«Detectives de la ESO» (Los magos de la tiza:profesores que enseñan divirtiendo). Por Alejandro Galán

/

El libro “Detectives de la ESO” de Alejandro Galán es un libro valiente donde el autor trata de demostrar que la enseñanza no tiene por qué ser aburrida y que se aprende con las redes sociales y con otros juegos que motivan al alumnado y al profesorado en el proceso de enseñanza y aprendizaje.

Detectives de la ESO

Sinopsis de Detectives de la ESO

Los Detectives de la ESO fue un proyecto que el autor del libro hizo en Twitter con su alumnado de 3º y 4º de ESO. Crearon una cuenta @ESO_Detectives a la que añadieron gente con muchos seguidores, políticos, cantantes, gente famosa… y a la que iban avisando cuando encontraban una falta de ortografía.

Ese proyecto les hizo hacerse famosos, conseguir que muchos alabáramos su tarea y conseguir un gran dominio de la Ortografía.

“Su entusiasta profesor cuenta en este libro las peripecias de esa iniciativa docente y va más allá; propone otras divertidas actividades que estimulan el juego en clase y hacen que los «magos de la tiza» -como él los denomina- aprendan a enseñar divirtiendose. Del antiguo Egipto a los reinos medievales, poniéndose en la piel de los héroes de cada época, fundando países, librando batallas…”

La Esfera de los Libros, 2022

Galán va desmontando mitos sobre el profesorado y dedica todo su interés a que el profesorado se entusiasme enseñando, porque dicha motivación va ser el punto de partida para que el alumnado aprenda de una forma más significativa y relevante.

Alejandro Galán Martín, autor

(Cáceres, 1993.) Es graduado en Historia y Patrimonio Histórico por la Universidad de Extremadura. Ha sido profesor de Geografía e Historia en varios institutos en su corta carrera docente de cuatro años de duración.

Reseña de Detectives de la ESO

El autor hace una apuesta valiente por la educación, pone entusiasmo en lo que enseña y se ve que su alumnado disfruta aprendiendo; se ha adaptado a los tiempos y sus clases derriban paredes para entusiasmar al alumnado con proyectos que los hace sentirse más motivados y, además, aprender de forma que se les quede en su pozo cultural.

La intención de Galán es mostrar cómo se puede enseñar con entusiasmo, dejando claro qué es la educación y cómo se puede recuperar la ilusión de enseñar, aunque lleves muchos años en la docencia.

En sus palabras nos dice que el libro no es un recetario de verdades absolutas ni prácticas de excelencia, pero que lo ha escrito con toda la ilusión del mundo para invitarnos a repensar algún principio educativo inamovible, desmentir ciertos mitos y, por qué no, sacarnos alguna que otra sonrisa.

Detectives de la ESO

En cierto aspecto me recuerda al libro de Salvador Rodríguez “La educación que deja huellas y no cicatrices” en la que llama al docente “perseguidores de sueños y utopías”.

Me entusiasma la idea de poner a los educadores y las educadoras (Galán los llama “Magos de la tiza”) como «perseguidores de sueños y utopías» porque eso significa que creen que otra forma de educar es posible y que avanzando podemos llegar algún día a decir que nuestro alumnado está formado de manera integral para defenderse como ciudadanos y ciudadanas ante la sociedad y el entorno que les rodea, aportando sus ideas de forma crítica, ejerciendo sus derechos y cumpliendo sus deberes, eso significará que hemos dado una verdadera educación democrática, esa de la que tanto nos habla Freire.

De esta forma podremos decir que la educación es importante y que tendrá poder para transformar el mundo en el que vivimos.

«Todos los que creemos en la educación tenemos la obligación de luchar por mantener una escuela de calidad que forme a personas capaces de hacer un mundo mejor, tenemos el deber de demandar un sistema educativo que dé una respuesta eficaz a las necesidades reales de la sociedad».

Hay que repensar metodologías que vayan acorde con los medios que disponemos, tenemos una ventana abierta al mundo que hay que saber aprovechar. Las redes sociales, las pantallas, las pizarras digitales…

todos estos medios nos dan una oportunidad de hacer otro tipo de educación en la que el alumnado investigue, trabaje en grupos, se relacione con otras culturas, vea que las paredes de la clase son ahora transparentes…


También puede ser de tu interés:

La mente bien ajardinada (Las ventajas de vivir al ritmo de las plantas). Por Sue Stuart- Smith.


En definitiva, que se emocione con lo que aprende y que construya su propio conocimiento. Ciudadanos y ciudadanas a los que la educación le deje huellas para poder desarrollarse y no cicatrices que nos impidan adaptarnos a la sociedad cambiante en la que vivimos:

«Capaces de participar activamente de la sociedad, con espíritu crítico e infinita capacidad de adaptación a los retos que se les planteen en el futuro».

El relato del proyecto “Detectives de la ESO” es verdaderamente alucinante; con cuánta maestría y educación llegaron a corregir la forma de escribir del mismo Presidente del Gobierno.

Libro recomendable para avivar el entusiasmo de futuros docentes y de los que ya están en ejercicio.

Detectives de la ESO

Para terminar, no te puedes perder la entrevista al profesor extremeño Alejandro Galán, que acaba de publicar ‘Detectives de la ESO. Los magos de la tiza’, editado por La Esfera de los libros. Los detectives de la ESO son alumnos de 3º y 4º del Instituto de Berlanga, que ‘han sacado los colores’ a todo aquel que cometiera faltas de ortografía.

En sus redes han caído los cantantes Aitana y Rosalía, la tiktoker Candela Sartorius o hasta el mismísimo presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Aquí podéis escucharla.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 7 Promedio: 4.9)