Aprender búlgaro

¿Quieres aprender bulgaro? Hoy comenzamos una serie de posts relacionados con la sección de INED21: Lingüística. En ella, daremos cabida a diferentes contenidos relacionados con el  aprendizaje, la enseñanza y la investigación de las lenguas. Pero hoy es el día de la lengua búlgara, nuestra idioma favorito de los Balcanes.

Traductor

Aprender la lengua de Bulgaria no es fácil. Por eso, si has buscado traductor español bulgaro y traductor bulgaro español en Internet (el más asequible es google translate); y lo que quieres es dar ya el paso hacia el aprendizaje del idioma, estás en el lugar ideal.

En este post, te ofrecemos todo lo que necesitas saber sobre el alfabeto búlgaro o, como algunos lo llaman, el abecedario búlgaro. Es decir, cómo son las grafías y a qué sonidos corresponden. Y verás que aprender bulgaro es muy, pero que muy fácil, respecto a los sonidos.

También te hablaremos del nombre:

  • De sus géneros, que en la lengua búlgara son 3, como en el antiguo latín que se hablaba en Roma.
  • De su número, es decir, de cómo se forma el singular y el plural de cada uno de los géneros.
  • Y de otros accidentes del nombre que te serán de mucha a para aprender el bello idioma de Bulgaria.

Clases de búlgaro

En el siguiente vídeo, podrás ver una introducción muy amena que ha realizado Alexander Sveshtarov sobre la modalidad de cirílico –alfabeto búlgaro– de uso en Bulgaria. Os la recomendamos por su frescura y cercanía.

Además del vídeo que acabas de ver, he seleccionado, para aquellos que se manejan algo con el inglés, otro vídeo para aprender búlgaro.

NO es necesario un gran nivel de inglés para entender la lección, pero si decides verlo, te ayudará mucho cómo está planteada la presentación de la lección.

Y, por supuesto, tanto si el vídeo anterior como este te sirven de ayuda, puedes seguir los canales correspondientes y seguir aumentando tus fuentes de materiales de estudio  audiovisuales.


Comenzar esta serie de posts sobre lingüística recordando un “viejo amor” –el EBEHIS– es una alegría.

Hace ya algunos años una de mis obsesiones, como estudiante, era todo aquello que tenía que ver con los universales del lenguaje y la gramática universal.

De modo que –con esta obsesión en mente– emprendí mi primera búsqueda de trabajo como docente. Eso me llevó a Bulgaria, y vivir allí, a interesarme por su lengua, la lengua de Bulgaria.

La primera oportunidad. Vino de la mano del Organismo Autónomo de Programas Educativos Europeos (OAPEE): Empecé como auxiliar lingüístico en Háskovo –provincia de Bulgaria–.

Bulgaria es un país tan cercano a España desde el punto de vista de la cultura, de las costumbres y de la forma de ser de la gente; como distante en lo tocante al idioma –la búlgara es una bella lengua, cuya gramática podría sorprender a algunos estudiantes–.

La segunda oportunidad. Vino de la mano de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID): al año siguiente, fui elegido lector en la Universidad Santos Cirilo y Metodio de Veliko Turnovo.

Una tarde de nieve, mientras preparaba mis clases, decidí que todos aquellos apuntes sobre el búlgaro (que había recopilado durante el año académico anterior), podrían dar lugar a una publicación orientada a estudiantes como tú: hispanohablantes interesados en aprender bulgaro.

De ese interés, nació el cuaderno de Ejercicios de Búlgaro para Estudiantes Hispanohablantes (EBEHIS). En este pequeño trabajo, abordamos –Galya (mi compañera profesora de español en el centro de Háskovo) y yo– aspectos relativos a la estructura del grupo nominal.

bulgaro
Pincha en la imagen para acceder al EBEHIS.

El cuaderno de búlgaro EBEHIS nació con la siguiente estructura:

  • (1) El alfabeto búlgaro
  • (2) El género
  • (3) El número
  • (4) El artículo
  • (5) El adjetivo
  • (6) El pronombre posesivo
  • (7) La partícula ли
  • (8) Solucionario

A cada capítulo sigue una batería de ejercicios. Finalmente, en el solucionario, tienes a tu disposición todas las respuestas correctas para que puedas medir tu progreso con el bulgaro. Para quienes estén interesados, les dejo, a continuación, un pequeño fragmento.


