Pixel 4a, el smartphone de Google

/

¿Empieza el curso y estás pensando en adquirir un Pixel 4a para estar preparado para este «nuevo reto»?

Sabías que el cuarenta y dos por ciento de los usuarios invierte entre doscientos y quinientos euros, conforme una investigación elaborado por IPSOS para la empresa aseguradora para telefonía móvil, multimedia y objetos conectados SFAM.

Y exactamente en esa franja de precios se ubica el Pixel 4a protagonista de nuestro post de hoy y que es la apuesta de Google para ofrecer un teléfono con un costo ajustado pero con una pequeña gran sorpresa: su excelente cámara de gama alta.

Pixel 4a, ¿buena opción para docentes?

La mejor experiencia fotográfica trasladada a la gama media. Esta es la filosofía de Google con su familia A, nacida con los Google Pixel tres y tres XL. En dos mil veintiuno llegó el Pixel 4a, un terminal que presenta mejoras en hardware y, sobre todo, a nivel de diseño con respecto a la generación pasada (e inclusive mejor en ciertos aspectos que sus hermanos mayores).

Del mismo modo que la cámara es característica en los Pixel, las ausencias asimismo lo son, y este Pixel 4a tiene ciertas que son, diríamos, bastante notables.

Sin embargo, vamos a realizar una revisión para descubrir qué tiene Google para ofrecer en la gama media con un móvil que vio la luz en 2021, pero que gracias a su precio y prestaciones es, a día de hoy, el protagonista de un disputado terreno donde Google desea reinar a base de ser el mejor a nivel fotográfico. ¿Va a ser suficiente con esto?

Es posible, dado que muchos usuarios y usuarias,  no están dispuestos a invertir una gran suma de dinero en un móvil, pero sí a pagar algo más si pueden sacar partido de una excelente cámara; y claro, entre este perfil de usuario se encuentran muchos docentes que apostarían por el Pixel 4a.

pixel 4a

La cámara del Pixel 4a

De esta manera, incorpora la misma cámara primordial que el Google Pixel cuatro:

  • Doce con dos megapíxeles.
  • Dual Pixel con apertura f/1.7.
  • Estabilización de imagen OIS y EIS.
  • Un campo de visión de 77º.
  • Y grabación de vídeo 4K a30fps o bien HD a 240fps.

Con esta cámara logra unas fotografías estupendas que no iguala ningún otro móvil inteligente en su rango de coste, con resultados resaltables tanto con buena iluminación como a lo largo de la noche:

En las imágenes resaltan grandes niveles de detalle, colores precisos, un rango activo adecuado… solo hemos sentido que a veces se puede ver algo artificial, aunque se solventa en general ajustando ciertos factores.

Su aplicación, además de esto, es sencillísima y cuenta con ciertas funciones de inteligencia artificial. Por poner un ejemplo, reconoce el tipo de fotografía y amolda el procesado de la imagen o bien el HDR; si advierte poca luz sugiere emplear el modo perfecto noche, os anima a mudar el ángulo de los selfies o bien, si el móvil se sostiene quieto a lo largo de múltiples segundos en un trípode o bien soporte, activa el modo perfecto de astro-fotografía.

El Google Pixel 4a es inusualmente pequeño.

En un año en el que los móviles de seis.7 pulgadas y unos dieciseis centímetros de alto comienzan a ser un estándar, este terminal tiene un tamaño al que no estamos habituados.

Esto nos deja utilizarlo con una sola mano de forma muy cómoda. El tacto es agradable cuando lo sostenemos y todas y cada una de las juntas del terminal están bien rematadas.

No obstante, el Pixel 4a se siente como un móvil económico, cuando ni lo es tanto ni su competencia deja esa sensación.

El material empleado es el policarbonato (plástico, a fin de que nos comprendamos), tanto en la parte posterior como en los bordes y los botones. Esto por sí no habría de ser un inconveniente (si bien a esta altura se agradece el cristal).

Los botones están bien rematados y el de encendido tiene un acento blanco. Sin embargo, son inusualmente estruendosos.

El acabado es gomoso, algo que ayuda en el momento de sujetarlo, sin embargo, favorece que sea simple de rasguñarse y, por otra parte, que coja la «grasilla» de los dedos con bastante sencillez, con lo que hay que estar limpiándolo continuamente si no deseamos que esté lleno de brillos.

