La saturación de información es un problema central en la cultura contemporánea. En efecto, la disponibilidad constantemente actualizada de nuevas fuentes, datos y perspectivas sobre cualquier fenómeno, abre problemas que la época industrial no desarrolló. Denominamos disponibilidad exponencial de información, al hecho de que cada vez haya más fuentes, datos y perspectivas relevantes sobre cualquier tema, problema o hecho. Resumiendo: es un problema de cantidad y de calidad de información. Un problema educativo que no ha sido abordado didácticamente.
En la Red este nuevo problema educativo, se convierte en el primer problema de una navegación inteligente. ¿Qué información debe buscar el alumno? ¿cómo identificar la fuente o perspectiva adecuada? Una educación de la era informacional no puede ignorar un problema que todos en el ámbito personal y profesional tenemos diariamenteLa calidad de una didáctica de la información está, desde nuestra perspectiva, en la capacidad de sistematizar esa búsqueda. Hay muchas didácticas que afirman que hay que buscar información adecuada. Enunciar un problema, no es solucionar un problema: ¿por quéPorque no se construye una habilidad de búsqueda sobre pautas concretas y sistemáticas, son éstas las que van a dar seguridad al alumno en su habilidad de control de la información.
Un alumno debe tener pautas concretas y sistemáticas que utilizar para controlar el flujo informacional, un flujo que se le expone en forma de disponibilidad exponencial de información sobre lo que busca. Solucionar el problema de la búsqueda de información, es el primer objetivo de una navegación inteligenteun alumno que aprende a buscar información es un alumno que controla la información.