Hábitos Saludables: alimentación, salud y calidad de vida

/

Hábitos saludables, ¿son difíciles de enseñar y de implementar en nuestras vidas y en nuestros sistemas educativos? En el ámbito de la Educación, los docentes buscan abarcar de manera integral el aprendizaje de sus alumnos, no sólo dentro del aula de clases, sino que también les sea de utilidad al estar en casa o en un entorno social. Esta es la finalidad de los hábitos saludables.

Como bien sabemos, la salud es un pilar fundamental del día a día, es por esto que el educador debe enseñar a sus alumnos a crear hábitos saludables y rutinas que promuevan calidad de vida.

Desde hace mucho tiempo se ha buscado promover la salud y los hábitos saludables, y una de las mejores formas de hacerlo es incluyéndola como parte del sistema educativo; ya que, de esta manera, se le proporcionará a los estudiantes herramientas e información necesaria para poder tener un mejor control sobre su organismo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) hizo mención de que la educación y la enseñanza de los hábitos saludables puede jugar un rol muy importante en dos situaciones particulares:

  • La primera es que el educador está en la facultad de poder proporcionar habilidades, conocimientos y destrezas para beneficio de la salud.
  • Por otro lado, el capacitar a los estudiantes para que puedan participar, de manera activa, en generar propuestas y en determinar cuáles son sus requerimientos, además de establecerse como meta la obtención de una serie de hábitos saludables.

Es por esto, que académicamente se ha intentado incorporar, tanto en educación primaria como secundaria, actividades y hábitos saludables que les ayuden a entender de forma interesante y divertida información referente a normas de higiene, ejercicios físicos, contenido nutricional, enfermedades que estén afectando significativamente al sistema de salud, etc., con el fin de poder prevenirlas.

habitos saludables

Actualmente, la educación para la salud es considerada una de las más poderosas herramientas dentro de la atención primaria, debido a que su función ayudará a prevenir y a promover hábitos sanos, hábitos saludables.

Hábitos saludables que se pueden fomentar con la educación

De acuerdo al nivel educativo en que se encuentre el alumno, podemos tratar temas básicos y culturales referentes a los hábitos saludables, para que éstos se vayan familiarizando con la información y poniéndola en práctica, como por ejemplo:

Higiene Personal

Sin duda, es un factor muy importante que nos ayudará a preservar el bienestar de los alumnos en sus hábitos saludables, debido a que se les enseñará a presentar un conjunto de hábitos que le serán de utilidad no sólo en el aula de clases sino también en el hogar.

En alumnos de preescolar o de Educación primaria, es necesario fomentar hábitos saludables como:

  • Correcto lavado de manos, con agua y jabón luego de ir al baño, antes de comer o luego de ensuciarlas, para prevenir las enfermedades infecciosas.
  • Bañarse a diario para evitar enfermedades de la piel, piojos, etc.
  • Cepillarse los dientes después de cada comida, al despertar y antes de ir a la cama, ayudando a prevenir caries y mal aliento.
  • Taparse la boca al toser, para evitar contagiar a otras personas.
  • Usar un pañuelo limpio o desechable al estornudar o al tener resfriado común.
  • Tener cortas y limpias uñas de manos y pies.
  • Usar ropa limpia y peinarse para ir a clases o acudir a sitios públicos.

Puedes descargarte nuestra infografía desde Hábitos saludables  o tocando sobre la imagen:

habitos saludables infantil primaria

Hábitos alimenticios saludables

Usualmente, respecto a los hábitos de vida saludables, se anexa a las clases información nutricional como la pirámide alimenticia, en la cual se les enseña a los alumnos cuál es la cantidad adecuada y los tipos de alimentos saludables.

habitos de vida saludables

Tanto en la educación primaria como secundaria se debe enseñar la pirámide nutricional, que consta de una figura triangular la cual se encuentra dividida por niveles, de tamaños diferentes y que ayudan a especificar el consumo moderado de las comidas.

Esta explica cuáles son los carbohidratos, lácteos, grasas y proteínas que deben ser consumidos habitualmente para alimentarse correctamente y obtener los nutrientes que el cuerpo necesita para mantenerse saludable.

A niños pequeños se les puede aportar esa información de manera didáctica, haciendo uso de juegos con los cuales pueden aprender a reconocer los diferentes alimentos y grupos a los que pertenecen, así como también diferenciar cuáles son sanos o no.

Actividad física y deportes

Uno de los grandes problemas que afectan al sistema de salud es la obesidad y el sedentarismo, por lo que no hay nada mejor que enseñar a los niños desde pequeños las ventajas de realizar actividades físicas.