Por otra parte, si reparamos en la botonera, es bastante escandalosa. Los botones no bailan y se sienten sólidos, ahora bien, el «clic» que emiten al pulsarlos es bastante sonoro. Este semeja un detalle intrascendente, pero no es demasiado agradable que unos botones tan pequeños hagan tanto estruendo.

Choca que el Google Pixel 4a tenga un módulo de cámara cuando dispone de solo un sensor. Sin embargo el movimiento cobra sentido a fin de que la línea de diseño sea afín a la de sus hermanos, los Pixel cuatro

Pixel 4a

Mirándolo por la parte superior hallamos un jack de auriculares, quedando el altavoz y el puerto USB-C reservado para la parte inferior.

Es un acabado básico y simple, pero muy agradable a nivel estético. La parte posterior del terminal tampoco resalta en prácticamente nada, salvo por el módulo de cámara que ha incorporado Google.

Teniendo una sola cámara choca que tenga un módulo, si bien el movimiento se comprende tanto por congruencia de diseño con los Pixel cuatro como por continuar la tendencia actual.

Sin embargo, donde reluce el Pixel 4a es en su parte frontal.

Al fin hallamos un diseño sin marco superior ni notch, puesto que se ha horadado el rincón superior derecha del dispositivo para incluir ahí la cámara. Es un orificio parcialmente pequeño y bastante reservado, del que nos olvidamos en unos pocos minutos tras usar el móvil.

Los marcos podrían estar mejor aprovechados, pero todo está tan redondeado y armonioso que resulta bastante agradable mirar a este Pixel 4a por delante. Conforme GSMarena el aprovechamiento frontal es de solo un ochenta y 3 con tres por ciento; con todo, la sensación es de que está mucho mejor aprovechado.


Review del Pixel 4a en español

en este punto, me gustaría dejarte con una review del terminal en español en formato vídeo para que puedas disfrutar de cómo se ve este pequeño gran dispositivo. Te dejo con la revisión que Carolina Denia, hace desde su clipset-lab, todo un lujo.


Sonido

El sonido es adecuado y está por encima de una una buena parte de sus contrincantes. Sin embargo, le falta un tanto de volumen, tiene pocos graves y distorsiona levemente en los rangos más altos de volumen.

En nuestras pruebas, hemos alcanzado picos de hasta noventa y uno decibelios, como afirmamos, con determinada distorsión en la zona máxima. A pesar de esto, se agradece tener un doble altavoz, puesto que la experiencia es buena.

Aparte de contar con un doble altavoz que emite sonido estéreo, el Pixel 4a de Google tiene jack de auriculares de 3.5mm por si acaso deseamos conectar cualquier clase de auricular por cable. De este modo, el Pixel 4a es compatible con dicho jack 3.5mm, auriculares tipo C o bien inalámbricos, todo sirve para reproducir sonido.

Desempeño

Google ha apostado por el veterano Snapdragon setecientos treinta, una resolución comprometida que apunta a que el Snapdragon 765G va a quedar reservado para el Google Pixel 4a 5G.

Este procesador está fabricado en un proceso de ocho nanómetros y ya ha probado anteriormente marchar bastante bien, si bien queda bajo el 765G aspecto por aspecto.

La traducción tangible acá es que el Google Pixel 4a se comporta realmente bien, pero no resalta en desempeño ni fluidez frente a ciertas opciones alternativas con el setecientos sesenta y cinco.

Los Pixel siempre y en toda circunstancia han destacado por rendir (cuando menos a nivel de fluidez) un paso por delante de su competencia. En un caso así, tenemos un gama media que puede con todo, sin embargo, que no resalta ni para bien ni para mal.

Con algo más de potencia y 90Hz hubiésemos tenido esa «experiencia Pixel» que se merece este chiquitín, en cambio, al haber recortes nos quedamos a medio camino.

Sin embargo, el Pixel 4a puede con todo, ayuda que tenga seis GB de RAM y otro punto a valorar es que la memoria base (y única) es de ciento veintiocho GB.

Software

A nivel de software, como buen Pixel, contamos con una versión bastante limpia de Android diez adaptada por Google. El punto primordial con los Pixel es que muchas de sus funciones son exclusivas y no las podemos hallar en el resto de terminales Android.

