Nuevas revisiones sobre el Diario de Col贸n: los intereses del navegante y la percepci贸n del continente americano

/

El Diario de Col贸n es la primera fuente que tenemos de aproximaci贸n a las estrategias ling眉铆sticas empleadas para describir una realidad desconocida hasta el momento: el continente americano. No obstante, como se帽ala Luis Arranz, el texto original se perdi贸. Sabemos que los reyes pose铆an un ejemplar que, posiblemente, les habr铆a entregado Col贸n cuando se encontr贸 con ellos en Barcelona (Arranz 62).

Actualmente hay dos copias del Diario:

  • La transcripci贸n realizada por Bartolom茅 de Las Casas.
  • Y la que su hijo, Hernando Col贸n, introdujo en el texto Vida del Almirante.

Sin embargo, posiblemente ninguna de ellas tuvo su origen en el manuscrito de Col贸n, ya que se trata de una copia fechada en 1493 que tampoco se ha conservado (Serna 37).

Son numerosos los estudios que han abordado el an谩lisis del Diario de una manera cr铆tica. Entre ellos destacan:

  • El de Tzvetan Todorov titulado La conquista de Am茅rica: el problema del otro (1982), que profundiza en el aspecto de la alteridad.
  • El ensayo de Beatriz Pastor, cuyo t铆tulo es Discurso narrativo de la conquista de Am茅rica (1983), en el que aborda aspectos relacionados con la naturaleza y tambi茅n con la alteridad.
  • El an谩lisis de elementos mitol贸gicos presente en Mitos y utop铆as del descubrimiento. I. Col贸n y su tiempo (1989) de Juan Gil.
  • El estudio de Soler Arechalde El Diario de Col贸n. Aspectos comunicativos y ling眉铆sticos del primer contacto entre europeos y americanos (1993), que se detiene en el acto comunicativo.
  • Los aportes de Juan Jos茅 Arrom sobre el trabajo ling眉铆stico desempe帽ado por Col贸n en su viaje en Imaginaci贸n del nuevo mundo (1991).
  • El an谩lisis semi贸tico de Jean-Pierre Etienvre, en Lecturas de un malentendido: El Diario de Crist贸bal Col贸n (1994).
  • El de Jos茅 Miguel Oviedo en su Historia de la literatura hispanoamericana 1 (2003) y Mercedes Serna en la 芦Introducci贸n禄 a las Cr贸nicas de Indias (2009), que plantean su an谩lisis desde una perspectiva m谩s general.

diario de colon

Diario de Col贸n

El presente ensayo toma como eje el Diario y parte de un an谩lisis contrastivo entre aspectos ya trabajados por diversos cr铆ticos y las reflexiones de O鈥 Gorman en La invenci贸n de Am茅rica (1958). Lo primero que llama la atenci贸n del lector es la conexi贸n entre la prosa hist贸rica y la ficci贸n.

Esto se debe a que el emisor-conquistador ser谩 el primer sujeto que se enfrenta a la realidad americana desde una perspectiva europea. Pero nos encontramos con un problema previo: la legitimidad de los t茅rminos 鈥渄escubrimiento鈥 y 鈥渃onquista鈥.

En su empe帽o por 鈥渆xplicar y nombrar lo nuevo鈥, Col贸n termina transfigurando la realidad y recurre a los 鈥渕itos occidentales鈥 (Soler 149). Se refiere a 鈥渕onstruos con un s贸lo ojo, hombres con cara de perro, amazonas, sirenas, cuya existencia en absoluto pone en duda鈥 (149).

Al hilo de lo expuesto, Col贸n no 鈥渄escubre鈥, sino que verifica las ideas preconcebidas que hab铆a ido adquiriendo a trav茅s de la literatura occidental. Sobre este aspecto O鈥 Gorman plantea su exposici贸n: el primer problema no reside en cuestionar si Am茅rica fue descubierta o no. Aunque es concluyente en su negativa, el planteamiento previo parte del cuestionamiento de los hechos que se relatan sobre tal descubrimiento (O鈥 Gorman 16). En su convicci贸n de haber arribado a Oriente, desde el 17 de octubre, Col贸n denomina 鈥渋ndios鈥 a los habitantes de las islas. Al hilo de lo expuesto, el autor de La invenci贸n de Am茅rica plantea que el objetivo de Col贸n no era llegar al continente americano, sino 鈥渁l extremo oriental de Asia鈥 (O鈥 Gorman 18).

En la madrugada del 12 de octubre de 1492, cuando tiene lugar el primer encuentro entre europeos y americanos, se nos describe la toma de contacto realizada a trav茅s del intercambio de presentes. (Soler 145). El aparente objetivo de Col贸n es gestar una relaci贸n fraternal, pero el inter茅s latente reside en 鈥渞escatar鈥 el oro al que se alude en casi todas las p谩ginas del texto (145). De igual manera el navegante tambi茅n se refiere a las piedras preciosas y a las especias.

Estos aspectos resultan 鈥渆jes centrales de todo el proceso de verificaci贸n鈥 (Pastor 66), ya que ellos representan la aprobaci贸n de su 鈥渃onquista鈥 por parte de los Reyes Cat贸licos.

