Carta Prohemio a la Duquesa de Soma de Bosc√°n: paralelismos y diferencias con la misiva de El lazarillo de Tormes.

/

La Carta Prohemio a la Duquesa de Soma de Boscán es un punto de inflexión y a la vez un preámbulo del proceso por el cual el barcelonés pretende consolidar la tarea de escritor desde una perspectiva humanística.

De ella se desprende una voluntad claramente art√≠stica y transgresora que renueva los modelos imperantes en las letras espa√Īolas del momento y tiene su impulso en Garcilaso de la Vega y Juan de Vald√©s.

Para lograr dicho objetivo la figura del interlocutor es una pieza clave dentro del proceso. En este caso la elección de receptor no es casual: se trata de Beatriz Fernández de Figueroa, conocedora, debido a su formación y linaje, de las corrientes italianizantes del momento. No podemos pasar por alto que su esposo, Fernando Folch, costeó las distintas ediciones de poemas de Ausias March.

Carta Prohemio a la Duquesa de Soma

Carta Prohemio a la Duquesa de Soma: Bosc√°n

Bosc√°n, sabedor de todo esto, ten√≠a como objetivo convertir a la Duquesa de Soma en el modelo de lector mientras desarrollaba la certera captatio benevolentiae a su p√ļblico que vertebra dicha carta.

El texto se ubica como pr√≥logo al libro Segundo de Bosc√°n y posee una estructura y caracter√≠sticas ampliamente abordadas por la cr√≠tica. Destacan las aportaciones de Alicia de Colomb√≠-Mongui√≥[1], Anna Lozano Angulo[2] y Bego√Īa Canosa Hermida,[3] entre otras. Esta √ļltima estudiosa del √°mbito subraya la importancia de la ‚Äúreflexi√≥n metaliteraria‚ÄĚ que sirve de puente entre el Arte de poes√≠a castellana de Juan del Encina (siglo XV) y el Arte Po√©tica en Romance Castellano¬†de S√°nchez de Lima, publicado en 1580.[4]

Partimos de la base de que la intenci√≥n es claramente literaria: existen diversas interpretaciones de la carta realizadas desde este √°mbito. La primera y m√°s citada de ellas procede de Antonio Armis√©n en 1982. Sin embargo, al hilo de lo expuesto por Alicia de Colomb√≠-Mongui√≥, deducimos que esta primera interpretaci√≥n es sesgada, ya que se ci√Īe solo al √°mbito de la renovaci√≥n formal.

Carta Prohemio a la Duquesa de Soma

Colombí-Monguió concluye que es necesario tener presentes diversos aspectos para llegar a una interpretación acertada:

  • Verso.
  • Modo.
  • Manera.
  • Estudio y artificio.

La confluencia de estos cuatro parámetros nos conduciría al epicentro de una nueva conciencia poética. De igual manera, desde el inicio de la estructura de la misiva, Boscán consolida ya su faceta como humanista en su defensa del verso endecasílabo frente al octosílabo.

El Marqués de Santillana y Boscán

Se ha tratado de ver una similitud entre la Carta Prohemio a la Duquesa de Soma y la Carta Prohemio del Marqu√©s de Santillana. Sin embargo, Colomb√≠-Mongui√≥ destaca que existe un claro contraste entre la visi√≥n medievalista del Marqu√©s de Santillana, que se encuentra en la misma l√≠nea que Juan del Encina, y la visi√≥n humanista de Bosc√°n, ya que el barcelon√©s subraya el hecho de tomar los modelos de Dante y Petrarca para trascenderlos e imprimir un sello propio a la nueva poes√≠a espa√Īola de origen italianizante.

En el Siglo de Oro espa√Īol el g√©nero epistolar desempe√Īa m√ļltiples funciones. ¬†Dentro de la tarea paratextual que nos ocupa, al hilo de lo expuesto por Carles Bastons i Vivanco en su estudio Polisemantismo y polimorfismo de la carta en su uso literario, debemos remitirnos al corpus epistolar petrarquista del que se nutre Bosc√°n.

La carta humanística y la carta prohemio

De igual manera Bastons i Vivanco establece una distinci√≥n entre la carta human√≠stica y la ‚Äúcarta prohemio‚ÄĚ, con sus respectivas variantes, subrayando la idea que la diferencia dentro de la etapa √°urea que nos ocupa: el car√°cter erudito de la primera y el literario de la segunda.[5]

Por tanto, en la Carta Prohemio a la Duquesa de Soma, y en otras que siguen la misma estructura de la Carta Prohemio del Marqués de Santillana, nos encontramos ante un destinatario y un emisor que, tanto en los casos reales como en los ficticios, forman parte de ese juego literario.

Pero, además, la carta de Boscán sería el vehículo idóneo para expresar la preocupación artística del momento, como apuntábamos anteriormente, y encuentra un ejemplo precursor que aborda la misma temática aunque desde diferente perspectiva en el Marqués de Santillana.

