En un post previo, realizaba una recomendación sobre el documental  «La Fuerza de Babel», en el que se abordan las ventajas de la educación multilingüe y su desarrollo en entornos multiculturales.

Hoy, me permito recomendar con entusiasmo la lectura de Multilingües desde la cuna: educar a los hijos en varios idiomas; que constituye, desde mi punto de vista, una referencia fundamental para aquellos padres que se planteen iniciar –o hayan iniciado– una estrategia de educación multilingüe con sus hijos.

La investigación que lleva a cabo Anna Solé Mena se centra en el estudio de doce familias; las cuales han desarrollado diferentes tácticas a la hora de poner en práctica un tipo de formación que permitiera a sus hijos aprender varios idiomas; bien de manera simultánea, bien de manera consecutiva.

Una de las estrategias que parece cosechar mejores resultados es la denominada OPOL (siglas en inglés de ‘One Person, One Language’); que, grosso modo, consiste en que cada uno de los padres –o madres– se dirija a sus hijos en una lengua determinada. Sin embargo, la autora nos previene –en el apartado de «Conclusiones»–, de que el éxito de esta estrategia, en buena parte de los casos estudiados, depende de la consistencia con la que la familia la haya seguido; y aún más, ésta parece cobrar mayor relevancia en los tres primeros años de vida del niño.

He de decir que, como futuro padre de familia –mi lengua materna es el español y la de mi mujer, el búlgaro–, he devorado las páginas de este libro con avidez; y he reflexionado sobre diferentes cuestiones que ni siquiera se me habrían «pasado por la cabeza».

Por todo lo anterior, no me resta más que decir que adquieran y lean Multilingües desde la cuna, un manual indispensable para la educación multilingüe del siglo 21.