Pero 鈥渓as promesas de Col贸n hab铆an resultado ser un falso se帽uelo. Las esperanzas de oro cosechable como fruta madura se reduc铆an al aleatorio futuro de unas minas que requer铆an sudor y privaciones鈥 (O鈥 Gorman 100).

Importancia del lenguaje

Por otra parte, la importancia del lenguaje es clave en el texto para interpretar el objetivo de la empresa colombina. Se alude con frecuencia al empleo de lenguaje no verbal para la comunicaci贸n entre ind铆genas y colonos. Sorprende la contradicci贸n del propio Col贸n en el discurso empleado en el Diario: en muchas ocasiones afirma dominar la interpretaci贸n de ese lenguaje gestual; pero en otras deja latente que no existe entendimiento alguno (Col贸n 133):

鈥淣o s茅 la lengua, y la gente de estas tierras no me entienden, ni yo ni otro que yo tenga a ellos; y estos indios que yo traigo, muchas veces les entiendo una cosa por otra al contrario; ni me f铆o mucho de ellos, porque muchas veces han probado a huir (27 de nov.)鈥.

diario de colon

En el Diario est谩 muy presente la intenci贸n de impulsar la lengua castellana. Recordemos la c茅lebre frase de Nebrija en el 鈥淧r贸logo a la Gram谩tica de la lengua castellana鈥 (1492) que destaca la uni贸n indisoluble entre lengua e imperio. Esta idea enlaza con el prop贸sito de Col贸n, que ya se esboza desde el propio pr贸logo de su Diario: imponer en el Nuevo Mundo los intereses econ贸micos y religiosos del imperio.

As铆, en las p谩ginas del Diario encontramos (119): 芦sabiendo la lengua dispuesta suya personas devotas religiosas, que luego todos se tornar铆an cristianos禄 (6 de nov.) Con respecto a este tema, tambi茅n resulta imprescindible subrayar los rituales de nominaci贸n: Col贸n sab铆a que las islas ya ten铆an nombre, pero a 茅l le interesa:

鈥淰olver a nombrar los lugares en funci贸n del sitio que ocupan en sus descubrimientos鈥 (Todorov 35).

T贸picos de la Edad de Oro

Con respecto a la descripci贸n del clima y de la naturaleza, abundan reflexiones de car谩cter idealizante que remiten al lector a los t贸picos de la Edad de Oro (beatus ille y locus amoenus), como tantas veces se ha subrayado. As铆 encontramos el 16 de septiembre (Col贸n 78): 鈥渆ra el tiempo como por abril en Andaluc铆a禄 o el 14 de octubre: 芦谩rboles (鈥) tan verdes y con sus hojas como las de Castilla en el mes de abril y mayo禄 (94).

Tambi茅n puede leerse (106): 芦las noches tan temperadas como en mayo en Espa帽a en el Andaluc铆a禄 (23 de oct.). Sin embargo, frente a esta naturaleza tipificada, como se帽ala O鈥 Gorman, se impon铆a la realidad:

鈥淓l suave clima y la perfumada templanza de los aires cobraron en vidas de cristianos su pest铆fero enga帽o. Huracanes diab贸licos sembraron naufragios鈥 (O鈥 Gorman 79-80).

Car谩cter hiperb贸lico

Al hilo de lo expuesto, las descripciones de Col贸n est谩n repletas de un marcado car谩cter hiperb贸lico mediante el cual recrea los cuatro elementos de la naturaleza: aire, agua, vegetaci贸n y fauna. El 27 de noviembre escribe (Col贸n 133):

鈥淎ndando por ella fue cosa maravillosa, y las arboledas y frescuras y el agua clar铆sima y las aves y amenidad, que dize le pare莽铆a que no quisiera salir de all铆鈥.

La recreaci贸n de la naturaleza apunta a tres vertientes claramente diferenciadas (Todorov 33):

  • A la interpretaci贸n puramente pragm谩tica y eficaz, cuando se trata de asuntos de navegaci贸n.
  • A la interpretaci贸n finalista, en la que los signos confirman las creencias y las esperanzas que uno tiene, para toda otra materia.
  • A ese rechazo de la interpretaci贸n que es la admiraci贸n intransitiva, la sumisi贸n absoluta a la belleza, en la que uno ama un 谩rbol porque es bello, porque es, no porque podr谩 utilizarlo como m谩stil de una nave o porque su presencia promete riquezas.

Cosificaci贸n

En relaci贸n a la visi贸n del ind铆gena y al discurso de la alteridad, se detecta un cambio de perspectiva que parte del t贸pico del buen salvaje, presente en el primer viaje, pero que deriva hacia la cosificaci贸n del ind铆gena en los tres 煤ltimos viajes. Dicho proceso de cosificaci贸n concluir谩 en la percepci贸n del nativo como un esclavo que necesita ser evangelizado. De esta manera puede apreciarse c贸mo se termina por anular sus caracter铆sticas humanas en pro de la tarea mercantilista ejecutada en nombre de la corona espa帽ola.

