«Un cosmos de información se desarrollará, incluyendo contenidos de enseñanza y la existencia de conocimiento que los alumnos autónomos pueden abrir por sí mismos; paso a paso, mediante la descarga de lo que necesiten en su propio disco duro de impresión, y trabajando a través de los textos. En la historia de la enseñanza y el aprendizaje nunca ha habido una situación más favorable de partida para el aprendizaje autónomo y automático

Nicholas Negroponte ǀ MIT

APRENDIZAJE-AUTÓNOMO-COSMOS-Magazine-INED21

Echemos un vistazo más de cerca a este cosmos. Parece que las posibilidades se engloban en el ámbito de tres campos de aprendizaje digital:

  • El aprendizaje en hipertexto.
  • Red de aprendizaje (PLEPLN).
  • Aprendizaje a través de la comunicación virtual.

El aprendizaje autónomo presenta multitud de condiciones deseables. En primer lugar, los estudiantes comienzan a formar parte –de inmediato– de una relación interactiva con todos los tipos de información. Esto aumenta la accesibilidad a los resultados de la investigación científica, así como a los programas de enseñanza académica almacenados en los medios de comunicación.

El entorno de aprendizaje digital permite «abrir» las situaciones de aprendizaje y el aprendizaje basado en las interacciones activas. Aprender así, a través de la investigación y el descubrimiento, constituye un paradigma fundamental para las nuevas maneras de acceso al conocimiento. Por otra parte, las diferentes formas de teleconferencias (herramientas de la web 2.0) permiten la edición de un tipo de discurso que no es sólo académico –algo que se descuida en la educación a distancia tradicional– sino que también da cabida a mensajes de colaboración y de trabajo en grupo.

En el aprendizaje colaborativo, jugar cobra un papel mucho más importante que en la educación a distancia tradicional.

En general, la reestructuración pedagógica necesaria en la educación a distancia es profunda y extensa. Algunos expertos exigen incluso una «re-ingeniería» de la educación a distancia.

Muchos roles de trabajo contemporáneos requieren la resolución de problemas y habilidades de pensamiento crítico para resolver desafíos –nuevos e imprevistos– en el lugar de trabajo. La formación tradicional, que utiliza un enfoque directivo (que resulta útil para el aprendizaje de un procedimiento); pese a todo, carece de medios para favorecer el desarrollo de habilidades de resolución de problemas y la adquisición de competencias reales. Además, algunas habilidades de trabajo:

  • No pueden ser practicadas en absoluto en el trabajo (debido a motivos de seguridad u otras consecuencias adversas de alto riesgo).
  • Se aprenden durante un largo período de tiempo.

Sin embargo, el e-learning provee –a empleados– de situaciones de trabajo altamente realistas que utilizan dispositivos multimedia para resolverlas en cuestión de minutos, en lugar de en días o en semanas. Esto permite la aceleración de la  competencia laboral.

ORGANIZACIONES EDUCATIVAS

ORGANIZACIONES-EDUCATIVAS-Magazine-INED21

Fotograma de la película: Ultimátum a la Tierra

Las organizaciones educativas empiezan a perder su monopolio sobre el aprendizaje. Los aprendientes, los empleados… se atreven ya a organizarse para fluir, para mejorar sus habilidades y su conocimiento. Son conscientes de que más del 90% de lo que necesitan saber en el desempeño de su actividad actual no fue aprendido a la luz de la «educación tradicional». (Learning is the Work.)

Esta es la situación que asusta a las organizaciones de formación, aunque no debería.

El nuevo mundo de aprendizaje se basa en una nueva forma de pensar:

  • Intercambio de información en lugar de escondimiento.
  • Colaboración en lugar de instrucción.
  • Proacción en lugar de reacción.

La tecnología nos permite apoyar los procesos de aprendizaje en las empresas en el ámbito laboral. Hoy en día es más importante que nunca para estar al día.

El aprendizaje permanente  es una parte integral de nuestras vidas. No hace mucho tiempo, las organizaciones de formación no hicieron otra cosa que entregar el contenido de formación. En estos días, una de las tareas más importantes es la de facilitar el aprendizaje en el lugar de trabajo. Probablemente, la mayor diferencia entre los dos modelos es el hecho de que las organizaciones de formación modernas necesitan proporcionar plataformas y opciones (no sólo soluciones); tienen que asegurarse de que los empleados, –aprendientes– sean capaces de interactuar entre sí, de que sean capaces de colaborar y compartir su conocimiento.

El aprendizaje en el lugar de trabajo es fundamentalmente diferente del aprendizaje en el aula. Estamos pasando del «aprendizaje cerrado», al LEARNING AND WORK; de ahí, al SOCIAL LEARNING y llegaremos, sin duda, al LEARNING IS THE WORK.

Conectarse es  cómo realizar la «tarea» actual. Mostrar y contar sólo funciona si se puede poner en práctica. La curva del olvido es acusada cuando no hay práctica.

TRABAJO DE TODOS PARA COMPARTIR LO APRENDIDO

TRABAJO-DE-TODOS-PARA-COMPARTIR-LO-APRENDIDO-Magazine-INED21

Fotograma de la película: Ultimátum a la Tierra

¿Has notado lo fácil que es encontrar «cómo hacer vídeos» y tutoriales de todo tipo en Internet? Eso es porque alguien se ha tomado el tiempo para publicarlos. Todo el mundo, perteneciente a una organización empresarial –o académica–, debería hacerlo, ya sea:

  • Un texto corto.
  • Una foto.
  • Un mensaje.
  • Un artículo.
  • Una presentación con notas.
  • Un vídeo en toda regla.

En definitiva, debemos crear espacio para hablar de las cosas y captar qué se transmite. Obtengamos estas conversaciones «al aire libre» donde se pueda compartir información. Proporcionemos tiempo y espacio para la reflexión y la lectura. Hay más conocimiento fuera de cualquier organización que dentro.

La escuela y la universidad pierden la esencia de toda la vida, ahora el conocimiento está en todas partes y eso es mucho más grande que cuatro paredes.