LA AMISTAD,

¿QUE OPINION NOS MERECE?

Sobre la amistad se ha escrito mucho. Mi opinión es que según van pasando los años  y  vamos entrando en los 50 años  vemos las cosas de distinta manera. Hemos acumulado vivencias, algunas buenas y otras no tan buenas, lo que nos lleva a opinar de muy distintas maneras.

La celebre frase  “Tener un amigo es tener un  tesoro”, es uno de los dichos más serios y verdaderos que se han escrito. Si nos preguntamos sobre la amistad, sobre nuestros amigos, estoy convencido que cada uno daría su opinión expresando emociones distintas, muchas positivas y otras no tanto, llegando a rellenar toda la gama  de espectros que existe entre dos colores.

Cuando comencé a escribir sobre este tema, pensé en como plantearme los distintos apartados en los que quería  distribuir el artículo:

Reflexión sobre el concepto de amistad y qué dicen los profesionales que trabajan este tema.

Busqué escritores y profesionales que hablasen sobre este tema y descubrí a Cicerón, con el cual se cubre un apartado muy importante.

La influencia de las redes sociales y la repercusión que éstas tienen en la amistad.

Como este tema es muy abierto y de opiniones contrastadas, consideré abrir un espacio a distintas personas que quisieran opinar sobre la amistad.

La amistad,

su desarrollo

Todas las relaciones personales sean pareja, familia, amigos, compañeros, conocidos, son muy importantes en el equilibrio y en el logro de la felicidad. El placer que obtenemos de la vida se basa en la colaboración, la interacción con el resto de seres humanos y en compartir los buenos momentos.

La amistad es una necesidad del ser humano para sobrevivir y relacionarse con los demás. Es muy difícil estar solos vivir sin nadie con quien comunicarse Somos seres incompletos, necesitados de los demás, de su reconocimiento, de su cariño, de su amor, necesitamos personas en quien confiar. Necesitamos una sonrisa, un gesto cariñoso, un abrazo para poder seguir, necesitamos mirar y sentir al otro.

Para que una amistad sea verdadera debe existir algo en común “formas de pensar, sentimientos, aficiones, creencias etc.”

No se trata de estar cerca físicamente, si no de sentirse emocionalmente conectado, hay que conocer al otro, saber quien es de verdad, que le importa, que le hace feliz.

Las personas que consideramos amigos nos dan apoyo, muchas veces decisivo ante situaciones fuertes que nos pueden causar un gran estrés. Las relaciones que se llegan a establecer son vitales. Los amigos que consideramos íntimos ocupan un lugar importante en nuestra vida.

Al envejecer somos conscientes de la importancia de la amistad, cuando uno se hace mayor ya no hay tantas personas alrededor. Algunos buenos amigos han muerto, algunas veces, por distintos motivos, nos cambiamos de ciudad o país, perdimos los contactos que teníamos en nuestra vida laboral activa.

Es difícil hacer nuevas amistades pues tienes una vida social menos activa, se tiene más miedo al rechazo. Se dice que los amigos  influyen de manera más directa en la prolongación de la vida incluso más que los familiares, por lo que:

¡ATREVAMONOS, DESPOJEMONOS DE LOS MIEDOS Y

A BUSCAR AMIGOS!

Podríamos añadir, que la amistad es una relación estrecha, enriquecedora, equitativa, íntima y duradera. Muchas veces se malinterpreta la amistad, en estos últimos años el concepto  de amistad  se ha devaluado bastante.

Muchas personas, por distintos motivos, han ido perdiendo sus amigos, otros carecen de ellos y quieren buscarlos pero dudan a la hora de hacer una valoración y poderlo encuadrar  pues no saben hasta donde llegar para considerar que esa persona o personas se le puede llamar amigo.

Algunos lo hacen a personas que acaban de conocer, donde no existe una relación seria simplemente de caer bien en un acto puntual. Otros llaman amigos a compañeros de trabajo donde  mezclan el compañerismo con la amistad,  pienso que el compañerismo solo vincula por una relación de intereses determinados muy superficiales.

