Existiríamos el mar. Por Belén Gopegui

/

“Existiríamos el mar” de Belén Gopegui nos narra la convivencia de cinco jóvenes cuarentones que se ven obligados a compartir piso porque sus sueldos no les da para pagar un alquiler a solas.

Es una historia de amistad, de convivencia, de lealtad, de crítica social, de otra forma de vivir, con la esperanza que siempre, al final, nos quedaría el mar.

existiriamos el mar 1

Sinopsis de Existiríamos el mar

En la calle Martín Vargas de Madrid, en el portal 26, en la planta tercera, cinco jóvenes cuarentones (Lena, Hugo, Ramiro, Camelia y Jara) comparten piso porque los sueldos no les da para independizarse.

Forman una familia especial, ejemplo de lealtad y de convivencia en común, han logrado compartir el espacio en un sitio agradable donde se respeta el bien común, donde se vive según su forma de pensar porque ellos y ellas piensan que es posible otra forma de relacionarse, otra forma de compartir gastos, sentimientos, experiencias, problemas… en beneficio del grupo y de la convivencia en común.

Pero Jara, debido a su situación en paro y su forma de ser, es más inestable, no quiere vivir a costa de los demás y un día decide irse, sin avisar y sin decir dónde va.

La ausencia de Jara recorre la trama de la novela y te hace reflexionar sobre situaciones de plena actualidad.

Existiríamos el mar es un soplo de energía que nos lleva a los caminos donde se unen la fragilidad y la fuerza, lo difícil y lo posible, los nuevos comienzos, y formas diferentes de perseverancia y de lealtad.

Belén Gopegui ha escrito una novela osada y conmovedora de historias comunes donde lo más intenso no reside ni en lo más oscuro ni en lo más turbio, sino, a veces, muchas veces, en momentos de respeto, risas, charla, felicidad, apoyo mutuo o rabia compartida. (Penguin Random House, 2021)

Belén Gopegui, autora

Belén Ruiz de Gopegui Durán conocida como Belén Gopegui (Madrid, 1963) es una escritora española, novelista y guionista. Con su ópera prima La escala de los mapas, editada en 1993 por Anagrama, recibió varios premios. Belén Gopegui fue descrita como la mejor de su generación por Francisco Umbral.

Es hija de Margarita Durán Suárez, una de las fundadoras de Amnistía Internacional en España y del científico aeroespacial Luis Ruiz de Gopegui, uno de los pocos expertos en astrofísica españoles de su generación fuera del exilio, más interesados en el inglés que en el latín.

Licenciada en Derecho y doctora en Humanidades, inició su carrera profesional colaborando en las secciones literarias de diversos medios de prensa, entre ellos el diario El Sol, para el que realizó entrevistas.

(Wikipedia)

Reseña

Yo diría que la novela es una propuesta alternativa a las relaciones personales, una alternativa positiva hacia los problemas sociales que está viviendo la juventud en tema de habitabilidad y de convivencia social. Pero la convivencia solo es un pretexto para hacer ver que hay otras formas de relacionarse lealmente y sacar partido de ello.

Es una historia de resiliencia porque ante el problema estos amigos y amigas se crecen e intentan llevar una convivencia leal donde se respete cada una de las individualidades en beneficio del grupo.

Lo intentan con Jara pero no les da resultado, ella no se siente cómoda viviendo a costa de los demás porque no tiene trabajo; por eso, un día se marcha y esta circunstancia hace que los demás reflexionen y se replanteen su búsqueda.

Jara es una persona especial, tiene problemas en su forma de relacionarse: es directa, reivindicativa, crítica, algo áspera… (algo que socialmente produce roces y choques) y cuando se marcha los demás echan de menos sus conversaciones porque con los del piso de Martín Vargas, 26, sí se lleva bien y la comprenden.

Quizás con el personaje de Jara, Gopegui quiere plantear la existencia de esas personas que están afectadas por el ritmo que la sociedad va llevando, ese mirar el tener y no fijarse en el ser, ese si no trabajas no eres persona, eres un parásito para la sociedad actual.

Aunque como en toda la trama se ve un halo de esperanza, Jara se busca un trabajo (aunque en precario), fuera de Madrid, se va a un sitio pequeño donde puede disfrutar de la naturaleza y donde encuentra a una nueva amiga, Mariana, con la que poco a poco va compartiendo momentos y reflexiones que la hacen feliz. Momentos que Gopegui nos hace disfrutar recreándose en la naturaleza.

Por el camino de la convivencia diaria entre los personajes, Gopegui nos mete en una crítica social donde hay que seguir reivindicando:

  • La lucha de los sindicatos,
  • El bien cultural,
  • La sanidad pública para todos y todas

«Casi siempre se escribe con una intención, y muchas veces se modifica, pero aquí quería dar la idea de que se podría vivir de otra manera y que hay que vivir el ahora sin abandonar la lucha».

Cuenta a Efe Gopegui sobre esta historia localizada en el Madrid más actual.

existiriamos el mar

«Escribir tiene una parte de procesar las experiencias que se han vivido y a dónde diriges la mirada. He tenido la suerte de conocer la amistad y me interesaba dirigir la mirada a esos comportamientos que parecen naturales y no lo son, porque siempre está la voluntad de llevarse sin oponer resistencia y hay que decir que no a veces».

Reflexiona la autora.


También puede ser de tu interés:

Lecciones del jardín. Por Eva Teba.


“Gopegui sabe mirar la vida de una manera poliédrica, y es esa contemplación del ahora la que la ha convertido en una de las escritoras que más pisan el asfalto, esas calles por las que transitan Lena, Jara, Camelia, Ramiro y Hugo, estos cinco cuarentones que comparten piso porque, de no ser así, no llegarían a fin de mes”.

Nos dice Pilar Martín en eldiario.es.

La narración es fluida, de rabiosa actualidad, pandemia incluída, con momentos filosóficos y poéticos que hacen la lectura amena y desafiante ante los planteamientos de la autora por una sociedad:

  • Donde se respeten los derechos,
  • Donde la gente no llegue tan cansada de los trabajos,
  • Donde haya tiempo para pensar, para disfrutar con amigos y amigas, para disfrutar de la naturaleza

Creo que dadas las características de la obra podría recomendarse su lectura en Bachillerato, de esa forma entroncarían con los problemas sociales actuales y les daría pautas para unas buenas relaciones de convivencia leal entre amigos y amigas.

Es una obra muy recomendable para los clubs de lectura, para las tertulias dialógicas y –en general– para el público preocupado por el bien común, la convivencia sana y las mejoras en las relaciones personales.

“Cuidémonos para ser peligrosas juntas”.

En el siguiente vídeo, podrás ver un programa de carnecruda.es, en él, Belén Gopegui presenta su libro y reflexiona sobre la sociedad actual:

Y por aquí (toca sobre la palabra aquí) podemos escucharla en un programa de Radio3.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 5 Promedio: 5)