Rescatando a la educación: la escuela no puede reproducir la pobreza

/

La educación ¿puede cambiar al mundo? La profesión docente es un trabajo «fácil», por lo tanto, ¿se paga como una actividad «fácil», de baja remuneración? La educación y su calidad ¿acaso no se ponen al servicio de los países y sus sociedades? O ¿permaneceremos, crisis tras crisis, rescatando a la educación?

Está claro que nuestro sistema educativo ha sido claramente afectado por la Covid-19.

  • Muchos países en el mundo han cerrado las puertas de la educación en el primer año.
  • Y otros han encontrado en la educación en línea una «salvación» para no detenerla –estos son los menos–.

«Este tiene que ser el año de la educación».

Estas palabras ¿resuenan en cada político?, ¿de cada país? Ellos sostienen todo lo que nos postergó la pandemia. Tenemos que recuperarlo este año, pero, señores, la crisis educativa no se inició en la pandemia, ¡¡¡es un arrastre de años!!! Máxime, en buena parte de los países de Hispanoamérica y, como corolario, también en Argentina.

rescatando a la educacion

Rescatando a la Educación ¿tras la COVID-19?

En el plano de la política educativa, cuando a los docentes nos dicen que la educación debe ser «creativa», que debemos ser creativos, pienso en que la escuela de hoy –por momentos– se ha convertido en un entretenimiento, por ejemplo:

El docente –la docente–, debe dejar que los chicos organicen:

  • Sus fiestas.
  • Sus viajes.
  • Su centro de estudiantes.

Que sí, que esto está bien, pero no sin antes aportar un valor educativo de contenido, experiencial, de gestión, de finanzas personales, de ciencias y humanidades, etc, etc.

Por momentos, al profesor, en lugar del desempeño de una labor docente, se le exige el desempeño del rol de actor, un actor mal pagado que debe entretener –sin apenas formarles (y esto es lo más grave)– a los chicos, y que no enseña con rigor: no se cumple el fin de una educación escolar, esto es algo grave, muy grave.

Me resulta detestable, por momentos, escuchar a «especialistas en educación» decirnos a los docentes:

  • Cómo debemos armar propuestas innovadoras, reales, empáticas (palabra súper-devaluada).
  • Pero jamás nos dan un ejemplo concreto que han utilizado en el aula (lugar que casi nunca estuvieron).
  • Además, no dan propuesta desde la realidad del aula; por lo tanto, no dan una asesoría real –y plausible–; con contenidos, materiales y recursos educativos que sí estén en esas aulas; con consignas, con resultados evaluables de esos aprendizajes que persiguen sus propuestas.

También puede ser de tu interés:

Edixgal, la apuesta gallega por la tecnología en educación.


«Todo utópico, parecen Narnia»

Las escuelas argentinas y de muchos países de Hispanoamérica –que piensan ellos que están en Noruega, Suiza, Corea del Sur, Japón (con sus respectivos sistemas educativos, riqueza, economías, sociedades, etc.)– no son las de otros países que se podrían tomar como referencia en el ámbito educativo.

De hecho, en un país como Argentina NO nos asomamos a esas realidades: ni ecónomicas, ni sociales, ni educaticas; y, claro está, en muchos países de América latina, tampoco. No somos Canadá, somos Argentina.

La percepción de que la escuela está en crisis es generalizada y llama a preguntarse:

¿Qué lugar ocupamos los docentes en este marco? Ser docente es un compromiso, que asumimos con nosotros mismos y cara a los demás.

La educación, un desafío colectivo

El sistema educativo juega un rol crucial en los nuevos retos a los que nos enfrentamos como comunidad. Es siempre un desafío colectivo en el que participan:

  • Gobiernos.
  • Ciudadanía.
  • Instituciones públicas y privadas.
  • Y todos los actores de la educación.

Sería bueno recordar, que ya Fichte 1762-1814 prefirió evitar las revoluciones violentas y abogó por las transformaciones sociales progresivas, su sistema de filosofía desembocó en una educación para la libertad, cuyo objetivo era formar ciudadanos responsables, libres y creativos, comprometidos con la verdad dentro de una política de estado educativa.

La complejidad y dificultad de su pensamiento no deben constituirse en un obstáculo insalvable para la interpretación y difusión de sus ideas, valiosas para nuestros días.

¿Qué medidas proponen aquellos que aspiran a dirigir un país para superar la crisis educativa? Porque la cuestión de la educación siempre esconde un trasfondo político.

rescatando a la educacion

La sociedad forma a sus miembros con el fin de perdurar y reproducirse a sí misma. Articula los medios para alcanzar sus propios fines. Estos fines –por supuesto– no son los generales, sino los de los grupos dominantes. Nunca la Democracia es absoluta, ni en época de Clistenes, ni hoy día.

En este sentido, la calidad de la educación no debe recaer únicamente en variables de estudio como la calidad de la comida que se recibe en los comedores de las escuelas. Si bien es cierto que, hasta el momento, es el sistema más eficiente, a pesar de sus limitaciones, para ofrecer este beneficio de comer, dar útiles, desayuno, etc.

El asistencialismo es una particularidad que establece una relación de dependencia que:

  • Atenta contra la dignidad individual.
  • Encadena a los alumnos a las escuelas.

Por lo tanto, debemos renunciar a buscar seres que lean y escriban pero a los que se les limite la capacidad de pensar por sí mismos y sepan, como dice el dicho, «pescar» –en lugar de poner la mano para recibir un pescado–.

Si un alumno va a la escuela solamente a comer, como actividad central; y esa es la única vinculación que tiene con la escuela, ya le estamos negando un futuro libre, lo estamos condenamos.

Porque no lo estamos asistiendo; sino que lo estamos «condenando» a que no tenga una educación plena, puesto que estamos malgastando horas de clase.

Es por esto que es necesario repensar la distribución de los conocimientos actuales, cómo está planteada en nuestro país y, que seamos conscientes de que, si esto no se da, seguirá dilatándose el acuciante problema de la exclusión social.

rescatando a la educacion

La escuela es lo que permite a los más vulnerables avanzar socialmente.

La escuela NO puede reproducir la pobreza.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 6 Promedio: 4.8)