Hacia una nueva escuela. El futuro de la educación está en nuestras manos. Por Pablo J. Díaz Tenza

/

Hacia una nueva escuela de Pablo J. Díaz Tenza es un libro escrito por un maestro que está en el aula y al que le gustaría que la educación cambiase, que sociedad y escuela no pueden ir cada una por un lado.

Piensa que el futuro de la educación está en nuestras manos y que debemos trabajar por mejorarlo.

hacia una nueva escuela libro

Sinopsis de Hacia una nueva escuela

Escrito por un maestro que está en las clases, tiene la frescura de lo verdaderamente real y cotidiano. Nos va describiendo el sistema al que cada día se enfrentan nuestros estudiantes y de ahí parte el análisis para la innovación que el autor cree necesaria en el sistema.

El libro no es un manual donde se nos diga qué debemos hacer; en educación ya sabemos que las recetas no sirven porque cambian las personas y los contextos, no hay resultados milagrosos que nos garanticen los mismos resultados en dos sitios distintos.

El autor escribe pensando en todos aquellos profesionales de la educación que, de una u otra forma, van tomando conciencia de que escuela y sociedad no deben marchar por separado.

«Desde la humildad del aula y tras analizar a grandes rasgos las características de la sociedad actual y las necesidades formativas que conlleva, ofrece una serie de nociones sobre memoria, motivación, neurodidáctica, lenguaje, TIC ‘s, los roles del maestro y el alumno… Que invitan a una reflexión más profunda y sosegada. ´¿Es posible otra educación?”, se pregunta el autor, ´Una educación en la que los nuevos brotes no sean podados de raíz por la cerrazón del currículum sino que se cuiden hasta verlos convertirse en tallos y, más tarde, en ramas frondosas que permitan a los niños desplegar todo su universo de imaginación y fantasía. Llamadme ingenuo…. Pero, yo creo que ¡SÍ!». 

(Edit. Círculo Rojo, 2017)

Pablo J. Díaz Tenza, autor

Es un maestro enamorado de su profesión. Nació en Aspe (Alicante). Además de la docencia se dedica a escribir sobre educación como forma de ayudar a otros docentes interesados. Tiene un canal en Youtube con mucho material útil para las clases.

Da clases en la Universidad en liderazgo y formación del profesorado.

Está preocupado por los continuos retos a los que la educación debe enfrentarse. Ha colaborado con revistas digitales educativas y publicado varios libros sobre educación.

hacia una nueva escuela

Reseña

Un libro que nos ayuda a reflexionar sobre el tipo de educación que queremos para el futuro.

Se pregunta el autor cómo enseñamos en la actualidad, cómo aprenden nuestros estudiantes, por qué es necesario un cambio, qué debemos cambiar, qué sociedad estamos viviendo, cómo nos pueden ayudar las tecnologías, por qué es difícil innovar… hasta llegar a las claves de la nueva escuela que muchos pensamos que es necesaria.

Juan Castaño (maestro) en el prólogo nos invita a que pensemos en nuestra forma de actuar en las aulas, con nuestro alumnado:

  • ¿Preparo a mi alumnado para resolver situaciones complejas y diversas o solo para aprobar un examen?
  • ¿En qué aspectos se diferencian mis metodologías a las que empleaban mis maestros conmigo?
  • ¿Ha cambiado la disposición de las aulas, los espacios, los materiales… en los últimos 50 años?
  • ¿Son mis alumnos felices en mis clases, se emocionan o se aburren un día y otro?
  • ¿Desarrollan la mayoría de sus potencialidades, aunque no sean estrictamente académicas?

El principio del libro nos narra la situación más normalizada que se vive cada día en las aulas. Si eres docente, al principio de la lectura, parece como si estuviera explicando tu realidad, que no por conocida está falta de reflexión y debe llevar al consecuente cambio.

El autor ha sido valiente al narrar lo que día a día se vive en la mayoría de las aulas porque aunque la situación la conocemos, no es muy frecuente verla por escrito.

Creo que su lectura es un ejercicio de reflexión sobre nuestra propia práctica y puede ayudar hacia esa escuela que queremos cambiar.

Parte de la base que el maestro o la maestra debe ir haciéndose poco a poco, llenando su mochila de recursos y metodologías que vayan enriqueciendo su labor diaria.

Da por supuesto que en las facultades se enseña poco a ser docente, se dan las grandes teorías pero se olvidan otras muchas que hacen falta para el trato con nuestros estudiantes y para realizar nuestra labor docente.

Sin pasión por la profesión las clases serán tediosas y el alumnado estará poco motivado. El docente apasionado es el que investiga, el que busca nuevas metodologías, el que se forma continuamente, el que lee para avanzar en su tarea, el que se preocupa por las familias, por los niños y las niñas que tiene en su clase…

El docente apasionado siempre estará buscando recursos nuevos para que sus estudiantes aprendan de la mejor forma posible y además sean felices con su propio aprendizaje.

Se pregunta el autor si es posible otra forma de educar, después de hacer un recorrido por la forma más usual en que se trabaja cada día en las aulas y dejándonos ver que no lo hacemos de la forma más adecuada…

Sería oportuno recordar aquello que decía Ken Robinson de que la escuela mata la creatividad de los niños. Los mete a todos bajo los mismos parámetros (libro de texto) y no hay posibilidades de que ejerzan su verdadera creatividad y pensamiento.

«La educación debe dar respuesta a las necesidades de los alumnos, sus preocupaciones y carencias, no puede seguir al margen de los cambios que se vienen sucediendo».

Vivimos en una sociedad en continuo cambio y la escuela no puede estar ajena a los mismos. Las tecnologías nos invaden, no podemos darles la espalda, la sociedad vive bajo los parámetros de la inmediatez, bajo la comunicación de los dispositivos móviles, bajo los cambios más vertiginosos… esta realidad tenemos que hacerla presente en nuestro día a día, aprovechando lo que de positivo tiene este nivel de comunicación.

El autor plantea una nueva forma de ver la escuela en la que se revisen los horarios, los espacios, las metodologías, los tiempos, la creatividad, la motivación, la evaluación, las metodologías, la atención, el pensamiento, el lenguaje, la escritura, las tecnologías…

hacia una nueva escuela diaz tenza

«Los niños que actualmente cursan enseñanza obligatoria necesitan desarrollar una serie de habilidades que les permitan desenvolverse en un entorno digital cambiante y en continuo crecimiento».

Lo importante es que el docente se vaya formando para ir llenando su mochila de recursos que hagan crecer y aprender significativamente al alumnado, que cree una comunidad de aprendizaje donde se fomente la inclusión y el diálogo de forma que se lleve a cabo una transformación social y educativa.


También puede ser de tu interés:

DUOLINGO, ¿es “la app” para aprender idiomas?


«Lo principal es tomar distancia y salir de lo inmediato. No podemos innovar para mañana. El medio plazo debe ser nuestro reto. Hoy toca reflexionar y planificar. Poner en cuestión cualquier premisa, no dar nada por sentado. Revisarlo todo y establecer líneas comunes, no cambiar hoy para volver atrás mañana».

Libro de lectura fácil y amena que vendría bien al profesorado para tomar conciencia de lo que hace y de lo que podría innovar.

Para finalizar os dejo la fábula «Matar a la vaca», que el autor  compara con el sistema educativo actual y la necesidad de deshacerse de la dependencia al libro de texto.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 5)