El navegante ya no destaca de ellos su bondad natural, sino la ausencia de ley, la violencia en su rebeld铆a y sus pr谩cticas can铆bales. Pastor sostiene, al referirse a Col贸n, que:

鈥淒entro de 茅l, la percepci贸n y caracterizaci贸n de la realidad americana como almac茅n de productos aprovechables para el mercado europeo culmina l贸gicamente en la percepci贸n y caracterizaci贸n del hombre americano como mercanc铆a deshumanizada (Pastor 101)鈥.

Seg煤n lo expuesto por Toledo en su an谩lisis, el mismo proceso de 鈥渄egradaci贸n鈥 sufrir谩 la mujer en el Diario (Toledo 17): Col贸n pasar谩 de destacar la belleza de la mujer ind铆gena en el primer viaje a vincular dicha figura femenina, durante el transcurso del cuarto, con 鈥渓a prostituci贸n y la brujer铆a鈥 (17). Con respecto a este aspecto, resulta imprescindible rescatar la reflexi贸n de O鈥 Gorman:

芦La so帽ada concordia que iba a presidir en la fundaci贸n y vida de la nueva colonia se tradujo en odio, prevaricato y disidencia y los mansos e inocentes pobladores naturales de aquel ficticio para铆so, supuestos amigos de los cristianos y amant铆simos vasallos, mostraron su 铆ndole bestial: gente perezosa y proterva, buena para asesinar si se ofrec铆a la ocasi贸n; mala para laborar y cubrir tributos (O鈥 Gorman 99-100)鈥.


Tambi茅n puede ser de tu inter茅s:

Literatura y cine: similitudes y contrastes entre la pel铆cula 芦La cifra impar禄 (1962), dirigida por Manuel Ant铆n, y 芦Cartas de mam谩禄 (1959), cuento de Julio Cort谩zar


diario de colon

Conclusi贸n

Como conclusi贸n, resulta interesante reflexionar sobre la precisi贸n apuntada por Todorov con respecto al concepto de alteridad plasmado en las p谩ginas del Diario: El navegante recrea la teor铆a 鈥渁similacionista鈥, vinculada a la concepci贸n europe铆sta del mundo que ha ido forjando, para reconocer despu茅s una diferencia con el otro que ser谩 entendida en t茅rminos de superioridad o inferioridad. En ambos casos se trata de una perspectiva egoc茅ntrica (Todorov 50).

Este proceso cognitivo conllevar谩 una imposici贸n del modelo europeo, validado por los colonos como superior, germinando en 鈥渆l desasosiego que caracteriza el criollismo鈥 (O鈥 Gorman 155). Por tanto, la reflexi贸n sobre el an谩lisis del Diario nos trasladar铆a al cuestionamiento sobre la identidad hispanoamericana que ya formul贸 Octavio Paz en su libro El laberinto de la soledad.


N. del E.: Trabajo realizado por 脕ngela Mar铆a Ramos Nieto para el m贸dulo del doctor Christian Snoey 鈥淐r贸nicas y relatos de la aventura americana鈥 en el M谩ster de Estudios Avanzados en Literatura Espa帽ola e Hispanoamericana.


Bibliograf铆a

J. J. Arrom. Imaginaci贸n del nuevo mundo. M茅xico: Siglo XXI, 1991.
Col贸n, Crist贸bal. Diario de a bordo, ed. de Luis Arranz M谩rquez. Madrid: Historia 16, 1985.
Etienvre, Jean-Pierre. Lecturas de un malentendido: El Diario de Crist贸bal Col贸n. Actas del V Congreso internacional de la Asociaci贸n Espa帽ola de Semi贸tica. A Coru帽a: Universidade. Servizo de publicaci贸ns, 1994, vol. 1, p.23-33.
Gil, Juan. Mitos y utop铆as del Descubrimiento. I. Col贸n y su tiempo. Madrid: Alianza, 1989.
O鈥 Gorman, Edmundo. La invenci贸n de Am茅rica. M茅xico: FCE, 1958.
Oviedo, Jos茅 Miguel. Historia de la literatura hispanoamericana. I. De los or铆genes a la Emancipaci贸n, Madrid: Alianza, 2003
Pastor, Beatriz. Discurso narrativo de la conquista de Am茅rica. Ciudad de la Habana: Casa de las Am茅ricas, 1983
Paz, Octavio. El laberinto de la soledad. Madrid: FCE, 1998.
Serna, Mercedes (ed.). Cr贸nicas de Indias, Madrid: C谩tedra, 2009.
Soler Arechalde, M. 脕ngeles. El Diario de Col贸n. Aspectos comunicativos y ling眉铆sticos del primer contacto entre europeos y americanos. Estudios de cultura N谩huatl, N潞.23, 1993.
Todorov, Tzvetan. La conquista de Am茅rica. El problema del otro. M茅xico: Siglo XXI, 1992.
Toledo, Sandra. Diario de a bordo. La ficcionalizaci贸n del Nuevo Mundo. Trabajo de final de grado tutorizado por Beatriz Ferr煤s. Universidad Aut贸noma de Barcelona, 2013-214.

隆Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)