El sentido humanista

de la educación

Si queremos un mundo más humano, se debe empezar por una educación más humana desde las aulas, todos tenemos que lograr que nuestros alumnos sean protagonistas auténticos de la vida y no meros espectadores de sus aprendizajes.

El derecho de enseñar y aprender no se conciben separados; y todos los derechos tienen que tener una cosmovisión integradora.

La educación es un derecho humano intrínseco y un medio indispensable de llegar a acordar otros derechos humanos. La educación, como condición exclusivamente humana, aspira a potenciar la plena humanidad de nuestro ser.

El error principal en la formación y la práctica de nosotros los docentes, es pensar que la educación es una tarea exclusiva de nosotros los docentes, que tenemos todas las respuestas y las tenemos que brindar, porque nos hacen creer que tenemos el monopolio del conocimiento y no que somos los guardianes de ese conocimiento.

La alfabetización tiene que ser presentada como un factor vital contra la ignorancia y la falta de libertad, la alfabetización es un derecho que se sigue negando a la quinta parte de la población adulta del mundo y que va unida, en gran medida, a la extrema pobreza en cuanto a las riquezas de unos y de la falta de riqueza humana de los gobiernos.

Es grande la responsabilidad de las escuelas, ellas están llamadas a desarrollar en sus proyectos educativos la dimensión del diálogo intercultural para el mundo que vivimos. Se trata de un objetivo arduo, difícil de ser alcanzado, pero necesario:

La educación es una tarea que

no se hace en soledad

Leonardo da Vinci

La educación, por su propia naturaleza, requiere apertura a las otras culturas, sin pérdida de la propia identidad y si queremos esto, tiene que ser una educación en donde estén todos los sectores que componen nuestra sociedad, no se educa para un grupo selecto, la buena educación democratiza el conocimiento.

En lo que respecta a lo que pienso, sostengo que si invertimos en educación solo para la fuerza laboral es básicamente igual a invertir en una máquina, y las personas no somos un número en las estadísticas, tenemos identidad y la educación da equidad a las personas.

Si tomamos a las personas como bienes a educar tendremos un concepto simplemente capitalista y que la educación no solo es útil para el mercado laboral, soy docente no economista; no soy capitalista a ultranza como tampoco una socialista extrema. En la vida tengo muchas veces una posición ecléctica. No todo es bueno y no todo es malo.

Docente,

no economista

En una sociedad democrática, la educación es una de las fórmulas de ciudadanía, y por tanto es un derecho. Los grandes enemigos que tenemos para para no ser libres son de la pobreza y la ignorancia, de ahí radica la importancia de convencer a nuestras autoridades de invertir en educación.

No me quiero acostumbrar a esta pregunta y a elegir una de sus respuestas ¿El gasto público educativo es excesivo o insuficiente respecto a sus objetivos?

Hoy en día estamos transitando entre estas premisas educativas: libertades y desigualdades, tecnología simple y humanismo.

La riqueza de las naciones en época de Adam Smith, filósofo y economista clásico, dependía inicialmente del número de fábricas, de la extensión territorial, herramientas de trabajo y máquinas, ahora en nuestro siglo XXI tiene que depender del conocimiento y las habilidades del capital humano.

Leonardo da Vinci

Me da pena cuando el valor asignado a la educación es realizado por el mundo económico, que generalmente habla de gasto y no inversión.

La Educación necesita repensarse constantemente. Últimamente veo que muchos intelectuales económicos se preocupan por la calidad de la educación, está bien, muy bien, ellos forman parte de nuestra sociedad sus opiniones no pueden estar a al margen de ella.

La educación es humanizar pero muchas veces si solo se habla con un rostro económico se hablará con puro números que formaran estadísticas e insisto se educa para personas no para los números. Las estadísticas están muy bien porque hacen un diagnóstico y evaluamos donde estamos parados. Estos números deben ser útiles para sumar, no para clasificar.

Potencial humano

Se necesita claridad para que la experiencia docente y el deseo de superación de muchos docentes, representen un terreno fértil para facilitar y estimular el desarrollo del potencial humano de los maestros, profesores y por ende de los alumnos, la sociedad va a estar agradecida. Pero la economía nos ha demostrado que muy pocas veces tiene un rostro humano y esta no debe ser lo único para que a la calidad educativa se le sume la inclusión.

La educación no debe ser solo pensada por los mejores, debe ser pensada por todos por eso es un derecho esencial del hombre. En la literatura reciente, autores como Porter, Drucker, Kodama, Piore y muchos más han planteado que para que los países puedan competir en el mercado internacional se requiere que, entre otras cosas, tengan la infraestructura y las condiciones necesarias para preparar “cuadros humanos calificados” así como para generar adoptar y adaptar la ciencia y la tecnología a fin de apoyar la reestructuración de sus aparatos productivos, economía y más economía.

Pensemos si se quiere aumentar la inversión en educación se termina de hablar gasto educativo ¿está bien? Invertir en educación va a impulsar el desarrollo social y personal y es una herramienta clave para reducir la inequidad y exclusión social.

Pensemos:

«Un hombre educado a un costo muy alto de tiempo

y trabajo (…) es comparable a una máquina muy costosa»

Adam Smith, La riqueza de las naciones, 1776

Compartir
POST ANTERIORREPETIR: VOLVER A LA CASILLA DE SALIDA
SIGUIENTE POSTRECURSOS EDUCATIVOS DIGITALES
Profesora de Historia especializada en Nuevas Tecnologías en la Secundaria de los Colegios Nuestra Señora de Lourdes y San Cayetano de la Ciudad de La Plata. Argentina. Autora del Sitio Educativo El Arcón de Clío www.elarcondeclio.com.ar. Autora de los Manuales para docentes de Construcción de Ciudadanía de la Editorial Alfaomega. Ganadora de Cuatro PREMIOS UBA (Universidad Nacional de Buenos Aires) a la divulgación de Contenidos Educativos. Distinguida por el Diario Clarín, Argentina entre los 13 docentes del año 2013 de Argentina. ."La educación como meta desde las aulas".
  • Josep Maria Turuguet Salgado

    El mundo siempre ha sido proyecto de pocos que han contado con “los más” como “recursos” (humanos). Hasta que este último concepto no nos produzca una vergüenza intolerable, no podremos hacer mucho. Y no pasará hasta que el proceso de concentración (imperios, corporaciones multinacionales, etc) empiece a revertir y las tecnologías sofisticadas sean posibles con medios sencillos y asequibles. Lo moderno no es (como dice Rajoy) ser grande. Eso es bastante “austrohúngaro”. Pero ¿será posible una sociedad de socios?