REFLEXIONES PREVIAS

¿Qué es la Educación Permanente?

Pienso que está todavía por definir. Se habla mucho de ello, pero todavía no hemos acertado con el significado real que tiene. Mientras trabajé en la determinación de las competencias que corresponden a este departamento en un centro educativo, me lo planteé detenidamente y llegué a una conclusión:

En esencia, es estudiar las condiciones existentes en cada ámbito educativo e idear la manera de mejorarlas, tanto desde el punto de vista de quien enseña como de quien aprende, lo cual conlleva considerar los múltiples factores que intervienen (edad, contexto, propósitos…).

La formación de adultos es un reto mayor que la educación no universitaria por la dificultad extra que comporta: cuanto más avanzada es nuestra edad, más fijada tenemos nuestra forma de pensar; y, por tanto, más reacios somos a que «abran nuestra mente» hacia nuevos puntos de vista; cosa que, para una profesora empecinada –como yo–, supone en mayor medida un reto que un obstáculo.

Sobre la administración pública y funcionariado

Tantas vueltas que le han dado al MIR para el acceso a la función docente, ¿no sería más sencillo buscar a especialistas en detectar el talento (y ausencia de) para educar? Hemos entrado en un círculo vicioso de exigencia de másteres, doctorados y demás, que no lleva a ninguna parte.

Cuando una persona vale para un puesto determinado, hay maneras de detectarlo mucho más efectivas que vaciarle el bolsillo y quitarle las ganas en el camino. Soy partidaria de que la condición de funcionario sea revisable según se cumplan o no los objetivos.

Actualmente, es como un derecho que tienes de por vida porque como te costó tanto entrar… y no creo que deba ser así.

Sería más productivo que no fuera

tan difícil ni entrar, ni salir

Así se promovería la cultura de esfuerzo y auto mejora dentro de las organizaciones públicas. No defiendo la inestabilidad laboral que se da en el sector privado, pero la relajación que hay en la empresa pública es también un extremo.

La Educación Superior es también ‘educación’, no sé por qué se excluye de las competencias de cada Consejería de Educación. Algo está fallando cuando tantas personas, después de obtener una o varias titulaciones académicas, con mucho esfuerzo económico de sus familias, no encuentran trabajo. Si se ponen los medios en crear una buena base en la educación obligatoria y en la etapa universitaria no se cuida que la empleabilidad esté asegurada, es una inversión perdida.

El éxito o fracaso escolar

es responsabilidad del profesorado

Es intrínseco a la docencia encontrar la manera de captar la atención del alumnado y hacer que aprendan. Nos disculpa, en cierta medida, la poca ayuda que a veces tenemos de la administración. Por ejemplo, dándonos poca libertad de actuación, lo cual es un error fatal porque implica que no confían en nuestras capacidades docentes. Entonces, que no nos contraten.

Brecha entre empresas tecnológicas e instituciones educativas. Por los años que llevo escuchando al personal docente, percibo que una de las principales quejas es la falta de adecuación del sistema educativo al contexto social real. Si se exigen las infraestructuras y no se demanda el personal técnico y la formación en centro, no sirve de nada. Es necesaria mayor influencia del sector privado en la educación pública.

Propósitos e intereses del desarrollo de software

Las grandes tecnológicas no se suelen implicar con la educación en la medida que debieran. Supongo que es porque en el mundo empresarial prima el dinero, o lo que es lo mismo, falta responsabilidad social.

Como soy optimista, prefiero pensar que es torpeza y no mala intención. Quizá si se feminizara un poco la dirección, debido a que las mujeres somos más proclives a la cultura del cuidado, sería positivo.

No es un tema de poca importancia, ya que la salud mental de la juventud depende –cada día más– de las decisiones que se toman en este sector. Y, aunque es obvio, a veces, no se tiene en consideración que la juventud actual será la sociedad futura. Desde el punto de vista de la sostenibilidad, convendría sentar una buena base. La Unión Europea, en sus propósitos para 2020, puso el foco en los siguientes aspectos:

Abandono escolar temprano.

Competencias básicas.

Escolarización infantil.

Aprendizaje a lo largo de toda la vida.

Considero que hay dos factores determinantes para mejorar estos puntos: cambiar la mentalidad actual de los adolescentes y mejorar la formación del profesoradoCon el surgimiento de Internet como pieza fundamental de nuestra socialización, sucede a escala mundial que se encuentra dificultad en la diferenciación entre estos conceptos:

Educación formal.

Educación no formal.

Educación informal.

Educación presencial.

Educación no presencial.

No se encuentra una forma acertada y más o menos estandarizada de regular la situación de modo que se valore y evalúe justamente el aprendizaje que se da fuera de las aulas a través de los dispositivos móviles. Lo que es seguro es que cada día más, tanto jóvenes como adultos, utilizamos nuestro móvil para aprender desde cualquier lugar y en cualquier momento y, en muchos casos, la formación que adquirimos de manera no formal supera a la que recibimos de forma tradicional o presencial.

En algunos países se está implementando el blended learning (‘aprendizaje semipresencial’). Los informes internacionales aconsejan que a medio plazo se haga efectivo el objetivo conocido como bring your own device (‘trae tu propio dispositivo’). En España, no estamos haciendo nada al respecto. Nos limitamos a ver lo que hacen otros y comentarlo, lo cual me resulta bastante preocupante.

Se está extendiendo la costumbre de que las generaciones mayores no confíen en sus jóvenes. En demasiadas ocasiones, no se les da la opción de que empiecen a adquirir experiencia en las empresas.

Se hace la generalización «aprendiz» igual a ‘inútil’ y considero que es un gran obstáculo para pensar en un plan de mejora de profesionalización y empleabilidad a medio-largo plazo.

Este tipo de pensamiento se asientan en unas miras a corto plazo. De forma análoga, las nuevas generaciones no respetan ni escuchan lo suficiente la voz de la experiencia, que también es un error.

Así, para terminar este primer post, podemos diferenciar entre enfoque constructivista y educación tradicional:

En lugar de estudiar la teoría y después ver ejemplos, se plantean casos / retos / problemas y los alumnos buscan la teoría necesaria para resolverlos.

Aprendizaje activo, basado en la investigación y no tanto en la escucha pasiva. Adecuar la educación a los tiempos que vivimos pasa por fomentar una cultura de investigación y aprendizaje auto dirigido.

Continuaremos la próxima semana.

Compartir
POST ANTERIOR¿SON NUESTRAS NECESIDADES LAS QUE NOS LIMITAN LA CURIOSIDAD?
SIGUIENTE POSTRESEÑAS DE LIBROS PARA EL MUNDO EDUCATIVO-50
Teniente General de la Guardia Civil, Ingeniera de Telecomunicación y Docente. Colaboro con personal docente y sanitario. Me preocupa la infoxicación a la que estamos sometidos, la falta de criterio y el alto riesgo de adicción a los dispositivos móviles al que se enfrentan las nuevas generaciones. Me interesa la innovación educativa y la inclusión de la tecnología y la informática, para aprender, para educar, para enseñar a aprender tanto de forma autónoma como guiada, según la etapa educativa, aunque cada día me gusta más hablar de internivelaridad.