También se

pierden los amigos

Los amigos no nos fallan fallamos nosotros, pues esperamos   demasiadas cosas de ellos, ponemos nuestras expectativas  demasiado altas.

La amistad es reciproca, a veces anotamos lo que damos y recibimos pero lo normal es que siempre nos fijamos más en lo que damos que en lo que recibimos y entonces surgen los problemas. Debemos ser más desinteresados.

Perdemos la amistad por lo que entendemos que es una traición, y nos sentimos engañados o traicionados.

La distancia también merma la amistad.

Otras veces lo que consideramos un amigo con unos valores parecidos a los nuestros vemos que ya no son los mismos y es posible que nos alejemos.

Hablar

de amistad

¿Qué condiciones se tendrían que dar como mínimos

para que realmente se pudiera hablar de amistad?

Según  José Luís Zaccagnini de la Universidad de Málaga, se dice que en una amistad  se unen dos o más personas de forma voluntaria (y no sexual).

Incluye los siguientes factores:

Compartir actividades y/o circunstancias.

Comunicación y comprensión mutua. Comunicarse es “escuchar”.

Afecto e interés por la otra persona.

Confianza y sinceridad mutua.

Disponibilidad y compromiso mutuo. Sentirlo cerca aunque se encuentre lejos, saber que esta disponible en todo momento ante una petición de ayuda.

A estos factores  de “Zaccagnini” añadiría:

Empatia, el amigo lo sabe todo de la otra persona y cuando escucha se pone en lugar de él.

Seguridad que nos proporciona el saber que no estamos solos.

Generosidad.

Lealtad,  debemos ser fieles, porque al amigo se le puede confiar todo.

Sentirse cómodo.

No te sientes juzgado, te quiere igual, respetando tus defectos.

¿Aportaciones

de la amistad?

Zaccagnini, nos dice al respecto:

Compañía: alguien con quien compartir actividades lúdicas, salir, ir al cine…etc.

Conversación: tener alguien a quien contar nuestras cosas.

Información descriptiva: como está el trabajo, la familia, la vecindad, el grupo de amigos.

Conocimiento útil: oportunidades, formas de solucionar problemas, lugares de interés.

Apoyo psico-social: donde nos sintamos reconocidos y  valorados.

Apoyo afectivo: nos sentimos queridos.

Ayuda material: cuando la necesitamos, nos echa una mano, nos presta utensilios, incluso dinero.

Ayuda emocional: cuando se necesita nos anima en nuestros malos momentos dándonos consejos y escuchándonos.

Bienestar físico: en compañía y con afecto la salud mejora.

Bienestar Psicológico: cuando estamos con algún amigo vemos la realidad de forma positiva.

Qué piensan

algunos pensadores

De la obra de  Marco Tulio Cicerón “Lelio o de la amistad” recojo un fragmento que considero importante para añadir a este articulo:

“La primera ley de la amistad: que pidamos de los amigos cosas honestas, que hagamos cosas honestas a causa de los amigos, que ni siquiera esperemos hasta que seamos rogados; que esté  presente siempre el afán, ausente la lentitud; que osemos, ciertamente, dar consejo libremente. Que valga muchísimo en la amistad la autoridad de los amigos que aconsejan bien, y esta se empleé para amonestar no solo abiertamente sino también duramente, si la cosa lo pide, y se obedezca a la autoridad admitida…”

Enrique Rojas Montes nos dice:

“…Hay una graduación de formas de amistad, de las más intimas a las más superficiales, entre unas y otras se establecen distintas relaciones según la frecuencia, la intensidad y las etapas sufridas.

