Recurso educativo: La tecnología de transmisión en vivo

/

En diciembre, se cumplirán dos años desde que el mundo vio aparecer a una de las pandemias más radicales de los últimos tiempos, la COVID-19, también conocida como la enfermedad del coronavirus.

transmisión en vivo

Aunque al inicio de la pandemia, se consideraba a este virus como indefenso con un porcentaje de mortalidad muy baja, poco a poco esta percepción cambiaría al darle un vuelco por completo a nuestro estilo de vida. Tiendas, sitios de entretenimiento, escuelas e institutos completamente cerrados a causa de esta enfermedad de rápido contagio.

Nuestra vida cambió y con ella la forma en la que nos divertimos, nos comunicamos, y también nos educamos. En el ámbito de la educación, surgió un nuevo desafío, el poder brindar aprendizaje a distancia, desde el aula virtual. Esta nueva realidad complicó la vida de millones de estudiantes, sobre todo aquellos que viven en país subdesarrollados donde la calidad de las telecomunicaciones es paupérrima.

Pero al mismo tiempo en el que las complicaciones aparecían, nuevas herramientas didácticas entraban en el juego y permitían lograr el objetivo educativo: compartir conocimiento. Entre esas nuevas herramientas se encuentran la tecnología de transmisión en vivo. Aquella que permite enviar tu audio y tu video desde un punto a otro, siempre y cuando exista una buena conexión a Internet.

La tecnología de transmisión en vivo y su historia

transmisión en vivo

Si has estado en una videollamada de Zoom seguramente ya conoces la transmisión en vivo. Se trata de una tecnología que permite enviar data de un usuario a otro. Esta data llega al receptor en forma audiovisual en tiempo real, lo que permite la interacción entre usuarios.

Esta tecnología no es nueva, para aquellos que hayan vivido el BOOM del MSN en los 90 – 2000, las videollamadas estaban en sus humildes comienzos, con todos los problemas que representaban las conexiones por ADSL, las cámaras web de baja resolución y los micrófonos que parecían competir por cuál sonaba peor.

Luego, en el 2007, aparecieron plataformas de transmisión en vivo que permitía a los usuarios subir su contenido de forma pública. Algunas de las más famosas eran Ustream, Justin.TV (reconocida ahora como Twitch) y Livestream.

¿Querías mostrarle un partido de fútbol a los amigos? Transmisión ¿Necesitabas expresar tus sentimientos? Transmisión en vivo ¿Noticias? Transmisión. Incluso espacios de entretenimiento, como el Casino 888, contaban con su sección en vivo que usaba tecnología de transmisión en vivo.

Ese mismo 2007 entró al mercado un software que sustituiría al antiguo MSN, Skype llegaba con fuerza y permitía la comunicación entre distintos usuarios, sin importar su región, de forma rápida y con una interfaz mucho más pulida.

Un temeroso competidor para Skype llegó al mercado en el 2012. Era perfecto para largas meetings empresariales. Pero fue con la pandemia, especialmente en el 2020, cuando Zoom adquirió un valor importante.

Con las clases a distancia se necesitaba un software capaz de soportar un salón entero de estudiantes y Zoom hacía exactamente eso ocupando menos recursos y velocidad que el mismo Skype. Fue allí cuando se vio la importancia de la transmisión en vivo en la educación y ahora es una de las herramientas claves de la educación en muchos niveles.

La transmisión en vivo permitió compartir documentos, interactuar en clase, compartir pantalla, hablar con tus compañeros así como también desarrollar ideas en un ambiente diferente, pero al que se le puede sacar gran provecho.

La educación, a pesar de no ser la misma, sigue encontrando, gracias a la tecnología el camino para mantenerse como pieza fundamental de la sociedad.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)