Alumnos y Educación en el S. XXI: ¿lo importante? «Formar un buen equipo»

/

Alumnos y Educación es una cuestión de Estado, un asunto abocado a encontrarse entre lo ideal y lo real de la inclusión educativa en nuestro país, Argentina –y en buena parte del territorio panhispánico, americano y europeo–.

Pese a todo, el tema de la igualdad de oportunidades y el tema de la equidad en nuestros sistemas educativos no parecen fijados hoy como prioridad entre los temas importantes de las agendas políticas y administrativas de nuestros países. De hecho, lo que expongo aquí NO es una suerte de barrera actitudinal; antes bien, se trata de un problema real que afecta a Alumnos y Educación por igual.

alumnos y educacion

Inclusión educativa

Hoy en muchas escuelas estamos a un paso de convertirno en verdaderas escuelas segregadoras. La inclusión educativa no debe ser un «rejunte» de alumnos en el aula y que el docente de aula se encargue. Todos nos debemos incluir, NO solo algunos.

El concepto de diversidad se ha vuelto uno de los temas centrales en la educación del siglo XXI. Quienes acudena a nuestra aulas son niños y de entre ellos hemos de atender con profesionalidad y garantías a quienes presentan necesidades educativas especiales (NEE).

Los alumnos con NEE requieren atención especializada junto con medios individualizados que Estado, autoridades, padres, docentes y lescuelas deben ser capaces de ofrecer. En el caso particular de los centros educativos, esto abarca desde la preparación del personal docente hasta la habilitación de los salones de clase, pero… aunque está muy lindo escrito en los textos normativos, esto no siempre se corresponde con la realidad.

  • Es un derecho de los alumnos recibir una enseñanza de calidad.
  • Y es una responsabilidad del sistema estar a la altura y alojar a todos.

Pero…

Los docentes estamos solos a pie de aula, nos arreglamos –con lo que tenemos– como podemos.

Alumnos y Educación

A nivel internacional, en el año 1994 se llevó a cabo la Conferencia Mundial sobre Necesidades Educativas Especiales: Acceso y Calidad en Salamanca, con la participación de representantes de 92 gobiernos y 25 organizaciones internacionales.

Allí se aprobó la Declaración de Salamanca de principios, política y práctica para las necesidades educativas especiales (NEE) y el Marco de Acción sobre NEE. El tema central de dicha Declaración es la Educación para Todos, y la necesidad de brindar enseñanza a todas las personas con necesidades educativas especiales dentro del sistema común de educación.

En Argentina, la Ley 26.378, sancionada en el año 2008, reconoce el derecho de los niños, adolescentes y adultos con alguna o varias discapacidades a una educación inclusiva en todos los niveles. Si bien el país avanzó en esta materia, el análisis de las estadísticas demuestra que la equidad y la inserción incondicional continúan siendo una materia pendiente.

Referirse al tema de las escuelas inclusivas significa pensar en una escuela para todos los estudiantes, independientemente de su discapacidad; donde las NEE:

  • No se entiendan como «limitaciones» de los estudiantes.
  • Sino como barreras para el aprendizaje «levantadas» por las propias instituciones; y que las mismas escuelas pueden hoy derrivar.

¿Cuál es la realidad del aula? Aulas con más de 30 y –hasta– 35 alumnos, cuando la media ideal es 25 alumnos por aula; escaleras, a veces, muy extensas, es raro que las escuelas tengan ascensores, salvo las «caras»; baños que no están adaptados, falta de personal especializado en todos los sentidos…

Por ejemplo, no está bien que solo haya un acompañante en el aula (muchas veces, esto se convierte en otro factor de dificultad); ese acompañante tiene que contar con un mínimo de saberes pedagógicos; buena parte de los alumnos que presentan NEE demandan mucha atención; si tiene alguna dificultad desde lo intelectual se les debe atender con el tiempo que requieren, con lo cual se desatiente a otros alumnos.

Muchos docentes no estamos preparados para adaptar contenidos a un nivel primario (tenemos el título para otros tipos de saberes), por ejemplo, en lo relativo a la Revolución Francesa, al concepto de Estado… son conceptos totalmente abstractos, en el sentido de intangibles.

Un alumno en tercer año de secundaria no puede ver que su atención adaptada consista en que, para hacer su tarea, solo tenga que dibujar porque eso –huelga decirlo– NO es prepararlo para la vida con una mayor independencia; o lo que es lo mismo, el nivel secundario.

Otro ejemplo que clama al cielo:

Las MAI en el estado tiene varios alumnos más de 10 y hasta que hace la recorrida por esos alumnos puede llegar a tardar más de un mes y vos no ves al docente, NO está en el aula ayudando a ese alumno, solo el voluntarismo y buena voluntad NO alcanzan.

Una clase inclusiva no puede trabajar con una metodología clásica eso lo sabemos y lo hacemos. Las clases se basan en la participación del alumnado y las actividades reales, pero…

La falta de información sobre las discapacidades crea un entorno escolar hostil en todos los componentes del sistema –¡¡¡en todos!!!– que repercute en el aprendizaje de todos los alumnos y en su integración al entorno social.

Está claro que no es fácil y hay que invertir tiempo, espacio y cambios en la metodología, pero los docentes de secundaria como es mi caso para recibir un buen salario y que vivamos de esta profesión tenemos que tener de promedio más de 200 alumnos con una buena cantidad de años de antigüedad, luego tenemos una vida.

No alcanza el tiempo físico.

alumnos y educacion


También puede ser de tu interés:

Disyuntiva educativa ¿Estar o aprender en la escuela?


El aula, un baño de realidad

Ningún docente baja los brazos, pero los docentes somos realistas, estamos todo el día en el aula.

Todo niño tiene derecho a la educación y que esta se lleve de manera satisfactoria en el proceso de enseñanza-aprendizaje. No deben de sufrir distinción alguna de:

  • Raza.
  • Color.
  • Sexo.
  • Idioma.
  • Religión.
  • Estatus social.
  • O cualesquiera otras.

Tienen derecho a que se les proteja y a vivir dignamente.

Se considera a un niño o niña con capacidades diferentes, cuando tienen dificultad para seguir el mismo ritmo de aprendizaje del grupo y no llega a cumplir con los currículos escolares de acuerdo a su edad y a su proceso evolutivo; por lo tanto, estamos ante un niño o niña que necesita una escolarización y soporte especiales, ya sea a nivel individual o grupal.

Entre la norma y la educación inclusiva en un aula de verdad

La Educación Inclusiva requiere de cambios en la aproximación y las prácticas, pero además en repensar actitudes fundamentales acerca de la educación.

Hay que sublevarse frente a la voluntad de programarnos para que aceptemos este estado de cosas, entendiendo que no hay soluciones fáciles ni mágicas, y que las situaciones son más complejas y difíciles de lo que parecían inicialmente.

Y hay que seguir intentando. El derecho a la educación no tiene excepciones, es universal y el Estado no puede «hacerse el distraído» pero.. se lo está haciendo.

La educación inclusiva es vista como un modelo que propone cambios estructurales en Argentina, un país que no invierte en educación, ámbito en el que todo está atado con alambres.

La educación inclusiva debe verse como una aproximación al desarrollo ideal de todo el sistema escolar.

Es necesario comprender que la inclusión implica la construcción de una cultura de diversidad que trascienda los valores de estigmatización aún presentes en nuestra cultura.

Ley 26.378

Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y su protocolo facultativo, aprobados mediante resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas del 13 de diciembre de 2006.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)