«Educar en la complejidad». Por Juan Fernández

/

«Educar en la complejidad», de Juan Fernández es un libro serio para pensar la educación, para tomar decisiones desde el conocimiento. En él se nos propone cómo conciliar las estrategias educativas para mejorar el aprendizaje.

educar en la complejidad juan fernandez

Sinopsis de Educar en la complejidad

La educación es algo serio, no podemos dejarnos llevar por soluciones simples que resuelvan nuestros retos educativos; hay detrás todo un campo de investigación que avala nuestras enseñanzas y que debemos aprender si queremos mejorar el aprendizaje de nuestro alumnado.

El libro analiza las simplificaciones más frecuentes que se hacen de la educación y se ven los posibles matices que podemos ir cambiando. Se revelan las contradicciones, apoyándose en las investigaciones para de esta forma acercarnos más a la realidad; aunque debamos admitir que las respuestas son más complejas e inciertas de lo que nos gustaría.

«Educar en la complejidad es una reflexión calmada sobre la educación. Algo así como abrir las ventanas y airear un tema a veces demasiado encerrado en posturas contrarias».

(Plataforma, 2022).

El libro está dirigido a los docentes, a las familias y a cualquier persona que piense en este mundo complejo de la educación. Necesitamos un cambio de mirada que nos haga ver lo hermoso de este mundo complejo como medio de mejorar el futuro.

Autor

En su perfil de redes nos dice: Docente de ESO y Bachillerato. Leo sobre aprendizaje y lo comento en mi blog. DoctoraNdo en psicología de la educación. Escribe en su blog Investigación Docente.

Reseña

Un libro serio y curioso porque parte de las simplificaciones que casi a diario dan soporte a algunas prácticas educativas, sin llegar a profundizar que dichas actuaciones pueden ser cambiadas, viéndolas en profundidad, en beneficio del proceso de aprendizaje de nuestro alumnado.

El autor nos plantea chispas reflexivas que pueden hacer arder una llama hacia la reflexión educativa y es, desde esa reflexión, desde donde se empieza el camino hacia la transformación que la educación nos está exigiendo.

En la introducción Fernández, nos relata el recorrido que ha seguido hasta llegar a ver la educación en profundidad; cómo empezó con su blog y cómo considera de vital importancia la lectura educativa para el desarrollo de la profesión docente (aunque me atrevo a recordarle que hay también mucha literatura sobre educación en nuestro idioma).

Con demasiada frecuencia se habla de educación en los medios de educación, yo diría que todo el mundo se atreve a hablar de educación y, a veces, la experiencia y conocimiento que tienen de la realidad educativa son sus propias experiencias, cuando fueron alumnos. Como si la educación no fuera algo vivo que necesita de una transformación, de una investigación que va marcando los procesos de cambio a lo largo de los tiempos.

educar en la complejidad

Nos confiesa Fernández que lo que pretende con este libro es que la gente reflexione, que piense en la educación; porque no hay simplezas en algo tan delicado que trata sobre el desarrollo personal de los estudiantes. Con este libro pretende el autor abrir el horizonte a un cuestionamiento profundo de algunas prácticas que están tremendamente implantadas.

Educar en la complejidad es una propuesta para un cambio de mirada. A lo largo del libro, va mencionando las simplezas, según su parecer, que se van malinterpretando –dirigido a docentes, familias y el conjunto de la sociedad–.

  • En el primer capítulo, “Elogio de la complejidad”, trata de explicar por qué las soluciones simples tienen mayor difusión y persisten con mayor eficacia en amplios sectores de la sociedad.
  • En el segundo capítulo, “Una noción compleja de la verdad”. Explora la verdad como un proceso de búsqueda y la importancia de las pruebas para evaluar la veracidad de las afirmaciones.
  • En el tercer capítulo, “Sin motivación no podemos trabajar… ¿o sí?”. Nos habla de la motivación extrínseca e intrínseca. Nos allana el camino de este tema complejo para generar una motivación duradera a partir del sentimiento de ser competente en algo.
  • El cuarto capítulo lo dedica a, “El poder de las emociones desagradables”, Nos habla de la importancia de la vinculación de las emociones al aprendizaje, la importancia de las expectativas que proyectemos sobre el alumnado y analiza el papel de los métodos en educación.
  • El quinto y último capítulo nos hace “Algunas propuestas para educar en la complejidad” y nos lleva a algunas similitudes interesantes con el mundo de la medicina que podrían ayudarnos en esta complejidad educativa en la que nos desenvolvemos.

También puede ser de tu interés:

Formación de calidad en Internet para docentes.


Al final de cada apartado, nos pone un cuadro en el que se resaltan las conclusiones que anteriormente ha expuesto y que ayuda a la comprensión de los lectores.

Es un libro interesante para el debate . Parte de su experiencia como docente, como investigador y como padre, circunstancia que avala sus prácticas y sus afirmaciones educativas, aunque en la mayoría de sus exposiciones deja una puerta abierta al trabajo consensuado en la comunidad educativa o familiar.

Partiendo que es un libro reflexivo en sus planteamientos sería muy adecuado que se llevara a los docentes para su debate, algo de lo que frecuentemente adolece la comunidad educativa que se pierde en protocolos, técnicas y demás asuntos que no nos llevan al verdadero objetivo de la educación.

educar en la complejidad

Su narrativa es amena, hace continuas referencias a sus experiencias y esto la hace más ágil y fundamentada. A pesar de hablar de la complejidad de la educación nos lo hace ameno y de agradable lectura.

En palabras de Fernández:

“Mi objetivo es que después de pasar por estas páginas perdure un sano escepticismo ante las múltiples opiniones y soluciones mágicas que irán apareciendo en el futuro… Algo que me queda claro es que abordar la formación de los futuros docentes es algo ineludible… El objetivo es familiarizar a los lectores con el hecho de que la educación es un proceso complejo, que requiere de bases sólidas para garantizar pasos sostenibles en su mejora”.

Complementamos esta reseña con la visión de la profesora Argentina, Denise Najmanovich, experta en educación de la complejidad. Hace una reflexión sobre los problemas educativos que estamos viviendo hoy y plantea la Educación de la Complejidad como un método para enfrentar los retos educativos hoy.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 3 Promedio: 4.7)