V

VENCER CON “V” DE VICTORIA

Os quiero hablar de algo que para mí es importante: dar para recibir. Dar para recibir aquello que nos merecemos, aquello que queremos conseguir para vencer: vencer con V de Victoria.

LA BATALLA FINAL 02 INED21

VISITANTES

Y es que dar es sembrar para cosechar. Se trata de dar sin dejar de avanzar, de encajar golpes sin dejar de respirar. Afrontar nuestra propia batalla personal nos lleva a plantearnos una serie de preguntas desde cuya respuesta podamos acometer nuestro periplo.

¿Qué significa dar?

¿Qué podemos dar a los demás?

¿Damos de manera gratuita?

Para mí, dar significa ‘darnos’ a los demás, y eso es una actitud ante la vida, es una manera de transitar porque creemos que cuanto más damos más felices somos. Y, sin duda, ese dar es ‘entregar lo mejor’ que tenemos que somos nosotros mismos. Pero, ¿qué podemos dar a los demás?

El amor que llevamos dentro.

Nuestro talento y conocimiento.

Nuestro tiempo —que es limitado—, con cuidado de no malgastarlo.

Por tanto, sea lo que sea que demos a los demás, lo importante no es solo el amor que pongamos en ello –en aquello que damos–, sino también aquello que puede diferenciar a unas personas de otras: a un amigo de un conocido; a un vecino de un extraño; a un compañero de un Visitante.

LA BATALLA FINAL 03 INED21

RESISTENCIA

No olvidéis que todos somos un regalo para el mundo, un regalo para los demás y podemos dar la luz que llevamos dentro. Nuestra misión es vencer a esa resistencia que nos impide “iluminar” a los demás; para que nuestra vida sea una auténtica obra de arte y, así, poder brillar y hacer brillar a nuestros compañeros de viajeY es en ese momento cuando damos lo mejor que tenemos para ayudar a otros, también nos ayudamos a nosotros mismos a vivir y a crecer.

Por tanto, cuando vencemos nuestra resistencia a dar, aportamos valor nos sentimos válidos para los demás y eso nos hace felices. En la vida tenemos que encontrar nuestro talento y ponerlo al servicio de los demás, porque ese regalo ya nos fue dado primero a nosotros, antes incluso de poner nuestros pies en la tierra.

¿Qué podemos dar?

Una sonrisa, una palabra amable de ánimo,  los buenos días… Damos cuando nos movemos e inspiramos a otros para caminar, para que también ellos puedan Vencer su resistencia; y es que, cuando damos, estamos sembrando y solamente si sembramos podremos cosechar.

Ergo, dar es sembrar para cosechar. De esta manera, Vencer esa resistencia que nos encorseta supone sembrar alegría para cosechar felicidad, sembrar amor, paz e ilusión para cambiar el mundo.

LA BATALLA FINAL 05 INED21

THE FINAL BATTLE

Dar cuando aprendemos y nos esforzamos para impulsar a otros, y cosechar, porque “nuestra planta” necesita raíces y tierra buena. Así podremos encarar nuestra batalla final.

Dicen que quien siembra vientos recoge tempestades; por tanto, se trata de cambiar la frase por: quien siembra amor cosecha felicidad. Quien siembra profesionalidad cosecha respeto. Quien siembra rigor cosecha admiración.

Si vis pacem, para bellum

Conocimiento, talento, formación y educación. Trabajar en equipo. Si queremos caminar hacia la felicidad y tener buenos resultados en la vida, tenemos que dar, tenemos que sembrar semillas cargadas de lo mejor que tenemos, de lo mejor que somos y esparcirlas por un mundo inciertoSolo así obtendremos una abundante cosecha.

Compartir
POST ANTERIOREVALUACIÓN EDUCATIVA, ONLINE Y PRESENCIAL
SIGUIENTE POSTLENGUAJE CORPORAL EN EL AULA
Emprendedor. Fundador y CEO de Solunova (http://www.solunova.net). Experto en innovación y desarrollo de talento. Educación emprendedora. Me apasiona crear y poner en marcha programas y soluciones para innovar y transformar la vida de las personas desde el corazón, especialmente con proyectos educativos para impulsar y activar el talento de las personas.Apuesto por una nueva educación más humanista y con valores, que despierte, desarrolle y entrene las habilidades y competencias emprendedoras de nuestros alumnos y profesores.