación
    científica y que, como el resto de cosas que los creadores de
    @_INED21cuelgan en su blog, son un conjunto de ocurrencias de las que
    tanto contribuyen a mantener el fracaso escolar y la exclusión. Las
    bases de CdA están publicadas en las revistas científicas de Harvard,
    Cambridge,… ¿Dónde lo están las de @_INED21?

    En su primer
    argumento dicen que Flecha recalca muchas veces que CdA es la solución
    definitiva, lo cual es falso porque siempre insistimos las CdA en que
    científicamente está muy claro que toda solución es provisional hasta
    que se encuentre otra mejor. Esa mentira les sirve para intentar dar
    mala imagen de CdA como contrarias al pluralismo, cuando se ha destacado
    internacionalmente el carácter extraordinariamente democrático y
    pluralista de las CdA, a las que pertenecen personas de muy diversas
    mentalidades, ideologías, creencias, culturas, metodologías,
    condiciones,… Eso es pluralismo, no es pluralismo que se puedan dar a
    l@s hij@s de l@s demás las medicinas que curan o los productos que
    empeoran su salud, no es pluralismo que se puedan dar a l@s hij@s de l@s
    demás las actuaciones que mejoran sus resultados educativos o las
    actuaciones que mantienen su fracaso escolar y exclusión social. ¿Dónde
    recalcamos que CdA es la solución definitiva?

    En el segundo
    argumento, dicen que afirmamos que se ha dado un paso del paradigma
    constructivista al paradigma conversacional. A partir de ahí, se dedican
    a criticar las CdA por basarse en el paradigma conversacional. Eso
    tampoco es verdad, hablamos de giro dialógico no de paradigma
    conversacional.

    En el tercer argumento vuelven a insistir en el
    mismo error (o falsedad) atribuyendo a CdA un absolutismo de las
    estrategias conversacionales, etc.

    La educación de todas las
    niñas y niños mejorará mucho cuando el profesorado que hoy tiene como
    referencia ocurrencias como las del blog de @_INED21, tenga como
    referencia las evidencias de la comunidad científica internacional,
    mejorarán muchísimo sus alumnas y alumnos, sus familias y el conjunto de
    la sociedad.

  • Gregor Siles

    Independientemente, y sin restarle valor, a lo que diga Ramón Flecha en sus conferencias, que revistas científicas de Cambridge y Harvard publiquen sobre CdA, del debate sobre constructivismo y corrientes dialógicas, o de autores como Habermas, Freire, etc, pienso que en INED 21 habéis obviado la voz de la de los centros que han decido transformarse en CdA y los resultados obtenidos.

    He tenido la oportunidad de conocer algunos, eran centros que antes de optar por transformarse en CdA se consideraban perdidos ante las dificultades en las que se encontraban, incapaces de soñar que un solo alumno/a llegase a bachillerato o a la universidad. Con CdA han logrado superar muchas de las dificultades, mejorar el nivel académico y de convivencia, y muchos/as de sus alumnos/as optan y alcanzan el bachillerato y la universidad. Cada vez más centros deciden transformarse, aunque no tengan tantas dificultades como los que conocí.

    Me parece muy emocionante y un hecho histórico, que en centenares de escuelas de nuestro país se reúnan en asambleas los familiares/profesorado/alumnado/entidades del entorno, etc, para gestionar el centro, para mejorar la convivencia dentro y en el barrio, para mejorar el nivel académico del alumnado y además lo consigan. Esto es Comunidades de Aprendizaje, un proyecto que no es único, porque tiene la capacidad de recoger lo que funciona de otros proyectos y teorías, siempre que sea democrático, lleve a la mejora del aprendizaje y de la convivencia

    CdA más que un proyecto educativo, hoy en día podríamos decir que es ya un movimiento social que está profundizando en la democracia.

    Haciendo realidad aquello que “otro mundo es posible” y “otra educación es posible”

    Gregor Siles
    Llop Solitari – Gavroche

  • Gregor Siles

    A vuestra elección, Lectura comprensiva o incomprensiva de la noticia: “El sociólogo Ramón Flecha, Medalla de Oro al Mérito en la Educación” http://bit.ly/1aMoFuw

  • peruntros

    A mí lo que verdaderamente me sorprende es su atrevimiento. Sus argumentaciones, que es lo que realmente extrae Flecha de Habermas, directamente no existen, por lo que no provienen ni desde la ciencia, ni desde la pseudo-ciencia, ni desde el conocimiento popular. Ustedes pretenden difamar a Ramón Flecha desde una cuartilla a doble cara en la que se limitan a citar de forma aleatoria a otros autores de los que sólo saben a ciencia cierta que les “suenan”. Y encima pretenden que Flecha entre a rebatir sus no-argumentos por Twitter. Ustedes lo que buscan es, claramente, el protagonismo que nunca jamás le daría la comunidad científica. Antes de atreverse a criticar a Flecha, prueben a estudiar los contra-argumentos que asíncronamente ofrece, por ejemplo, la obra de Foucault. Estoy seguro que Ramón accedería a discutir ahí. Pero sobre todo, antes de abrir la boca, estudien mucho. El verdadero problema que ha traído la feudalización de la universidad española (habla uno que tuvo que salir corriendo hace años de ella) es que casi cualquiera con un mínimo esfuerzo puede hacerse doctor. Y el problema no estriba desde luego en que casi cualquiera pueda llegar a ser doctor en educación, no me entiendan mal; el problema radica en el mínimo esfuerzo, en la falta absoluta de formación básica y rigor científico exigidos para llegar a ser doctor, al menos en pedagogía y disciplinas similares. Estudien, y mucho, mucho más tarde, entren a debatir a esos niveles. A buen seguro que encontrarán la atención de Flecha e incluso de otros. Les sugiero que no olviden a Habermas, y que lo opongan a lo que conozcan de Foucault; en sociología no se limiten a Castells, resérvenle un hueco a Bruno Latour, a Alfred Schütz, a Berger y Luckmann, e incluso a Max Weber; no olviden paragonar la noción de habitus en Bourdieu con las comunidades de aprendizaje, quizá aprecien ahí alguna diferencia de enfoque; en filosofía trabajen sobre Searle, Cassirer y muy especialmente George Herbert Mead; exploren la noción de intersubjetividad a través de Rommetveit; en ciencias del lenguaje acérquense a Mijaíl Bajtín y a los maravillosos trabajos de Iris Zavala; aprovechen a Xavier Bonal antes de que tenga que salir definitivamente de España, y a algunos otros que por suerte para ustedes parece que se quedarán como el genial Ángel Pérez Gómez; sumérjanse en la etnología de Clifford Geertz; exploren las desigualdades desde Judith Butler, o incluso, aunque les parezca raro, desde estudiosos el psicoanálisis como Julia Kristeva; y no descuiden por favor a Tom Popkewitz o Henry Giroux. Olvídense durante su trabajo de si están o no de acuerdo con lo que éstos dicen, el tiempo les ayudará a construir sus argumentos. Para entonces, quizá hayan entendido algo de lo que dice Ramón Flecha.

    • Estimado:

      En toda su respuesta no contraargumenta específicamente ninguna de las tres críticas. El argumento ad hominem define a quien lo hace.