INED21 en su informe “Desde la igualdad a la excelencia” propuso en su modelo de selección DIR (Docente Interno Residente) diez competencias que estamos desarrollando. Hoy nos fijaremos en la competencia metodológica: ¿qué formación metodológica debe saber dominar un profesor actualmente?

Desde el realismo educativo que define INED21, defendemos el programa: “Equilibrio metodológico” para sustanciar la competencia metodológica. ¿En qué consiste? En una síntesis de las estrategias de transmisión directa, constructivistas y horizontales (TIC ), que capaciten a cualquier docente en su trabajo diario, el tratamiento del aula compleja, propia de nuestra época.

Nuestro concepto aula compleja se significa diariamente: diferentes alumnos y  niveles competenciales, problemáticas y dinámicas distintas de grupos, todo ello desemboca en nuestra propuesta. Un profesor actual debe dominar las diferentes estrategias educativas, desde un equilibrio formativo, para dar solución a esa complejidad actual, que seguirá creciendo.

Aclaremos con ciertos ejemplos: en el trabajo de aula, sigue siendo necesaria el orden y la claridad expositiva  de un concepto o teoría en cierta secuencia del currículo; siguen siendo necesarias las estrategias constructivistas de aprendizaje por descubrimiento y resolución, en otras fases del desarrollo curricular; la construcción de la Red en un espacio educativo, está desencadenando toda una nueva serie de aprendizajes y metodologías horizontales, que deben integrarse progresivamente en el aula: la tecnología no educa, eduquemos la tecnología.

Esta necesidad no quiere decir que solo una de ellas sea la verdad metodológica de cualquier situación educativa: cada profesor debe saber dominar y solucionar metodológicamente cada situación educativa. Desde INED21 proponemos una síntesis que capacite y dé seguridad metodológica al difícil y complejo trabajo de aula. Frente al reduccionismo de cualquier corriente pedagógica, proponemos una pedagogía realista y abierta metodológicamente: cada alumno y cada grupo nos lleva a esta afirmación. Equilibrio metodológico: realismo educativo.