Uno de los conceptos que en nuestro trabajo e investigación de aula, más nos definen como realismo educativo, es el de pauta didáctica. La terminología en la literatura pedagógica muchas veces tiene un incoveniente que queremos señalar: una indefinición genérica que provoca una inercia de debates y dinámica académica que resumimos en una palabra: bizantinismo.

Realismo educativo significa volver a refrescar el significado y uso de los conceptos centrales de la tarea de enseñanza-aprendizaje. Una anécdota que resume lo dicho: en un taller de didáctica en un instituto público en España, antes de empezar a explicar cómo ibamos a organizarnos, preguntamos lo que se entendía por varios conceptos de nuestro trabajo diario: pauta didáctica en una mayoría del profesorado que asistía, significaba aquello que queremos conseguir con nuestra didáctica. Confusión: objetivo y pauta eran sinónimos.

Necesitaríamos otro análisis para identificar las causas de esta confusión y desconcierto didáctico. Solo señalar lo siguiente: no es casual. La modernización y actualización metodológica, empieza por tener un lenguaje común, fundamentado en su significado y uso. Ningún lenguaje es inocente, y esa imprecisión denota un defecto más importante: la falta de concreción de mucho trabajo de aula. Ese es, desde nuestro punto de vista en INED21, al final el criterio de cualquier didáctica o posición metodológica: su flexibilidad y eficacia para resolver los problemas de la tarea de enseñanza-aprendizaje.

Pauta didáctica es una estrategia concreta para resolver un problema educativo. Un ejemplo:si queremos enseñar a comentar un texto de filosofía en un grupo de alumnos, tenemos que organizar adecuadamente un conjunto de pautas para resolver ese problema. En nuestro trabajo e investigación de aula así lo disponemos: los resultados son inmediatos, a partir de esas pautas hay un dominio que tiene como consecuencia un alumno seguro de su autoeficacia. Lo hace e interioriza que puede hacerlo cada vez mejor. Nosotros señalamos este efecto, como el efecto de lo concreto. Otro día hablaremos de este fenómeno diario. El realismo didáctico de INED21 se resume en esta afirmación como línea de investigación: todo problema educativo puede resolverse en la concreción de una serie de pautas didácticas. O dicho filosóficamente: el poder de lo concreto.