Con TROZOS de TIZA. Por Manuel L. Martín Correa

/

Con TROZOS de TIZA (Apuntes y relatos para una Pedagog√≠a ingenua)¬† de¬† MANUEL L. Mart√≠n Correa es el libro de un maestro que te inspira a vivir las clases con emoci√≥n, haciendo de la ense√Īanza un verdadero disfrute del acto de aprendizaje, tanto para el alumnado como para el profesorado.

Sinopsis: Con TROZOS de TIZA

Este es un libro de especial inter√©s para los maestros ‚Äďpara los que lo hayan sido, lo sean, o lo quieran ser‚Äď porque habla sobre todo del oficio y de sus mil peripecias; proponiendo adem√°s un gran n√ļmero de juegos y actividades referidos a tres √°mbitos muy caracter√≠sticos del aprendizaje escolar: la lectoescritura, las matem√°ticas y la poes√≠a, y que pueden llevarse a cabo f√°cilmente en el aula, porque con esa intenci√≥n est√°n escritos.

con trozos de tiza

Pero es también, en igual medida, un libro para todos aquellos que no son maestros de oficio, pero que no se cansan nunca de aprender en todo momento.

Bajo la premisa de que la ciencia pedag√≥gica no est√° re√Īida con la buena literatura, el autor logra trazar toda una suerte de apuntes, relatos, recuerdos, impresiones, reflexiones, que juntas suman lo que √©l anuncia en el subt√≠tulo de este libro como una ¬ępedagog√≠a ingenua¬Ľ, y que no es otra cosa que todo una armament√≠stica ‚Äďpac√≠fica‚Äď para interpelar al lector y despertar su conciencia, sin √°nimo de categorizar y siempre desde un tono cordial, sabio y respetuoso que invita al hacer; a poner en pr√°ctica y a profundizar en la tem√°tica educativa.

Leer un libro como este es un riesgo, pero también una oportunidad para el disfrute. No se pasa indemne por sus páginas, por eso es un libro necesario, como necesario es también reivindicar en estos tiempos el papel central de la figura del maestro en nuestras aulas. (Ediciones Colombre, 2017)

Manuel L. Martín Correa, autor de Con TROZOS de TIZA

(Cartaya, 1952) es maestro jubilado con m√°s de cuarenta a√Īos de docencia en la escuela p√ļblica; un amplio bagaje que le ha permitido ser miembro de la Asociaci√≥n de Profesores de Matem√°tica Thales, o participar en experiencias educativas como el Colectivo Ciclo, grupo que all√° por los a√Īos 80 represent√≥ una de las m√°s interesantes iniciativas de incorporaci√≥n de los medios audiovisuales en las aulas.

Es también miembro del Colectivo Surcos de Poesía y licenciado en Antropología Social y Cultural. De esta manera, su experiencia educativa se enriquece por la mirada de la antropología y la poesía para proporcionar a los textos de este libro un análisis fino, sutil y cargado de humanismo, sobre el mundo de la escuela. Una perspectiva y una voz que nos hablarán de una pedagogía del pensar y del sentir.

Rese√Īa

En esta obra podemos ver actuaciones concretas, a pie de aula, de un profesor que pone todo su af√°n en que el alumnado aprenda y se entusiasme por el aprendizaje. √Čl nos ense√Īa a ense√Īar. Nos ense√Īa a hacer pensar, nos ense√Īa a hacer sentir con lo que se aprende (en este sentido, puede resultar de tu inter√©s: Aprender a convivir y cohabitar en la escuela).

Se centra en tres aspectos: la lectoescritura, las matemáticas y la poesía. En ellos veremos de forma pormenorizada cómo el maestro entusiasmaba a su audiencia, los hacía pensar y cómo el alumnado se sentía bien en sus clases.

A lo largo de todo el libro, Mart√≠n nos va dando razones pedag√≥gicas y did√°cticas para actuar de la forma que lo hace. √Čl lo llama ‚Äúpedagog√≠a ingenua‚ÄĚ quiz√°s en un alarde de humildad. Yo creo que esta pedagog√≠a es grande porque es real y adem√°s se basa en principios de grandes pedagogos.

con trozos de tiza

Su poesía hace un libro de muy agradable lectura, es una prosa poética que te llega y te hace leer hacia adelante con grandes perspectiva de disfrute.

La historia del poeta que visita el colegio para dar un recital de poes√≠a y entusiasma a los setenta ni√Īos y ni√Īas de 8¬ļ de EGB, es enternecedora, emotiva, emociona c√≥mo el autor cuenta dicha actividad que en un principio parece sencilla y com√ļn.

Un libro muy recomendable para los docentes y todas aquellas personas que quieran ver cómo un maestro se entusiasma con su profesión (oficio como él reivindica) y con el que se dejen atrapar entre palabras para leer, edificios matemáticos a construir y poemas para la vida, para ser personas auténticas.

Por su forma po√©tica y clara de escribir a la vez que por las historias entra√Īables que cuenta, este libro puede servir a cualquier lector o lectora que no le importe revivir su infancia y disfrutar con recuerdos que no se olvidan tan f√°cilmente.

Entrelaza historias vivas, contextos concretos que te llegan a lo más profundo porque sabes que esas circunstancias se te han dado en tu vida profesional y ver la salida que el autor les dio es un lujo, con su pedagogía ingenua acierta en la diana y da sentido a la educación más sincera, a esa que de verdad piensa y cree que puede transformar la sociedad. 

‚ÄúA los maestros no se nos debiera estar permitido ser pesimistas, as√≠ que apur√©monos a rescatar el valor de las palabras reivindicando su ingenuidad. Llam√©mosle ‚Äúpedagog√≠a ingenua‚ÄĚ ¬Ņpor qu√© no? Al fin y al cabo la ingenuidad siempre estuvo en el mismo trazado del itinerario y mir√≥ el mismo horizonte que la utop√≠a‚ÄĚ

Creo que un buen guionista podr√≠a sacar una serie de ‚ÄúMaestros‚ÄĚ de este gran libro.


En esta tertulia de la Asociación Redes, podéis ver al autor, Manuel I. Martín Correa, hablando de su libro:

¬°Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)