Si comenzamos por el escritorio, tenemos un aspecto muy limpio, con el propio (y realmente bonito, a mi parecer) widget glance, que nos enseña el día, mes, temperatura y acontecimientos pendientes, todo en una línea. La barra de busca se ubica bajo el dock, dándole un aspecto bastante limpio.

Si reparamos en la personalización del sistema, podemos configurar de forma profunda los iconos de la barra de estado, colores de acento, forma de los iconos de las aplicaciones, etcétera.

No podía faltar de otra manera el tema obscuro, que nos deja gozar de un negro puro que se disfruta bastante en la pantalla AMOLED de este Pixel 4a.

El sistema de ademanes –calcado al de iOS– marcha bastante bien.

El Asistente de Google está realmente bien integrado en el Pixel cuatro.

No tenemos la opción de apretar los marcos para invocarlo, mas marcha bastante más veloz que en el resto de terminales Android.

Podemos invocarlo con el tradicional «O.K. Google» o deslizar desde las esquinas inferiores para activarlo.

Otra función interesante es la transcripción instantánea de Google, que nos deja transcribir texto desde cualquier sonido. Eso sí, por el momento está solo marchando en inglés.

Relacionado con esto está la opción de subtítulos automáticos, una función muy increíble que hace que aparezcan subtítulos en el teléfono cuando estamos reproduciendo vídeo.

Los Pixel son los móviles que más actualizan en Android, un punto clave en el momento de barajar su adquisición. Sin embargo, lo que más reluce en el software del Google Pixel 4a son los tres años de actualizaciones de sistema operativo, acompañados de actualizaciones mensuales de parches de seguridad.


También puede ser de tu interés:

Google académico: qué es y cómo buscar información científico-académica.

Edmodo, ¿útil para el aprendizaje?

Google classroom: la herramienta educativa para la gestión de tus clases online.


Fotografías del cielo

Este aspecto es verdaderamente muy curioso, por el hecho de que nos deja sacar fotografías del cielo en el que se vean las constelaciones.

Como sabéis, para esto hace falta efectuar una exposición larguísima que, en un caso así, puede ser superior a los tres minutos.

¿Cómo se hace?

La fotografía base se toma a lo largo de dieciséis segundos, que es el tiempo que ha detectado Google que tarda en apreciarse el movimiento en el cielo, y después continua capturando imágenes para progresar la fotografía original.

Algo afín ocurre con los selfies. Nuevamente, exactamente la misma cámara que en el Pixel cuatro (ocho megapíxeles con apertura f/2.0, enfoque fijo, campo de visión de 84º y vídeo Full HD a 30fps) y unas pruebas de las que solo podemos decir cosas positivas.

Como todos y cada uno de los Pixel, como ya hemos avanzado, marcha con una versión muy limpia de Android que deja mucha personalización (colores, formas de los iconos…) y viene con ciertas funciones exclusivas bien interesantes.

Por servirnos de un ejemplo, ofrece transcripción instantánea con la función de Grabadora, que se conecta a Google Docs y que, si bien por el momento solo está libre en inglés, convierte en texto cualquier sonido de manera automática.

Asimismo agrega subtítulos a cualquier vídeo o bien audio que se esté reproduciendo (aun marcha en llamadas de audio y video llamadas) o bien agrega la aplicación Seguridad Personal para percibir notificaciones de urgencia en tiempo real.

Aspectos a mejorar

Si bien el Pixel 4a es un teléfono bastante equilibrado por lo general y muy aconsejable para la mayor parte de usuarios, no todo podía ser perfecto en él.

A mejorar, por servirnos de un ejemplo, su diseño. Estéticamente es bonito y está compensado, sin embargo, nos decepciona el acabado plástico.

El frontal llama la atención, pues sus marcos son muy estrechos y no tiene notch (la cámara Fontal está horadada), y por una pantalla AMOLED de cinco,8 pulgadas con determinación Full HD y ofrece imágenes limpias con colores intensos, mas con un nivel bajo de brillo máximo.

Además de esto, se echan en falta, como también adelantamos más arriba, los noventa Hz de tasa de refresco de otros móviles.

El desempeño, por otra parte, es bueno, si bien sin excesos. Y la autonomía se extiende sin inconvenientes a lo largo de todo el día y se carga en apenas una hora.

En resumen, si quieres un móvil modesto, pero con un buen rendimiento y una cámara de gama alta, el Pixel 4a de Google es ideal para ti.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)