[EBEHIS, fragmento]

Idioma

El idioma Búlgaro pertenece a la familia de las Lenguas Eslavas. Los búlgaros escriben con letras diferentes a las latinas, así como los rusos, ucranianos, serbios , etc.

La invención del alfabeto cirílico, se atribuye a los Santos Cirilo y Metodio, a los que se les propuso traducir el Nuevo Testamento del latín al idioma utilizado por los nuevos feligreses para facilitarles su comprensión.

El pueblo búlgaro fue el primero en utilizar el nuevo alfabeto.

El alfabeto cirílico es una mezcla del alfabeto griego, el latino y un conjunto de nuevos caracteres, cuyo uso se hizo necesario con el fin de representar los sonidos que no tenían correspondencia en los alfabetos anteriores.

Bulgaria se convirtió en el centro cultural de las naciones eslavas durante la época medieval y se fue extendiendo hacia los países vecinos como Serbia y, desde aquí, a otros pueblos eslavos como los rusos, los ucranianos y los bielorrusos.

En el siglo XIX, con el bulgaro moderno, se perdió toda una serie de sonidos y, al reformarlo, se redujo de cuarenta y cuatro signos a treinta y dos.

Este alfabeto se utilizó luego hasta la reforma ortográfica de 1945, cuando el alfabeto se redujo, nuevamente, de treinta y dos hasta treinta letras, que es tal y como se conserva hoy en día.

A lo largo de la historia, la evolución desde el búlgaro antiguo hasta el idioma contemporáneo que hoy se habla en Bulgaria se ha visto reflejada en una serie de cambios que han afectado a diferentes esferas del idioma.

Así, por ejemplo, cabe destacar que, mientras en el ámbito del léxico bulgaro se ha producido un enriquecimiento –inherente, por otra parte, a toda evolución histórica en las lenguas–; en el ámbito de la gramática, a diferencia de los demás idiomas eslavos, el bulgaro se ha convertido en una lengua analítica.

Quiere esto decir que en la lengua búlgara –como ocurre también en la española– se hace uso de las preposiciones más una forma generalizada del nombre, a la hora de expresar las relaciones sintácticas entre las palabras de la oración.

En efecto, en el bulgaro moderno las desinencias casuales se olvidaron y la única forma que permaneció hasta nuestros días fue la de nominativo.

A lo largo de nuestra experiencia en Bulgaria como docentes de español como lengua extranjera (E/LE), hemos detectado que la bibliografía relativa al aprendizaje de la lengua búlgara no es muy abundante y menos aún en el caso de bibliografía específica destinada a estudiantes hispanohablantes.

Por esta razón, nos decidimos a realizar una serie de publicaciones que tuvieran por objeto la divulgación y el conocimiento de los aspectos más relevantes de la lengua búlgara por parte de los hablantes nativos de español, en general, y de los docentes de búlgaro para hispanohablantes –así como los de E/LE en Bulgaria–, en particular.

En esta primera entrega se han abordado, sobre todo, aspectos relativos a la estructura del «sintagma nominal» (grupo nominal) en la lengua búlgara.

De esta manera, en cada capítulo, se pone a disposición del lector una ficha teórica en la que, muy brevemente, se hace un repaso del fenómeno que se va a estudiar en la lengua española; para después explicar, por extenso, qué es lo que ocurre en la lengua búlgara.

A continuación, se ha elaborado una batería de ejercicios con el fin de que el estudiante pueda poner a prueba sus conocimientos. Finalmente, en el último capítulo –el solucionario– se ofrecen las claves a todos los ejercicios.

El alfabeto búlgaro, un tesoro de Bulgaria

El alfabeto búlgaro es una de las variantes del conocido como «Alfabeto Cirílico». Está compuesto por 30 letras con las cuales se representan en la escritura 45 sonidos (Stefka Petrova, 2004:9).

En el cuadro que se presenta a continuación (adaptado de Katina Bontcheva) aparecen los caracteres cirílicos en la primera columna; la grafía equivalente en español, en la segunda, y la representación fonética correspondiente, según el IPA, en la tercera.

