HOMO LEGENS, HOMO VIDENS

En el empeño de que mis alumnos se convenzan de que el latín y el griego son solamente lenguas clásicas y en absoluto están muertas, quise recordarles que, por medio del uso publicitario que se hace de ellas, están más cerca de ellos de lo que  pueden imaginar siendo utilizadas por marcas comerciales.

Continuamente nos vemos bombardeados por anuncios desde vallas publicitarias, prensa escrita, radio, televisión, redes sociales…

El hombre no es solo un animal que ve, es un animal que mira, que reposa sus ojos en las imágenes. Y en esta era de la imagen se realiza plenamente no solo como homo legens sino también como homo videns.

La imagen desplaza a la palabra,

lo visual al discurso

Son mensajes persuasivos que intentan convencernos, de infinitas maneras, para que nos fijemos en un producto, lo elijamos y, por supuesto, lo compremos: un gran reto si tenemos en cuenta que los potenciales consumidores están saturados de ese tipo de mensajes.

LAS LENGUAS CLÁSICAS Y LA PUBLICIDAD

Aunque ya descubrimos  los primeros reclamos publicitarios en la cultura clásica con el axon griego que era un bloque cúbico de piedra o madera  sobre el que se inscribían los comunicados de los gobernantes y los programmata romanos que eran los testimonios que nos han permitido reconstruir el funcionamiento de las elecciones en una ciudad romana, es  ahora, en este momento cuando nos encontramos el mejor vehículo para reflejar la atemporalidad, y la universalidad con el uso de las lenguas clásicas, que perviven después de más de dos mil años de antigüedad, y cuyo conocimiento nos proporciona todos los mecanismos imprescindibles para entender nuestro léxico actual y su etimología.

Primeramente, nos detendremos en uno de los sectores más productivos del mercado, las marcas deportivas de las que vamos a destacar Nike que, con  alusión a la diosa Victoria en la cultura clásica griega, que se representa alada, se desprenden una serie de virtudes como velocidad y libertad, características propias de las sensaciones  que nos ofrece cualquier actividad deportiva.

Asics, marca  de ropa deportiva japonesa cuyas siglas corresponden a los términos  latinos Anima Sana in Corpore Sano, haciendo hincapié en el poder sanador del deporte.

Kappa, marca deportiva denominada con la décima letra del alfabeto griego, valor numérico diez como matiz de excelencia, unida a la sonoridad del término hace que sea una marca de éxito reconocido.

No menos importante es el sector de la productos de limpieza, cosmética y droguería en general, donde encontramos numerosos ejemplos de nombres clásicos en sus denominaciones, a saber:

Albal: proveniente del adjetivo latino albus,-as-um,  blanco, puro y limpio, con lo que el productor pretende mostrar su principal cualidad, que es conservar intacto el alimento envuelto en él como si fuera recién hecho.

Ajax coincide con el  nombre de un valiente héroe griego por lo que este producto promete ser un eficaz limpiador además de utilizar un sufijo propio latino –ax, con el que no pasará desapercibido al oído.

El sector automovilístico que es el más prolífero en eslóganes, símbolos y términos clásicos para vender sus marcas y modelos de coche.

Así, la marca sueca Volvo incluye en su emblema el círculo y la flecha como símbolos del acero de los antiguos alquimistas, y cuyo término procede del verbo latino en primera persona del singular (‘yo ruedo’), con lo que se incita al espectador a probarlo por su calidad de materiales y su invitación a la acción de rodar

La marca alemana Audi cuyo significado es ‘escucha’ invitando a probar el sonido del motor, como uno de los principales atractivos de los amantes de este sector, bien por su potente sonido al arrancar o su estimado silencio a la hora de conducir.

Por tanto, creo que mis alumnos a partir de ahora, estarán atentos a todos los mensajes publicitarios, pues el uso de estas lenguas, al ser flexivas y sintéticas, contiene vocablos breves y, a la vez, llenos de contenido semántico para que el nombre se retenga como reclamo publicitario. Además:

Son lenguas eufónicas y aportan prestigio,

el prestigio de lo clásico

Compartir
POST ANTERIORSOLO AL FINAL PIENSO EN TI
SIGUIENTE POSTUN NUEVO MÉTODO EVALUADOR: T.E.G.
Soy licenciada en Filosofía y Letras y profesora de latín, griego y Cultura Clásica. Estoy enamorada de la mitología grecorromana y de su enseñanza. Utilizo el teatro grecolatino como estrategia educativa. Difundir la cultura clásica es un objetivo profesional. Coordino y desarrollo el proyecto "La Caja de Pandora " en las Aulas Hospitalarias de la Región de Murcia.