…La amistad necesita cuidados, atención y minuciosidad…

…La amistad puede  describirse como: donación, confidencia y complementariedad, (Dos personas se encuentran, se descubren, sintonizan, se acercan y se abren mutuamente), darse es entregar lo mejor que uno tiene y la confidencia es dejar que alguien entre en los secretos personales, en la zona mas reservada e intima…”

Redes sociales

y amistad

La influencia de las redes sociales

y la repercusión que estas tienen en la amistad

Entiendo y apruebo este tipo de comunicación entre personas que ya son amigos  u  otros grupos de personas que   pertenecen a asociaciones con intereses comunes  y  la distancia hace que este medio sea una manera de contactar.  Me parece una buena herramienta, porque creo que cumple una función importante en relación con la comunicación.

Ahora, una de las partes que quizás  pueda sugerir más opiniones  son las relaciones que se mantienen a través de las redes. Sé que mucha gente toma posiciones hacia ellas. Por mi parte quiero ser cauto con ello, y los que me conocen saben que choco muchas veces cuando las personas dicen que es una manera de comunicación y de hacer amigos y yo opino al igual que la real Academia Española que dice que el concepto de amistad “Nace y se fortalece con el trato”

Respetando todas las opiniones pienso qué:

Más que una manera de hacer amigos es una alternativa a la soledad de muchas personas.

Es una manera de emplear el tiempo del que disponemos cuando no tenemos o no sabemos emplearlo en salir y distraernos de otra manera.

No creo en la amistad a distancia, pues como formador que trabajo con adultos y mayores, cuando veo  a mis alumnos disfrutar de sus compañeros, de su contacto y  su comunicación tanto verbal como no verbal puedo apreciar algo especial, íntimo y verdadero que uno no puede suplir con la red.

Una persona ante un ordenador tiene enfrente a otra que no conoce, le falta  un visón directa, mirarla, tocarla, reírse con ella y compartir momentos íntimos donde se dispondría de una complicidad que creo que no se da ante una maquina. Muchas personas se refugian en el anonimato, se enganchan y conectan con un gran número de personas que consideran amigos, algunos sobrepasan más de cien contactos convirtiéndose en coleccionistas de amigos, que ni siquiera conoce ni tiene ningún tipo de relación. Va pasando el tiempo y te empiezas a refugiar en la red, cada vez este más tiempo conectado y sales menos de casa, hay personas que incluso pierden la relación con los amigos de verdad.


Citas

Me gustaría ponernos algunas citas de Antoine de Saint-Exupéry:

“El amigo es la persona que esta ahí para ti y que te abre una puerta que quizá no abrirá a ningún otro.”

“Nada pesa más que el tesoro de tantos recuerdos comunes, de malos momentos pasados juntos, de desavenencias, reconciliaciones e instantes en los que se caldeó el corazón. Tales amistades no se pueden fabricar.”

“Es triste olvidar a un amigo. No todos han tenido un amigo.”

“Serás siempre mi amigo. Tendrás deseos de reír conmigo.


Opiniones de algunas personas que quisieron participar  en el artículo

Inmaculada Tallón

La amistad, para mí,  es la manifestación de sentimientos y valores hacia una persona con la que coincido en intereses, ideales y objetivos. Es poderse comunicar en cualquier momento con la persona amiga a sabiendas que siempre encontraremos respuesta a nuestra inquietudes o preguntas. Un  amigo verdadero es como verse en un espejo y conocer como es uno verdaderamente, ya que el amigo no te miente, puede que a veces te hiera, pero sabe que su intención es favorecerte y ayudarte. Podría decir que tengo dos grupos de amigos, los de toda la vida, los que conocí siendo adolescente, y que aun mantengo, a los cuales no tengo que decirles como me siento, ellos lo reconocen. Los amigos permanecen a pesar de las circunstancias,  pero mejor aun es que uno mismo sea buen amigo a pesar de las circunstancias.

Ya de adulta he conocido otro tipo de amistad; es la de aquellos que me acompañan día a día y que me han demostrado que, a pesar de no haber compartido muchas vivencias,  ¡están ahí!

