¿Qué son las traducciones juradas y por qué son importantes?

/

Cuando hablamos de documentos jurados, nos referimos a aquellos que han sido traducidos por profesionales certificados y que además cuentan con la misma validez legal del emitido originalmente.

Un traductor jurado es una persona facultada y certificada para realizar traducciones de documentos legales, que incluso pudiese compararse con la función de un notario público, pues a través de su proceder, da fe sobre la veracidad y fidelidad de este tipo de documentos.

Los servicios profesionales de los traductores jurados no sólo son necesarios para traducir documentos de uso particular, sino también para empresas que quieran operar en mercados internacionales o en otros espacios.

traducciones juradas

Por esta razón, consideramos pertinente que conozcas qué son las traducciones juradas y por qué son importantes.

¿Qué es una traducción jurada?

Una traducción jurada, o también conocida como traducción oficial, es la transcripción en otro idioma de un documento con carácter legal, firmado y sellado por un traductor jurado.

En la legislación española se indica a los ciudadanos, que aquellos documentos que surten efecto legal dentro de España y que hayan sido emitidos dentro o fuera del país, en lenguas diferentes al castellano, deben ir acompañados de una traducción jurada.

¿Qué es un traductor jurado?

Cuando nos referimos a traductores jurados, estamos hablando de un traductor que después de aprobar las certificaciones necesarias, ha sido habilitado por el Ministerio de Asuntos Exteriores para dar veracidad a la traducción de un documento redactado en lengua extranjera, y que, además, puede certificar mediante un sello y su firma que el contenido de ambos es exactamente igual.  En otras palabras, las traducciones que este profesional emita mantienen la legalidad y el carácter oficial, ante cualquier autoridad u organismo público.

Este profesional cuenta con los conocimientos jurídicos y económicos necesarios para certificar que, en la traducción, se estipule exactamente lo mismo que lo descrito en el documento original.

Por esta razón, está capacitado para realizar traducciones de, por ejemplo, certificados de nacimiento, matrimonio, poderes notariales, contratos, patentes y estatutos de organizaciones, entre otros.

En la actualidad, el profesional certificado como Traductor Oficial juega un papel muy importante debido a la situación económica que está atravesando el país, donde muchas empresas buscan la internacionalización de sus productos o servicios, teniendo esto como consecuencia, una alta demanda de traducciones juradas.

Como indicamos anteriormente, en España, los traductores Jurados deben ser certificados por el Ministerio de Asuntos Exteriores e incluso, dependen de este organismo para poder prestar un servicio. Sin embargo, todas las traducciones elaboradas por un Traductor Jurado, sin importar de donde venga, son plenamente válidas en cualquier país.

¿Conoces cuáles son los traductores más demandados en España?

Sabemos que el inglés es el idioma universal en los negocios, y por esta razón, los traductores jurados de inglés son los más demandados por empresas, a la hora de realizar una transcripción de documentos. Es importante destacar que este idioma es el tercero con más hablantes en el mundo y por ello, los traductores jurados de inglés también son requeridos por particulares.

No obstante, es imposible dejar a un lado la demanda de traductores jurados en otros idiomas, como por ejemplo el francés, teniendo en cuenta que es un país muy cercano a España y que representa uno de los principales focos para invertir.

Los traductores certificados en el idioma alemán también son muy solicitados, pues sabemos que la solidez de la economía del país germano es una oportunidad de conquista para muchas empresas de España. Por supuesto, estas requieren de la inclusión de trabajadores hablantes del alemán para ejecutar sus negocios.

Los traductores del idioma portugués también tienen un lugar en este escalafón, pues son requeridos por muchas compañías que buscan expandirse tanto en Portugal como en Brasil.

¿Cuándo debo traducir mis documentos?

La Traducción Jurada es un servicio profesional al que debes acudir, si necesitas presentar un documento legal ante un organismo oficial, y el mismo haya sido emitido en un idioma diferente al del país donde te encuentres.

