8

Consejos

1

El primer día hay que ir de sargentosin pasar ni una. Hay que ir de duro siempre al principio… que luego ya habrá tiempo de bajar el listón, pero que vean dureza al principio… porque como vayas de guay o de profe enrollado para ganártelos te pierden el respeto al tercer día.

2

Cuando están hablando los alumnos si llevan mucho tiempo así, cállate y mira al alumno que está hablando sin decirle nada unos segundos. A veces no hace falta decir nada y se entiende todo con una mirada clavada en sus ojos.

3

Establecer los límites claros desde el principio, por ejemplo, no se permiten las faltas de respeto al profesor y castigarlas severamente desde el principio y hacerlo siempre, sea quien sea el alumno, tanto si es el que siempre monta follón como si es el que saca todo dieces.

4

Cumplir TODO lo que se diceincluso cuando se meta la pata…es decir, si un dia te calientas y dices que mañana hay examen, aunque tengas que prepararlo ese día, ponlo. Así verán que eres alguien de palabra y todo lo que dices se cumple. Es la mejor manera de que te respeten. Como digas algo y luego no lo cumplas, te pueden empezar a faltar al respeto.

5

Respetar a los alumnos y ser justos con ellos. Ellos saben perfectamente quien les respeta y quien imparte justicia y les trata a todos por igual. Respetarles no quita el tener que castigarles, abroncarles y demás.

6

Muy importante. Reforzar positivamente siempre que hagan algo bien, tanto un ejercicio como un examen como una intervención en  clase. Sobre todo a aquellos que tienen más problemas con la asignatura para “engancharles” con ella. Que aprendan que el hacer algo bien implica un “premio” aunque sea una gratificación verbal.

7

Si hay que echar la bronca a un alumno delante de todos para que los demás vean lo que no se debe hacer se echa. Si hay que echar la bronca a un alumno por algo como un examen, o su comportamiento general, etc., es mejor hacerlo a solas a final de clase o sacarle al pasillo y hablar con él, pero siempre a solas. Así bajará algo las defensas y no tendrá que tomar su rol de “chico malo” delante de los demás alumnos.

8

Al echar una bronca o castigar a un alumno no entrar al trapo en las discusiones con ellos. Te pueden llevar a su terreno o calentarte y no, hay veces que es mejor cortar y lo que dice el profesor es lo que hay que hacer, y punto, no darle opción a contesta. Si insiste, al final de la clase hablar con él a solas.

Estos son mis consejos y cosas que me valieron, cada uno que coja lo que le venga bien y lo que no pues nada. A cada profesor le vale algo, hay cosas en las que se coincide y otras que no. Y con unos grupos pueden valer unas cosas y con otros no, el caso es ir probando herramientas e ir viendo las que mejor encajan con nuestra personalidad

¡Así que no dudéis en dejar aquí las herramientas que a

vosotros os funcionan!

Compartir
POST ANTERIOREL CAMBIO EDUCATIVO SIEMPRE VENDRÁ DE LA MANO DE LOS DOCENTES
SIGUIENTE POST¿QUÉ ES LA COMPETENCIA DIGITAL DOCENTE?

Mi nombre es Pablo Gómez Sesé y doy conferencias sobre consejos para profesores novatos (y no tan novatos) de las cosas que a mí me han servico como profesor en mis primeros años basadas en mi libro “Las aventuras de un profesor novato”.

Soy profesor de ESO y Bachillerato de Matemáticas e Informática y doy mucha importancia a la Inteligencia Emocional, la motivación y la psicología en mis clases. Tengo un blog que se llama “El blog que te hará pensar” donde ayudo a la gente a acercarles a este mundo de las emociones tan necesario en la vida y en la escuela desde 2010 con más de 50 mil visitas al mes.

He tenido la oportunidad de ser entrevistado en diversos medios de comunicación y realizar publicaciones en varios de ellos.

Escribí mi libro pensando en cuando yo empecé a dar clase y lo bien que me hubiera venido que un profesor me hubiera dado consejos de sus primeros años como profe novato: cómo controlar un aula, cómo ganarme al líder de la clase, cómo perder el miedo a hablar en público, cómo hacerme respetar, etc. Nadie nos enseña cómo dar una clase, cómo mantener silencio, cómo hacer cuando un alumno te contesta, cómo hablar adecuadamente, cómo hacer para que sea interesante lo que dices y estén atentos, etc.