Hay un poema de amor de Mario Benedetti que para mí lo es de amistad, pues si se ama lo primero que tenemos que ser es amigos:

Compañera
usted sabe
puede contar
conmigo
no hasta dos
o hasta diez
sino contar
conmigo

si alguna vez
advierte
que la miro a los ojos
y una veta de amor
reconoce en los míos
no alerte sus fusiles
ni piense qué delirio
a pesar de la veta
o tal vez porque existe
usted puede contar
conmigo

si otras veces
me encuentra
huraño sin motivo
no piense qué flojera
igual puede contar
conmigo

pero hagamos un trato
yo quisiera contar
con usted

es tan lindo
saber que usted existe
uno se siente vivo
y cuando digo esto
quiero decir contar
aunque sea hasta dos
aunque sea hasta cinco
no ya para que acuda
presurosa en mi auxilio
sino para saber
a ciencia cierta
que usted sabe que puede
contar conmigo.

Rosa Estáñ Homs

Cuando acojo las personas que hoy en día forman parte de mi vida como amigos y amigas, realmente me estremezco y siento una enorme gratitud.

Ellos, mis amigos, me han acogido, comprendido, escuchado, me han dado palabras de reconocimiento, me han animado a seguir adelante, han secado mis lagrimas y me han hecho reír. Han compartido conmigo paisajes, vivencias, diversiones, tristezas y alegrías. Me he sentido re-conocida y me han dado la oportunidad de ser amada y de amar con una ligereza y espontaneidad que no es fácil de encontrar en otras relaciones.

Una frase: “El amigo es como la sangre, que acude a la herida sin que nadie la llame”.

Emilia Pérez

La verdadera amistad, es un fenómeno extraordinario, que se da entre dos personas. Para mi es la puesta en práctica del ” Amor incondicional”.

Maria José

Aceptar que los demás no sean iguales que nosotros, pero que sus valores puedan enriquecer aun más lo que tenemos.

Misteriosa y placentera con el corazón dividido y unificado al mismo tiempo.

Interpreta la sinceridad y saber valorar el sacrificio.

Son en las diferencias que nos complementamos, en las desavenencias que aprendemos el perdón, la paciencia y la humildad.

Tratando de dar siempre la mano con el “cuenta conmigo, estoy aquí, si me necesitas llama, estoy feliz por ti, si necesitas un hombro tengo dos, pienso en ti, te estoy escuchando.

Andar en busca de verdaderos sentimientos, dando siempre lo mejor de ti mismo…

Diferentes, especiales e importantes, cada uno con su manera.

La amistad, se trata con paciencia, con deseo y con humildad, teniendo a una persona y queriéndola de verdad.

Apoyo.

Mapamundi.

Incondicional.

Sinceridad.

Tolerancia.

Altruismo.

Dadivoso.

 

Laura Aparicio Hermosilla

Me  propuso  hace algún tiempo un compañero de mi Tl de Twitter, mi opinión sobre las amistades. Puso una fecha tope y eso me generó un poco de inquietud… A mi me gusta escribir a mi aire y solo si siento  las cosas, si se trata de una obligación la cosa cambia.

Por eso no me metí prisa y confié que cuando llegara el momento preciso mi corazón  sentiría lo que quería expresar y así fue.

Anoche, antes de dormirme, en ese placentero duerme vela llegan retazos a mi mente de la cantidad de amistades, buenas amistades  que había hecho a lo largo de mi vida. Apegos pasados, presentes, nuevos apegos y los que están por llegar.

Cuando estoy en ese estado se mi inconsciente… Mi mente comienza a pensar muy deprisa y aunque es la hora de quedarse dormido no dejo que me venza el sueño porque siempre, lo que mi mente genera en ese preciso instante suele ser maravilloso.

Y así fue: me di cuenta de la cantidad, sobre todo de mujeres, buenas mujeres, amigas, compañeras… Que forman parte de mi vida.

De cada una de ellas recibo algo distinto.

De Blanca su enorme, cálido y cariñoso  corazón.

