El informe “Desde la igualdad a la excelencia” hace un llamamiento al sentido común y toma como referencia a los sistemas educativos de excelencia que funcionan en otros países del mundo (Finlandia, Singapur, Corea del Sur). Estas medidas son realistas y pueden implantarse en España. La propuesta aboga por la creación de la figura del DIR (Docente Interno Residente), un nuevo modelo de selección.

Consideramos que esta terminología es más correcta y precisa que el actual PRIR, basándonos en un argumento evidente: un maestro de infantil o primaria y un profesor de educación secundaria o superior tienen en común la misma tarea, el ejercicio de la docencia.