Slime, no creerás todos sus usos en educación

/

Si tienes hijos pequeños, «slime», el nombre de uno de los entretenimientos de tendencia ¡¡¡no te sonará a chino!!! Es una masa viscosa que se estira, se encoge y se queda pegada, que les chifla a los pequeños. Es muy semejante al blandiblú, si bien, la diferencia primordial es que el slime –o «moco de gorila», como algunos le dicen–, se puede hacer en casa.

slime

Qué es slime

Gomoso, pegajoso, súper-divertido, el slime es un material que se hace mezclando diferentes productos y el resultado final es una masa elástica con la que los niños pueden jugar y experimentar. Manipular slime no sólo es divertido, sino que desarrolla diversas habilidades, como la psico-motricidad y la estimulación los sentidos.

Por ess, ¡descubre de qué forma hacerlo casero! A continuación, se presentan algunas ideas para fabricar este material y algunas de sus posibilidades.

Hacer slime casero

Hay muchas técnicas posibles a la hora de hacer slime. Para hacerlas, necesitas algunos materiales que te ayuden a conseguir la consistencia elástica que caracteriza a este tipo de masa.

  1. En primer lugar, hay que mezclar 100-120 gramos de cola blanca y una cucharadita de levadura en polvo.
  2. A continuación, hay que añadir el colorante alimentario elegido, que será el responsable de la coloración; y, luego, un chorrito de solución para lentes de contacto (sí, la «lentillas» que muchas personas tienen en sus casas).
  3. Una vez añadidos todos los ingredientes, hay que mezclarlos –poco a poco– hasta que se forme la mezcla y se pueda sacar del recipiente en el que se ha hecho.

Para los que quieran llevar la elaboración de slime un paso más allá, existen diversos juegos y kits que permiten personalizar al máximo este material.

Si a tus hijos les encantan los unicornios, existe un kit especial sobre este tema con purpurina, cuentas y diversos accesorios con los que dar vida al moco primigenio.


Vídeo-tutorial: cómo hacer slime

Dos chicas muy jovencitas nos explican –de manera muy sencilla y amena– cómo preparar nuestro slime casero en el siguiente vídeo: fácil, sin complicaciones y con unos ingredientes muy, muy fáciles de conseguir.


Las posibilidades que nos brinda slime

Una vez que el slime está listo, los niños (y los mayores -te confieso que yo, particularmente, me lo paso pipa) pueden jugar con él. Por su aspecto viscoso y su elasticidad, es un material muy maleable.

Los niños pueden estirarlo al máximo, formar una bola, aplastarlo, darle diferentes formas…

Otra forma de utilizar este producto es la de emplearlo a la hora de realizar diferentes juegos en los que se puede utilizar. Algunos ejemplos son:

Canasta de mocos

Los niños convierten el juguete en una o varias bolas y tienen que intentar meterlas en una cesta. Esto se puede simular con objetos como un cubo, una cesta o incluso una cesta hecha por ellos mismos.

Lanzamiento de mocos

Otro juego es el lanzamiento de mocos (mejor si es verde). La dinámica es muy sencilla: varios jugadores tienen que pasarse, entre ellos, el slime a una determinada distancia, que puede ir variando para aumentar su complejidad intentando que nunca caiga al suelo.

Esculturas de mocos

Esta idea es una buena forma de fomentar la creatividad y la imaginación de los niños.

Requiere varios participantes, cada uno de los cuales trabaja con un trozo de slime para convertirlo en un objeto o animal de su elección.

Cuando hayan terminado, los demás jugadores deben intentar adivinar qué representa la nueva creación.

slime

Slime y la seguridad de los niños

Todos sabemos que cuando algo se pone de moda, se extiende rápidamente, pero cuando esta moda implica a los niños, la velocidad con la que se extiende es alarmante.

En este caso, el slime del que venimos hablando desde el principio de este post hace furor entre los niños pequeños.

Pero no todos los compuestos son iguales. Hasta aquí hemos visto recetas caseras seguras, pero ¿son seguros todos los tipos de slime que podemos encontrar en el mercado?, ¿Es el slime seguro para nuestros hijos?

Por desgracia, lo que podría ser un divertido juguete casero para muchos niños se ha convertido en un peligro y un motivo de preocupación para muchas familias.

Rebekha de Stepahno, una madre de Manchester, fue la primera en concienciar sobre los peligros de este juguete play-doh a través de las redes, después de que su hija sufriera graves quemaduras de segundo y tercer grado en las manos que, finalmente, requirieron ¡¡¡cirugía plástica!!!

Como muchos otros niños de su edad, la niña pidió a su madre que comprara los ingredientes para hacer «pasta de moco».

Sin embargo, después de comprar todo lo necesario, incluido el bórax o borato de sodio, y de empezar a hacer el slime, las manos de la niña empezaron a hervir y a formarse ampollas.

Efectivamente, no hicieron la recetas seguras que vimos más arriba en este mismo post.

La madre, preocupada, compartió esta pesadilla en las redes sociales para advertir a los padres sobre los peligros del preparado casero.

Y es que el borato de sodio es un elemento altamente peligroso.


También puede ser de tu interés:

DUOLINGO, ¿es “la app” para aprender idiomas?


Borato de sodio

En las redes sociales hay unos dos millones de publicaciones en las que los niños compiten por hacer el mejor slime.

El problema, según la madre, es que los tutoriales de YouTube que explican cómo hacer este slime con bórax no mencionan los peligros que supone este ingrediente abrasivo y alergénico.

El bórax es un ingrediente destacado en muchos vídeos instructivos sobre cómo hacer slime:

  • Causa irritación en la piel y los ojos.
  • Puede provocar problemas de fertilidad.
  • Y su ingesta accidental puede causar problemas renales, respiratorios y hepáticos.
  • E, incluso, puede ser mortal.

Pero lo peor de todo es que el slime no debe tomarse en grandes cantidades; una sola cucharadita es suficiente para comprometer la salud de un niño pequeño.

Qué dicen los expertos

Los colegios y los expertos en salud están lanzando advertencias para evitar que niños y jóvenes acaben en el hospital por culpa del bórax.

La Agencia Europea de Sustancias y Preparados Químicos ha clasificado el bórax como «tóxico para la reproducción» y ha advertido en una anuncio del peligro que «esta sustancia puede dañar la fertilidad o al feto y causar una grave irritación ocular».

Según los expertos, la advertencia de la UE significa que cualquier mujer expuesta a altas concentraciones de bórax puede dar a luz, posteriormente, a niños con genes defectuosos.

slime con pasta de dientes

Hacer «mocos» sin peligro

Sin embargo, hay otras formas más seguras y menos peligrosas de hacer «pasta de mocos». No es necesario utilizar bórax, aunque este ingrediente hace que la masa sea más elástica y fácil de hacer.

Para evitar problemas y riesgos innecesarios, simplemente es necesario hacer lo que hemos visto en el vídeo-tutorial sobre cómo hacer slime, y que podemos resumir como sigue:

  • Sustituir el bórax por jabón líquido de manos y un poco de pegamento transparente; y, si quieres, añadir purpurina o pequeñas estrellas de colores.
  • Utilizar colorante alimentario.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)