Por último, ofrecemos un listado de ejemplos que se distribuye entre las columnas cuarta y quinta; en cada una de ellas, hemos recogido sendas palabras, a saber: una española y otra búlgara, en las que aparecen sonidos idénticos o de realización muy próxima entre sí.

bulgaro

6] Señalamos con asterisco aquellas representaciones ortográficas, ajenas a la norma culta del español, que hemos tomado prestadas del inglés, por ser esta la lengua de comunicación internacional y, por lo tanto, de fácil acceso para cada lector.

7] Con esta secuencia, queremos referirnos a la «pronunciación rehilada» a la que remite la grafía -ll- en buenaparte de Argentina y Uruguay (i.e.: [‘poʒo]).

8] Para una descripción exhaustiva del sonido al que remite el grafema ъ, véase: TERNES, E.; VLADIMIROVA-BUHTZ, T. (1999): «Bulgarian». En Handbook of the International Phonetic Association. A Guide to the Use of the International Phonetic Alphabet. Cambridge: Cambridge University Press. Pp. 54-7.


EBEHIS es una obra de juventud, hay que darle una revisión por múltiples razones. No obstante, la dejo aquí para consulta de todo aquel estudiante de bulgaro interesado. El EBEHIS es totalmente gratis y está enteramente a tu disposición si haces clic aquí.


Nociones históricas de búlgaro

Todas y cada una de las lenguas eslavas incluyendo el búlgaro, son dialectos de un idioma Eslavo común, hablado hace miles y miles de años. Tras la enorme migración de los eslavos, esta lengua común se fue desintegrando y creando por su parte otras muchas lenguas eslavas modernas.

Evolución

El desarrollo del búlgaro comenzó en el Siglo IX y se divide en 3 periodos:

  • Viejo
  • Medieval
  • Moderno

El periodo del búlgaro Viejo, engloba desde el siglo IX hasta el siglo XII, que fue el tiempo en que los búlgaros fueron los primeros en adoptar el cristianismo como religión y el abecedario cirílico para redactar su idioma.

La invención del abecedario Cirílico se atribuye, de forma tradicional, a San Cirilo y San Metodio, a los que se les planteó traducir el Nuevo testamento del latín al idioma usado por los nuevos feligreses para facilitarles su entendimiento (Si bien en el apartado del Misterio del Abecedario Cirílico se va a dar otra explicación).

A este lenguaje se le conoce por búlgaro Viejo, Eslavo Viejo o bien Eslavo Eclesiástico, ya que se utilizo:

  • En las Iglesias Eslavas Ortodoxas.
  • En su literatura eclesiástica.
  • Y en todos y cada uno de los documentos diplomáticos hasta la temporada medieval.

El búlgaro medieval se extiende desde el siglo XII hasta el siglo XIV. El periodo del búlgaro moderno comienza en el siglo XV, sin embargo, verdaderamente su auge en el lenguaje literario moderno no fue hasta el siglo XIX y se distinguió del búlgaro Viejo.

El búlgaro moderno tiene 2 dialectos primordiales, el del Este y el del Oeste que, por su parte, se dividen en Norte y Sur. El lenguaje literario moderno se fundamenta, eminentemente, en los dialectos del Norte.

El pueblo búlgaro fue el primero en usar el abecedario cirílico tras su creación. El abecedario cirílico es una mezcla del griego y el latín, añadiéndoles los caracteres precisos para introducir aquellos sonidos que no tenían correspondencia con aquellos.

Desde Bulgaria, que se transformó en el centro cultural de las naciones eslavas a lo largo de los tiempos medievales, se fue propagando cara los países vecinos como Serbia y, desde allí, a otros pueblos eslavos como los rusos, los ucranianos y los bielorrusos.

El alfabeto cirílico, en sus diferentes variedades, es usado en múltiples idiomas.

El alfabeto original contenía cuarenta y cuatro letras que correspondían a cuarenta y cuatro sonidos. En el siglo XIX con el búlgaro moderno se perdieron una serie de sonidos y, al rehabilitarlo, se redujo de cuarenta y cuatro signos a treinta y dos.

Este abecedario se utilizó hasta la reforma ortográfica de mil novecientos cuarenta y cinco, cuando el abecedario se redujo de treinta y dos hasta treinta letras que es como se conserva en nuestros días.