De Susana la atención  y precisión que pone en todo lo que le cuento  y le transmito, su prodigiosa memoria.

De Rosa su gran corazón, su abrazo generoso, la emoción que transmite  en la expresión de su rostro y en su cuerpo cuando le hablo y le cuanto “mis cosas”, que son las suyas y las de todos…

El cafetito de la tarde y la buena charla con Liza;  casi todas las semanas quedamos para  contarnos como va el mundo, nuestro mundo el mundo que solo nosotras comprendemos.

Estas son las amigas más profundas, íntimas, cercanas; a las que puedes acudir en cualquier momento y situación. Descolgar el teléfono y ahí están.

Luego tienes las otras amistades, que también están ahí, sin embargo en distinto lugar.

Sus encuentros son más espaciados aunque  siempre que acudes a ellas te sorprenden de alguna manera.

Está Sofía, con la que esté verano  pinté en su preciosa casa junto a su arbolada jardín, su traviesa perra y su simpático jardinero todos los muebles de mi casa. Se ofreció el día de mi cumpleaños y fue una experiencia que jamás olvidaré…

Dentro de todas las amistades que tengo no quiero dejar pasar  a un chico, se llama Miguel Ángel y nos conocemos desde la facultad. Siempre estábamos juntos aunque cada uno  ocupaba su lugar. Un día se echó novia y la cosa cambió. Hemos seguido en contacto, pero no tanto como yo hubiera deseado, hasta en este final de año que le pedí ayuda laboral y como una flecha se puso manos a la obra; me dijo CONFIA y esa palabra de su boca me extrañó  porque nunca la había utilizado y casi siempre era yo la que se la transmitía a él…

Me llegó de una forma tan profunda, que la verdad me tranquilizó y me doy cuenta de que aunque pasen los años y cada uno esté en distinto lugar, la amistad que cultivamos hace tiempo nunca se ha ido ni se irá…Para eso hace falta que las dos personas quieran  y está claro que los dos queremos por igual.

Ya os he hablado de los amigos del  alma, los que siempre están en tu corazón, los que también permanecen aunque  en otro lugar y situación, los amigos de la infancia que si los cuidas nunca se irán y ahora quiero hablaros de  los nuevos, los que surgen cuando menos te lo esperas y te das cuenta de que la amistad no tiene edad, espacio, ni condición; llama a la puerta y su tu quieras puedes abrir o no.

Este pasado verano cuando pintaba mi casa, apareció una mujer especial, se trataba de una vecina que con una linda sonrisa se acercó a  decirme algo del color elegido. Al poco tiempo volvimos a coincidir le invité a dar un paseo luego ella a un café y una cosa llevo a otra y ahora forma parte de mi vida y  yo de su calor.

Para terminar contaros que esta mañana al encender el ordenador tenía un mensaje privado en FC donde una persona conocida de hace ya algún tiempo, me pide  de forma espontánea, valiente y generosa que aprovechando la oportunidad de felicitarme los reyes quiere pedir un deseo: que nuestra relación en 2013 siga creciendo, y que le encantaría conocerme más.

Ha sido un regalo precioso y rápidamente le he respondido que encantada de vernos y juntas poder hablar, que propusiera la hora la cita y el lugar


ALGUNOS VÍDEOS

Poema de la amistad, atribuido a Borges, aunque hay estudiosos que dicen que no es de el, pero siendo de Borges o no, es precioso.

El árbol de los amigos

Nadie se cruza en tu vida por azar


BIBLIOGRAFÍA

ZACCAGNINI. José Luís: La Amistad. Facultad de Psicología, Universidad de Málaga. www.campusvirtual.uma.es/intemo

ROJAS MONTES. Enrique: La ilusión de vivir. (2005) ED. SALVAT.

SAINT-EXEPERY. Antoine: Citas sobre la Amistad. (2012). ED. Bruño.

ALBERONI. Francisco: La Amistad. ED. Gedisa.