Que el ser humano es un ser comunicativo, es una afirmación obvia. Pero adentrarse en la trama comunicativa desde nuestro lenguaje corporal, el cómo y el porqué del mismo, son temas que la psicología, la sociología, la lingüística, o la antropología han profundizado desde varias perspectivas. Nuestros colegios e institutos siguen siendo una muestra de la necesidad de un aprendizaje emocional que comprenda esa dimensión no verbal de nuestra condición humana. Frente a currículos saturados, frente a metodologías inmovilistas y anacrónicas, se abre una asignatura pendiente: la competencia emocional y social que condiciona nuestra vida desde tantas direcciones. Perdonen por la reincidencia en este rincón tantas veces: H. Gardner, Salovey/Mayer, o D. Goleman, deberían ser referencias interiorizadas en la formación actualizada de un docente del s. XXI. No hablo de erudición, sino de realismo operativo en nuestro trabajo de aula. Ojalá me equivoque, pero hay un largo camino por recorrer aún.

En este interesante vídeo TED, Amy Cuddy, psicóloga social estadounidense en la Harvard Business School, analiza la importancia del lenguaje corporal, y cómo se entrelaza con nuestra identidad. Nos explicará los resultados de dos experimentos sobre la comunicación no verbal, y las conclusiones que se pueden deducir de ellos. Decir identidad es asumir la influencia de la concepción de los demás, y de la nuestra a través de ese lenguaje inmediato y complejo que no necesita verbalizarse. Descubriremos varios aspectos: la importancia de nuestro lenguaje corporal en la dinámica social del poder y la persuasión, la evolución de las hormonas de la testosterona (dominación) y el cortisol (estrés) respecto a ese cuerpo significativo siempre, la diferencia sexual en ciertas tendencias de comunicación no verbal, el fenómeno de “pararse sobre arena movediza” en palabras de la psicóloga Marianne LaFrance y, finalmente, cómo hay una bidireccionalidad entre el cuerpo y la mente que se puede entrenar y perfeccionar. Esclarecedor, sin duda, para muchas situaciones profesionales y, en general, para nuestra vida. No les he dicho todo, porque hay una historia personal detrás de esta charla de Amy Cuddy. Escúchenla, es emocionante por muchos motivos. Disfruten del vídeo TED de Ammy Cuddy y, sí, relájense…