¿Cómo saber qué una traducción es Jurada o no?

Una traducción jurada o certificada debe cumplir con ciertas especificaciones, como las listadas a continuación:

  • Debe tener en la portada una carátula donde se especifique el nombre legible, fecha y firma del traductor jurado.
  • En este mismo espacio, debe ser legible el sello que afirme la veracidad del documento y la especificación del ente que autoriza al traductor.

¿Cuáles son los servicios de traducciones más comunes?

El servicio de traducción jurada más común va a depender del solicitante, específicamente si se trata de un particular o una empresa. Sin embargo, podemos listar algunos de los documentos más traducidos:

  • Contratos empresariales de origen extranjero que deban presentarse ante un organismo oficial español, bien sea para su reconocimiento o para ejecutar operaciones dentro de este país.
  • Certificaciones o títulos académicos, médicos o de antecedentes penales.
  • Documentos de naturalización de extranjeros.
  • Testamentos de personas fallecidas en el extranjero.
  • Partidas de nacimiento, matrimonio o defunción de extranjeros.
  • Poderes notariales emitidos por organismos oficiales en el extranjero
  • Apostillas de la Haya para demostrar que el documento ha sido legalizado y autenticado en el ámbito del Derecho internacional privado.
  • Certificados de empadronamiento para demostrar a un ente de otro país, el lugar exacto de tu domicilio.

Descubre la mejor agencia de traducción para tus documentos

Con todo lo anterior expuesto, sabrás la importancia de elegir a un traductor que cuente, no solo con la certificación necesaria para prestar este servicio, sino también te garantice la calidad y profesionalidad en las traducciones de documentos de gran relevancia.

Por esta razón, no dudamos en recomendarte a Elbatrad Translations, una agencia de traductores certificados conformada por profesionales de primera, dispuestos no solo a realizar su labor en Canarias, que es donde se encuentra su sede física, sino también en cualquier parte de España, a través de la emisión de traducciones digitales firmadas electrónicamente por sus traductores certificados.

Además, cuenta con precios muy competitivos en este mercado, distinguiéndose también por la variedad de idiomas que manejan sus traductores y el tiempo mínimo de respuesta.

Preguntas y respuestas

¿Cuánto se demora una traducción jurada?

El tiempo para realizar una Traducción Oficial Jurada depende de la extensión del documento y la disponibilidad del servicio. Sin embargo, esta empresa gestiona un plazo entre 3 y 4 días para realizar la misma.

¿Cómo saber si un traductor está certificado?

La certificación de un traductor es nombrada por el Ministerio de Asuntos Exteriores y por ello, este profesional debe contar con un sello que lo acredite como tal. Debe plasmar, además, en el documento traducido, la inscripción en el ente.

¿Cuántos años tiene la carrera de traducción e interpretación?

Para lograr ser un traductor jurado de inglés debes cursar una carrera de al menos 4 años. Si deseas obtener un doble grado, la duración de la misma puede llegar a 5 o 6 años.

¿Cómo legalizar una traducción?

Legalizar una traducción supone la certificación de la autenticidad y legitimidad de un documento legal, para que el mismo sea reconocido por un organismo extranjero.

La legalización de una traducción jurada es diferente en cada país y depende del tipo de documento y del país donde vayas a presentarlo:

  • Si requieres una legalización abreviada o Apostilla de la Haya, debes saber que este documento sólo es válido entre países firmantes del Convenio de La Haya de 1961. Este proceso representa un trámite sencillo, rápido y económico, donde solo tendrás que acudir al Ministerio de Justicia o al Colegio de Notarios y presentar el documento legal.

Si el país emisor del documento no pertenece al Convenio de La Haya, por lo tanto, debes realizar una legalización diplomática o consular, acudiendo a la Embajada o Consulado del país. Luego, debes solicitar la traducción del mismo y legalizar la Traducción Jurada en el Ministerio de Asuntos Exteriores.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)