Fin de año una vez más…

¡qué rápido pasa el tiempo!

En esta época afloran muchas sensaciones, parece que nos sentimos más sensibles, más reflexivos… y hacer balance del año y plantearnos nuevos objetivos es una costumbre casi obligada. Nuestros proyectos, nuestros sueños, nuestras metas y nuestros objetivos parecen competir alocadamente para que en diciembre sean batallas ganadas, como si en este mes todos los plazos vencieran sin prórroga posible y como si necesitáramos que todo esté alcanzado para sentirnos realizados y orgullosos de nosotros mismos.

Aplauso por todo lo que hemos conseguido.

Hay que disfrutar los logros.

Y para los errores que hayamos cometido… no es cuestión de flagelarse, debemos ser un poco indulgentes con nosotros mismos.

La reflexión me viene a la mente al hilo de la entrevista que me hizo esta semana Xantal Llavina para su programa Autentics.cat, una conversación maravillosa con ella que debo agradecerle y en la que debo confesar que me sorprendió la frase del libro que escogió Xantal para cerrar el programa. Leyó exactamente estas frases de mi libro ¡Vamos!:

«La vida es una constante de tomar decisiones. La vida es una sucesión de fracasos para poder tener algún éxito… es necesario aprender a convivir con el error, es el precio que tiene pasar a la acción».

Y, ciertamente, es algo que debemos recordar. Del mismo modo que defiendo la necesidad de pasar a la acción,  de que te animo a que hagas que las cosas que tú quieres que pasen ocurran, también es necesario recordar que en muchas ocasiones te vas a equivocar… y no es que el error sea imprescindible o necesario,  es, sencillamente, que es muy difícil hacer las cosas bien a la primera… debes permitirte equivocarte.

Permítete equivocarte

En el momento en que adoptas una actitud proactiva y empiezas a trabajar en una acción determinada, vas a empezar a descubrir qué es lo que ocurre.

Y probablemente no todo saldrá bien. Hacer cosas implica resultados imprevisibles. Es una pura cuestión de estadística. Te vas a equivocar en algunas de tus acciones, igual como acertarás en otras. Sin embargo, te debes permitir el error. Forma parte del proceso de crecimiento de tu proyecto, ya que es la forma de descubrir algo que no debes hacer.

Nuestra sociedad acepta muy mal el error

Y no es posible emprender nuevos proyectos sin aceptar que nos equivocaremos en muchas ocasiones a lo largo del proceso.

Debemos ser conscientes de que la vida es una constante decisión. En el momento de elegir, nadie busca el error, pero si se produce no es el fin del mundo. Debes intentar mantener una actitud positiva frente al error. Es estadísticamente imposible acertar en todo, o sea que… hay que aprender a convivir con el error:

Es el precio que tiene en ocasiones el hecho de

pasar a la acción

Todo aquello que

quieres hacer…

Todos tenemos sueños y objetivos ilusionantes. Desde que somos niños, siempre tenemos algo que nos gustaría hacer. Y, con frecuencia, aplazamos demasiado el llevarlo a la práctica. Tanto… que se nos puede pasar la vida sin haberlo hecho.

Creo que es una pena descubrir tan tarde que debemos ser valientes para hacer aquello que queremos hacer. ¿Dejarás pasar tu vida entera para arrepentirte de no haber hecho algo? No deberías.

Lo he comentado en otras ocasiones, existen dos grandes enemigos de emprender un proyecto o una acción:

Analizar demasiado, darle muchas vueltas a la idea que nos ronda por la cabeza.

Y dejarnos influenciar mucho por la opinión de los demás. Siempre nos va influir lo que opinen las personas de nuestro entorno sobre lo que queremos hacer, especialmente las personas a las que queremos o las personas a las que más respetamos.

Pero lo que no deberíamos permitir es dejar de hacer cosas por el miedo al que dirá la gente en general, o por el miedo a parecer distintos a los demás. Nos dejamos influenciar demasiado.

Deberíamos ser capaces de llegar a un estado en el que quién valore lo que hacemos seamos nosotros mismos, puesto que es algo que va a ocurrir en nuestra vida y no en la de los demás.

Fueron aspectos que hablamos con Xantal Llavina, porque inevitablemente atreverte a hacer lo que quieres hacer da miedo.

Da mucho miedo emprender un nuevo proyecto. O en tu vida personal, cuando tienes un problema, atreverte a salir de él. En muchas ocasiones, las personas piensan que es más cómodo esconder la cabeza y decir no pasa nada…  sin embargo, si no haces nada, el problema persistirá y creo que es una aspiración lícita la de ser feliz y todos deberíamos aspirar a serlo. Cuando algo en tu vida no funciona… debes ser valiente y debes cambiarlo. Aunque te de miedo, aunque sea difícil…

Los errores no son deseados, pero la estadística se empeña en demostrarnos que se producen con frecuencia, aunque no queramos…. Por tanto, es un tema de actitud, de pensar “de acuerdo no ha funcionado, pero eso no significa que no pueda funcionar intentándolo de otro modo, con otra persona, por otro camino…”.  Creo que Xantal tenía razón, y que reflexionar sobre los errores es una bonita manera de cerrar el año.

Todos hemos cometido errores, y eso no significa que debamos perpetuarlos

Nadie puede volver atrás

y hacer un nuevo comienzo…

pero cualquiera puede comenzar hoy

y hacer un nuevo final.

Feliz nuevo inicio

Life is worth living…

People make mistakes,

doesn’t mean you have to give in

Life is worth living… again

Compartir
POST ANTERIORUN ELEFANTE EN EL ÁRBOL
SIGUIENTE POSTFAVORITOS 2017 (10-10-10)
Investigadora y divulgadora en Educación e Iniciativa Emprendedora. Compagina la actividad docente en ESADE como colaboradora académica y tutora en asignaturas de Entrepreneurship con su trabajo de investigación de Doctorado sobre Educación e Iniciativa Emprendedora. Ello le permite investigar y adquirir conocimientos en estos ámbitos para colaborar con personas e instituciones a potenciar el espíritu emprendedor a través de cursos, conferencias, artículos y publicaciones Es licenciada en Administración y Dirección de Empresas y MBA por ESADE. Máster en Auditoría y Control de Gestión por la UdL. Máster en Gestión Ambiental por la Universidad de Barcelona. Doctoranda en Economía de la Educación. Convencida de la importancia de promover la iniciativa emprendedora… porque el futuro lo construimos hoy.