Inclusión: acciones en primera persona. Indicadores y modelos para centros inclusivos. Manual práctico. Por Antonio Márquez (coord.)

/

Este libro “Inclusión: acciones en primera persona” es el gran trabajo, en favor de la inclusión, de siete autores y autoras coordinados por Antonio Márquez. Un manual práctico donde nos llevan de la mano para que hagamos de nuestros centros educativos verdaderos lugares inclusivos donde se respete la diversidad y se abran a una sociedad también más inclusiva en la que se tengan en cuenta los derechos de todos y todas porque es justo y necesario

Inclusión-acciones en primera persona

Sinopsis de Inclusión acciones en primera persona

La intención del libro es ofrecer una brújula que oriente a las escuelas en seguir el camino hacia la inclusión. Así, se inicia el viaje desde los conceptos de presencia y participación, que son los cimientos sólidos de esta escuela que buscamos; para continuar haciendo paradas en las metodologías y modelos organizativos en los que deben construirse; en la convivencia como modelo social de acogida a la diversidad humana de las aulas; en la evaluación auténtica, donde todos tienen cabida; y una última parada para proponer el modelo de gestión de un centro inclusivo. Incluir no es dejar entrar, no permitir que alguien se quede fuera. (Graó, 2021)

Autores

  • Antonio Márquez (coord.). Maestro de pedagogía inclusiva. Directora de “Aula Desigual”. Escribe también el blog “Si es por el maestro nunca aprendo”.
  • Silvana Mabel Corso. Profesora de historia, especialista en educación inclusiva. Conferenciante y directora de una escuela argentina. Autora de libros y artículos sobre educación inclusiva.
  • Coral Elizondo Carmona. Maestra, psicóloga y orientadora. Autora de libros, artículos y conferenciante sobre educación inclusiva. Es autora del blog “Mon petit coin d’éducation” .
  • José Blas García Pérez. Psicopedagogo y maestro. Activista de educación inclusiva. Autor de artículos y otros libros sobre educación. Escribe en el blog “Transformar la escuela”. Coordinadora de formación en Aula Desigual. 
  • Milagro Rubio Pulido. Orientadora y maestra de pedagogía inclusiva. Asesora y creadora de contenidos digitales. Autora de artículos sobre educación inclusiva.
  • Mª Isabel Villaescusa Alejo. Psicóloga y orientadora. Autora de materiales de formación y publicaciones relacionadas con la inclusión, el diseño universal y accesibilidad y las TIC en la docencia.
  • Lola Alcántara Guerrero. Maestra de Primaria especializada en la investigación en el aula para la contextualización del aprendizaje, su enfoque competencial, la diversificación de espacios y la personalización del aprendizaje.

Reseña

Cuando has vivido todo el proceso de la inclusión, tanto en la escuela como fuera de ella, sabes muy bien el trabajo que supone llegar a esta propuesta completa que nos hacen los autores y las autoras de esta obra que puede servir de guía para aquellos docentes que se planteen esa transformación necesaria en sus centros o bien para aquellos que quieran revisar y evaluar el camino que ya están llevando a cabo hacia la inclusión.

Me parece un trabajo completo porque se aborda desde los diferentes contornos que intervienen en el proceso de inclusión de todas las personas, participación y presencia, metodologías, convivencia, evaluación y gestión de centros (desde el punto de vista del equipo que dirige o coordina el centro).

Este trabajo está planteado desde la globalidad para trabajar por la inclusión activa de todo el centro, no son parches para solucionar el problema con los niños y niñas con necesidades específicas. Se atiende a la diversidad de todo el alumnado y se contemplan las necesidades educativas personales, promoviendo un diseño universal para todo el grupo, para la comunidad y para la sociedad en la que nos desenvolvemos.

inclusion-acciones en primera persona

Para conseguir la inclusión activa hace falta un trabajo de la comunidad educativa y del entorno, no es algo a lo que solo se deben dedicar los docentes, es algo de justicia social, de respetar los derechos de las personas, de considerar que la diversidad es un bien que beneficia a todos y todas.

Echeita, en el prólogo de la obra, va desmontando los bulos y falsas creencias que rondan en el argumentario de las personas que no trabajan ni aceptan la educación inclusiva. Algo que nos puede servir de guía en los claustros y como ciudadanos para defender la diversidad, los derechos sociales y el trabajo con las personas que nos encontramos cada día en nuestras aulas y en otros ambientes diversos.