Prácticamente, todos los caracteres del abecedario búlgaro, tiene un solo sonido.

Ortografía

Las reglas ortográficas del búlgaro están compuestas por una mezcla entre principios etimológicos y fonéticos.

Normalmente, la mayor parte de las palabras se escriben fonéticamente, esto es, que se escriben igual que se pronuncian y se oyen.

En ocasiones, ciertas palabras se escriben etimológicamente y se pronuncian de una forma, y se escriben de otra, en tanto que conservan la raíz de su origen.

Otra razón por la que la escritura en algunas expresiones no es del todo fonética es que se escriben tal y como se pronunciaban en el pasado (y no como se pronuncian hoy), pese a que, actualmente, la forma de pronunciarla se haya alterado.

En este sentido, gana la tradición a la razón. Este es un fenómeno que ocurre en casi todas las lenguas de cultura.

El búlgaro hoy

El búlgaro es un idioma eslavo hablado por unas diez millones de personas entre los Balcanes y el Mar Negro, sobre todo, en Bulgaria, donde es lengua oficial.

Pero, también, por comunidades menores en todos y cada uno de los países vecinos. Pertenece a la rama oriental del bloque eslavo meridional.

La lengua hablada en Macedonia es una variación del búlgaro, si bien, se ha estandarizado oficialmente como macedonio; con determinadas diferencias, sobre todo, ortográficas, frente a las reglas de Bulgaria.

Un enfrentamiento político existe en torno a los hablantes eslavos de las provincias del norte de Grecia, sobre todo, al nordoeste de Salónica, en las zonas administrativas griegas de Macedonia Central y Macedonia Occidental.

Este idioma, igual al hablado en la lindante República de Macedonia, no está reconocido por Atenas, puesto que la manifestación de una identidad étnica diferente a la griega provoca miedos de separatismo. Se calcula que unos doscientos ciudadanos helenos hablan macedonio.

Gramática

Desde el punto de vista gramatical, el búlgaro es el que más se ha distanciado de las estructuras eslavas; puesto que ha perdido las flexiones de sustantivos y adjetivos, propias de esta rama lingüística.

Sin embargo, mantiene una estructura verbal más rica y ha adquirido artículo determinado; seguramente, debido a la repercusión de lenguas vecinas, como el rumano, el griego o el albanés.

En su léxico y pronunciación, sin embargo, son bastante próximas al resto de ramas eslavas; de forma que una comunicación tosca entre hablantes de búlgaro y de ruso no es algo inimaginable.

Macedonio y búlgaro, ¿el mismo idioma?

El establecimiento de Macedonia como república independiente en mil novecientos noventa y uno ha avivado el debate sobre la categoría del macedonio (para muchos, bulgaro) como idioma propio.

Existe cierto acuerdo sobre que el macedonio no fue considerado un idioma diferente del búlgaro hasta la II Guerra Mundial.

En verdad, solo fue estandarizado desde mil novecientos cuarenta y cuatro, con la fundación de Macedonia como república autónoma en Yugoslavia (ya antes formaba parte políticamente de Serbia).

En este proceso se emplearon las hablas occidentales de Macedonia, parcialmente diferentes a las de Bulgaria, y se creó una variación del abecedario cirílico más próxima a la usada en Serbia y diferente al bulgaro, que se semeja más al ruso.

Al tiempo, aumentaba la repercusión del léxico serbio y reducía la del búlgaro. Este proceso se invirtió desde los años noventa.

No obstante, las fronteras políticas no coinciden con las alteraciones lingüísticas locales: a los dos lados de la frontera búlgara-macedonia se habla exactamente el mismo idioma, considerado una variación oriental del macedonio, en un lado; y una variación occidental del bulgaro, en el otro.

De cualquier modo, la pluralidad de hablas eslavas en los Balcanes no es una ventaja. Todas y cada una de ellas muy afines entre sí. Esto  complica el establecimiento de definiciones claras.


Si te interesa le apasionante mundo del idioma búlgaro y quieres comenzar a aprender la lengua de x recuerda que puedes contar con el EBEHIS totalmente gratis y sin tener que dejar ningún dato desde aquí.