PT

PEQUEÑOS TESOROS

VIDA EN MI MOCHILA 02 INED21

Quizá, la imagen más estereotipada de un chica o un chico adolescente sea la que vemos a diario portando su mochila, esa mochila en la que carga con lo que es indispensable para sus profes, sus libros de texto…, libretas y demás artefactos que los profes solicitamos a diario; también, en ellas se incluyen, cómo no, las aspiraciones más personales e íntimas de nuestro alumnado, a modo de pequeños tesoros que puede compartir con sus compañeros; bien sean libros, poesías que les arrebatan y encienden sus más doradas ensoñaciones juveniles; bien lo último encontrado en la sociedad abierta que es la red de redes.

Es cierto que las nuevas tecnologías han venido a acabar con esta imagen tan sólida de los últimos siglos, si bien creo que aún andamos lejos de clases en las que solo se necesite tu identidad digital, en las que no hace falta llevar tantos bártulos porque todos se encuentran en una tableta, un portátil o en ese demoníaco invento que es el móvil cuando se encuentra en el aula…

Desafortunadamente, aún nos queda un importante camino hasta alcanzar el horizonte que ya dibujan las instituciones a través del BYODEn definitiva, la mochila es un rasgo distintivo del período de su vida en el que ellos/as se encuentran. Sobre las mochilas, y cómo nos acompañan a lo largo de la vida, podéis ver más información personal por aquí.

MD

MOCHILA DOCENTE

Pero… Y l@s docentes, ¿qué portamos en nuestras mochilas también? Sin duda, cuando entramos a clase, cuando cruzamos ese umbral tan poderoso, tan atrayente y con tanta conexión con la VIDA, llevamos una mochila en la que llevamos materiales que pueden, y deben, ser enseñanzas trascendentes para quienes nos aguardan.

En este sentido, quiero acompañar hoy a muchos de esos docentes —hombres y mujeres— que llevan su mochila cargada de vida para convertirse en verdaderos profesores de impacto y contarles algunas de las herramientas que se encuentran en la mía o en otras que conozco.

VIDA EN MI MOCHILA 03 INED21

De este modo, creo que en una buena mochila de aula podemos encontrar: 

1

Relojes para el tiempo

Personalmente, uso relojes de arena porque me hacen ver el tiempo con algo más de calma y porque me parecen una poderosa imagen del fluir del tiempo y de cómo éste debe aprovecharse en el aula; por otro lado, al contar con distintos relojes puedo mezclar y hacer combinaciones con los tiempos. Obviamente, tenemos el formato digital, con  menos encanto, la verdad. Es indudable, a estas alturas, que nos jugamos mucho en el desarrollo de la clase si no marcamos bien los tiempos y qué queremos hacer en esos tiempos para extraer lo mejor de nuestra alumnado.

2

Componentes de tipo auditivo o visual

Que sirvan para captar la atención de nuestro alumnado, como puedan ser timbres que se empleen para identificar aciertos y errores sobre los que queremos profundizar de cara a que nuestro alumnado preste atención a los mismos. Podemos incorporar bocinas, silbatos o llamadores al uso como los que encontramos en las recepciones de los hoteles. ¡Menudo sabor de herramienta para el aula!

3

Una buena madeja de hilo

Nos va a dar mucho juego para dinámicas en las que queramos visibilizar, por ejemplo,  las intervenciones de nuestro alumnado, de modo que por cada intervención se asigna un vértice de la madeja y, al final de la sesión, comprobaremos quiénes son los que intervienen más o menos. Estos hilos, acompañados de pinzas, son indispensables para los ejes del tiempo en el aula, que son verdaderamente visuales. Por cierto, aquí  hay otros hilos que también están dando mucho que hablar

4

Un poquito de normativa nunca viene mal

Sobre todo, porque conocerla siempre nos va a permitir fundamentar nuestro desempeño docente y situarnos de cara a toda la innovación que de mano de ésta siempre podemos aplicar.

5

Elementos distintivos

Que nos sirvan para identificar agrupaciones que queremos desarrollar en clase y que siempre van a tener un componente aleatorio, aunque también podemos jugar con esa herramienta tan española como es la picaresca… Conozco profes que llevan pegatinas para este cometido, pinzas pequeñas con diferentes colores, algún emblema que se relacione con lo curricular que se esté viendo en clase, etcétera. En  este sentido, como en tantos otros, la imaginación es fundamental.

6

Artefactos que podamos usar para establecer

pequeños rincones

Para desarrollar en el aula, como el rincón de las emociones, el rincón del trabajo individual, el rincón de la biblioteca, rincones de trabajo en equipo, etcétera. En cuanto a los espacios, los rincones de aula y los que trascienden el marco del aula, la referencia de Rosan Bosch es absolutamente indispensable, ella marca la diferencia a día de hoy y plantea que el cambio, obviamente, pasa por el cambio de los espacios en la vida del centro. También plantea que la imaginación es muy poderosa a la hora de iniciar esos cambios y que se puede hacer low-cost.

7

Emoticonos que sirvan

para identificarnos con nuestro alumnado

A la hora de asignar roles en la clase o a la hora de reconocer estados de ánimo en el aula; no es mala idea que pendemos en utilizar las que nos encontramos en la archiconocida aplicación de mensajes instantáneos… En consonancia con esto, podemos portar emblemas de roles que nos van a permitir que nuestro alumnado afronte las clases con mayor actividad por su parte, emblemas que les hagan sentirse partícipes de lo que suceda en clase.

8

Libros de los principales paradigmas

Que a día de hoy están marcando el presente del futuro de nuestra educación; en la mía, por ejemplo, siempre me acompaña un libro del más que obligado Howard Gardner.

9

Otras profesoras, otros profesores

Por último, aunque habrá más post en esta línea, abundando en más herramientas que debamos incorporar en nuestra mochila, tenemos que concienciarnos de que, junto con nuestra mochila de aula, deben entrar otras de otros profesores/as para que podamos enriquecernos con su evaluación, que podamos planificar previamente cómo queremos que sea nuestra clase y que otros docentes nos puedan dar  su juicio, su criterio sobre lo que luego ha sucedido en clase. En este sentido, este artículo puede ser alumbrador.

VIDA EN MI MOCHILA 01 INED21

No sé si somos conscientes, como David Perkins —ya saben, de la Universidad de Hardvard y, junto con Howard Gardner, co-director de una época muy fructífera del aún presente ProjectZero nos recuerda con mucha frecuencia, que debemos educar a nuestro alumnado para lo desconocido, que estamos ante Millennials que se encuentran escribiendo su propio perfil sociológico día a día y que a sus profes nos toca estar muy conectados a esa realidad para poder llegar al impacto que antes citábamos.

Sin duda, en nuestra mochila se impone portar los elementos suficientes para encontrar respuestas solventes a sus expectativas, para hacer de ell@s los ciudadan@s que todos queremos que conviertan este mundo en el mundo que todas las generaciones han soñado y sueñan.

Compartir
POST ANTERIORMACHISMO 2.0
SIGUIENTE POSTEL CLAUSTRO Y SU CIRCUNSTANCIA
Si tuviera que hacer un telegrama de mi vida, usaría algo por el estilo a necesito encontrarme conmigo a través de la escritura, la creatividad fotográfica y el deporte para darme a mi familia numerosa, a los/as demás a través de uno de los cimientos más sólidos de mi vida, mi vocación y desempeño como profesor. Licenciado en Humanidades: profesor bilingüe de Geografía e Historia en un centro público. En la actualidad, soy asesor de formación en la red andaluza, y participo en el Máster de Secundaria.