Nos dice Echeita que es necesario resaltar que los caminos hacia ese logro de educación inclusiva son sistémicos (afectan a todos los elementos del sistema educativo), de modo que hay mucho trabajo por hacer para quienes legislan, diseñan el currículum, ordenan las enseñanzas y deciden cómo financiar nuestro sistema educativo de forma que todas las piezas se articulen para la consecución de este desafío sin parangón.

ined21

El grupo de autores y autoras de esta obra, todos docentes, saben de lo que hablan, llevan una larga trayectoria de activismo inclusivo, convencidos de una educación ética y justa, trabajando por la educación inclusiva desde las aulas, con convencimiento de poder lograr la justicia social que las personas se merecen.

Nos definen los autores la educación inclusiva como una actitud personal hacia el reconocimiento de la diferencia como un valor social, apoyada en el desarrollo de los derechos humanos.

“La educación inclusiva no es una metodología, sino una mirada amplia sobre la diversidad de metodologías como compromiso en el diseño de una educación de calidad para todos. Un diseño de calidad que se hace real a través de la participación de todo el alumnado en el currículo, en la comunidad escolar y en la cultural, porque identifica y elimina las barreras de aprendizaje”.

La escuela inclusiva adapta el sistema al alumnado. de esta forma nadie se queda excluido, irá a la escuela con ganas de participar, avanzar y aprender. Esta idea que parece tan evidente es la que no se respeta en demasiados centros educativos en los que son los estudiantes los que deben adaptarse a un sistema anacrónico, que se repite año a año y en el que no se tienen en cuenta las diferencias ni las necesidades personales.

Es urgente y necesario que el profesorado se conciencie en el respeto a las diferencias y se olvide de una vez por todas que el alumnado tiene que estar todo al mismo nivel porque de esa forma salen perjudicados los que no pueden llegar a la altura prevista.

Los autores definen la inclusión como un proceso de búsqueda que cada comunidad escolar debe llevar a cabo para encontrar mejores formas y más eficaz de responder a la diversidad del alumnado, porque ayuda a superar los obstáculos que limitan la presencia, la participación y los logros de todo el alumnado, haciendo hincapié en que la inclusión y la igualdad son dos ingredientes imprescindibles e irrenunciables para desarrollar una enseñanza de calidad.

Este manual puede servir de guía para empezar el camino hacia esa transformación necesaria en la que se respeten los derechos de la comunidad. En él encontramos ejemplos de centros que ya están en el camino y que trabajan cada día por esa inclusión verdadera. Cada capítulo se inicia con una historia que nos lleva a la reflexión y que sirve de introducción de lo que a continuación va a desarrollar cada uno de los autores. Son muy enriquecedoras las experiencias que muestran de los centros que ya están en el camino de esta educación inclusiva que respeta las diferencias y persigue una justicia social.

“Las actuaciones educativas se presentan dentro de un marco de valores educativos que persiguen el modelo de escuela inclusiva y se apoyan en una serie de evidencias claras de éxito, basada en cinco bloques centrales. Cada uno de ellos constituye un capítulo del libro”.


También puede ser de tu interés:

El niño filósofo: cómo enseñar a los niños a pensar por sí mismos. Por Jordi Nomen.


A lo largo de estos cinco capítulos se tratan los temas de: presencia y participación (Milagros Rubio), modelos y organizaciones (Antonio Márquez y José Blas García), convivencia en la escuela inclusiva (Mábel Villaescusa), evaluación inclusiva (Coral Elizondo) y gestión de centros (Silvana Corso).

En definitiva, un manual muy recomendable, especialmente para docentes, que quieran poner en marcha una escuela desde el punto de vista inclusivo o bien, para revisar lo que ya hacemos desde el punto de vista de la inclusión, el respeto a la diversidad y el camino hacia la justicia social.

¡Nadie dijo que fuera fácil pero sí justo y necesario!

En Red Diálogos Espacios Educativos podemos ver y escuchar un diálogo con Coral Elizondo y Antonio Márquez, dos de los autores del libro, que nos siguen aclarando ideas y conceptos para el desarrollo de la educación inclusiva:

En este otro vídeo podemos escuchar a Gerardo Echeita explicando qué es la educación inclusiva

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 8 Promedio: 5)