La OMS recomienda que estos ejercicios sean llevados a cabo de forma rutinaria por lo menos una hora al día.

Es debido a esto que existe una asignatura destinada exclusivamente a la educación física, en las cuales se realizan actividades deportivas o juegos.

Estas ayudarán a los niños y jóvenes a mantenerse activos y en forma, además de facilitar la interacción y convivencia con otros compañeros de clase al hacer equipos, bien sean de fútbol, baloncesto, voleibol, béisbol, o juegos sencillos para niños pequeños como el gato y el ratón, enano gigante, las escondidas, la rueda, jugar a la pelota, entre otros.

Hay un proyecto muy reconocido llamado “Healthy” elaborado por Juanjo Pérez Soto, puedes acceder desde aquí, el cual tiene como finalidad que los estudiantes adquieran estos hábitos saludables, ayudándolos a liberar la energía contenida y contribuir en su resistencia física.

Este proyecto trata de 5 personajes distintos, que harán el papel de malos quienes quieren quitar la salud de la persona sana, la cual estará representada por personajes buenos.

Hábitos saludables de sueño y descanso

En los niños es de gran importancia crear hábitos saludables  para que cumplan su horario de sueño completo, debido a que esto favorece su correcto desarrollo y crecimiento, además de mejorar considerablemente sus capacidades cognoscitivas incluyendo la habilidad para:

  • Concentrarse.
  • Para memorizar.
  • Procesar la información.
  • Y facilitar el aprendizaje.

El docente puede implementar estrategias que ayuden al alumno a crear hábitos saludables y rutinas en cuanto a su horario de sueño y fomentar actividades relajantes.

Generalmente, es necesario en niños pequeños de Educación primaria, que por lo general quieren distraerse y jugar, ver televisión, o temor al dormir solos y a la oscuridad.

Para esto, se debe establecer una buena interacción y comunicación entre el educador y el estudiante, para expresar qué factores son los que dificultan la conciliación del sueño, por lo que puede sugerir actividades como anotar en una hoja cuáles son las razones por las que no puede dormir y enumerar pautas que debe realizar antes de acostarse.

Estado emocional

Sabemos lo importante que es trabajar, en relación con los hábitos saludables, la parte psicológica y conductual del estudiante, debido a que en tempranas edades todavía no se ha desarrollado el autocontrol y puede haber respuestas conductuales impulsivas que deben ser percibidas por parte del educador para su corrección temprana e inmediata.

Es por esto que el educador debe valerse de técnicas, herramientas y programas que ayuden a determinar si hay algo de qué preocuparse y cómo ayudar al alumno a tener un estado emocional estable e interiorizar los hábitos saludables adecuados que le permitan alcanzar este estado.

Una de las técnicas más frecuentemente utilizadas y que ha dado excelentes resultados, es la técnica del semáforo, en la cual, cada color tiene un significado que señala el lado vinculante entre los sentimientos y su repercusión en la conducta. Una técnica óptima en el ámbito de los hábitos saludables.

Al igual que el semáforo tendremos los mismos tres colores, rojo significa “pararse” representa la ira y los nervios y conductas impulsivas, el objetivo de ésta fase es que el niño aprenda a detenerse y a meditar antes de realizar una acción negativa.

El amarillo “pensar” hace un llamado a la reflexión en cuanto a sus sentimientos y plantearse el problema, y por último el color verde “actuar” que da por solucionados los conflictos.

Esta es una forma muy didáctica que ayuda al docente en la guía e instrucción del manejo emocional y conductual del niño o adolescente, permitiendo tratar el estrés y comportamientos incorrectos que pueden repercutir en su rutina diaria, además de esclarecer cuál es el factor detonante para que el alumno se muestre agresivo, deprimido, solitario, irritable, o temeroso, etc. En este sentido, te aconsejo visitar también la entrada emocionario de INED21.

habitos no saludables

¿Qué temas abordar en educación secundaria referentes a salud?

En alumnos de secundaria deben tocarse temas de problemática actual y acordes a la edad, debido a que en ese momento entran en juego otros factores condicionantes como la presión social, curiosidad o inestabilidad emocional.

Por lo que hay que abordar temas como:

  • Educación sexual.
  • Consumo de sustancias ilícitas y drogas.
  • Y adicciones como el alcohol y el tabaco.

Es por esto que los docentes deben enfocarse en brindar ese tipo de material informativo con el fin de orientar e incentivar la prevención y disminución de casos en la población estudiantil.

Una de las maneras de impartir la información en clases es a través de charlas, exposiciones o presentaciones, trabajos, investigaciones y análisis de los diferentes temas, incluso preparando escenificaciones o dramatizaciones de situaciones con las que el alumno pueda sentirse identificado.