A principios de los ochenta, Howard Gardner diferenciaba inteligencia interpersonal e inteligencia intrapersonal en su modelo de inteligencias múltiples; posteriormente, Salovey y Mayer acuñaron y conceptualizaban la expresión inteligencia emocional; la explosión y llegada a la cultura popular de esta corriente psicológica, llegó con Daniel Goleman y su Inteligencia emocional.

Desde INED21 hemos propuesto desde hace tiempo, la introducción de la competencia emocional en nuestro currículum anacrónico. Esa introducción de nada servirá, si no se acompaña de una formación didáctica en la misma. Hay excepciones, pero no hay una conciencia clara de esta necesidad. Con antecedentes ilustres, esta corriente plantea nuevas preguntas y retos al hecho educativo. Esta charla de Elsa Punset, con el psicólogo y experto en educación emocional René Diekstra, nos desvela varias de estas claves.