Por tanto, en el texto que nos ocupa confluyen tanto el carácter erudito como el literario a los que se refería Carles Bastons i Vivanco. Al hilo de lo expuesto, Claudio Guillén realiza un magistral compendio que no podemos obviar sobre las diversas opciones epistolares presentes en el Siglo de Oro.[6]

Carta Prohemio a la Duquesa de Soma

Paralelismos entre la Carta Prohemio de Bosc√°n y la misiva de El Lazarillo de Tormes

Me parece especialmente interesante subrayar como ejemplo el modelo epistolar presente en la obra literaria El lazarillo de Tormes para establecer diversos paralelismos con la carta que nos ocupa. Entre ellos, destacamos los siguientes:

Presencia de tres lectores

El propio autor de la carta en la novela citada, que subraya una clara conciencia de intencionalidad: L√°zaro, como personaje literario, pretende ‚Äújustificar‚ÄĚ el asunto de su misiva dirigi√©ndose a un personaje tambi√©n ficticio (‚ÄúVuesa Merced‚ÄĚ) al que ubica en un plano de superioridad mediante la captatio benevolentiae.

Este artificio es similar al que emplea Bosc√°n mediante el destinatario real de Beatriz Fern√°ndez, a quien tambi√©n se le atribuye un rango de superioridad. En ambos ejemplos, la captatio benevolentiae desempe√Īa un papel fundamental para atrapar al lector an√≥nimo del autor.

Alfabetismo, Literariedad y Poeticidad

En ambas epístolas también concurren los tres parámetros establecidos por Claudio Guillén: alfabetismo, literariedad y poeticidad.[7] En el caso de Boscán, resulta lógico debido al nivel cultural de ambos interlocutores; pero en el de Lázaro es especialmente curioso dicho manejo literario, ya que el protagonista de la novela no ha podido acceder a la formación académica necesaria. Sin embargo, el artificio empleado por el autor real de la obra funciona de manera magistral.


También puede ser de tu interés:

Análisis de la novela Amar solo por vencer, de María de Zayas.


Diferencias entre la Carta Prohemio y la misiva de El Lazarillo de Tormes

En primer lugar, cabe destacar que en el caso de Bosc√°n confluyen tres aspectos rese√Īables: la funci√≥n literaria de la carta, la cr√≠tica literaria ejercida a trav√©s de la misma; as√≠ como la reivindicaci√≥n del endecas√≠labo, y la afirmaci√≥n del concepto de individualismo y autor√≠a.

Carta Prohemio a la Duquesa de Soma

Con respecto a este √ļltimo apartado, no podemos obviar que Bosc√°n ensalza las figuras de Garcilaso de la Vega, Dante, Petrarca y Ausias March. ¬†Por el contrario, aunque s√≠ apreciamos en la misiva de El lazarillo de Tormes la clara intenci√≥n literaria, ya que emplea numerosos artificios para ello; no podemos hablar de concepto de autor√≠a propiamente dicho.

L√°zaro es el protagonista y autor de la misiva que sustenta el eje de la novela; pero se trata de un personaje ficticio concebido por un autor que pretende salvaguardar su identidad debido a la tem√°tica planteada en la obra y de la misma manera maneja este ‚Äújuego de sombras‚ÄĚ para dotar de mayor realismo y verosimilitud al personaje de L√°zaro reforzando as√≠ el artificio literario.

Como conclusi√≥n, en ambos casos estamos ante una clara intenci√≥n literaria que abre la puerta al concepto de ‚Äúmodernidad‚ÄĚ y reivindica la necesidad de emplear la ep√≠stola como un elemento que favorezca la renovaci√≥n de temas y formas.


N. del E.: Trabajo realizado por √Āngela Mar√≠a Ramos Nieto en el m√≥dulo impartido por la profesora Sacramento Rosell√≥ Mart√≠nez para el M√°ster en Estudios Avanzados en Literatura Espa√Īola e Hispanoamericana (2020-2021).


[1] Colomb√≠-Mongui√≥, A. (1992). Bosc√°n frente a Navagero: el nacimiento de la conciencia humanista en la poes√≠a espa√Īola. Nueva Revista de Filolog√≠a Hisp√°nica (NRFH), 40(1), 143‚Äď168.

[2] Lozano, A. (2017). Pr√≥logo y edici√≥n de la Ep√≠stola a la Duquesa de Soma de Juan Bosc√°n (Tesis de grado) Universidad de Girona, Espa√Īa.

[3] Canosa Hermida, B. (1999). Un acercamiento tem√°tico y estructural a la Carta de Bosc√°n de la Duquesa de Soma; Revista de Literatura Espa√Īola Medieval y del Renacimiento; ISSN-e 1579-735X,N¬ļ 3

[4] Ibidem.

[5]¬† Bastons i Vivanco, Carles (1996). Polisemantismo y polimorfismo de la carta en su uso literario; Anuario de la Sociedad Espa√Īola de Literatura General y Comparada,¬†Vol. X (A√Īo 1996), pp. 233-238.

[6] Guillén, Claudio. Teorías de la historia literaria, Col. Austral, Madrid, 1989, pp . 294-295.

[7] Guill√©n, Claudio. Art√≠culo publicado en Tropel√≠as. Citado en Bastons i Vivanco, Carles (1996). Polisemantismo y polimorfismo de la carta en su uso literario; Anuario de la Sociedad Espa√Īola de Literatura General y Comparada,¬†Vol. X (A√Īo 1996), pp. 233-238.

¬°Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)