ME

¿TALENTO EXCEPCIONAL?: MEDIDAS EXCEPCIONALES

TALENTO EXCEPCIONAL 02 INED21

Hemos hablado largo y tendido en este magazine del modelo denominado Talent Search; sin duda, el modelo sobre el que más investigación se ha desarrollado en el mundo y que más se ha extendido. En el libro que os “regalé” hace semanas se revisan más de 600 trabajos al respecto. Hay otras muchas entradas en mi blog que puedes buscar bajo la etiqueta “Talent Search”. Hay dos que quiero ahora recordar, pues vienen al caso. La primera es la referida a los principios pedagógicos del TS, en la que, brevemente, se esbozan los postulados en lo que debe basarse la atención al talento y su desarrollo.

Este modelo que originalmente no se desarrolló para la escuela, sino para la atención educativa fuera de ella, yo lo he postulado también para la escuela y lo explico aquí. Para los que tengáis tiempo y ganas de profundizar en este tema, podéis leer el trabajo de revisión que he publicado hace unos pocos años en la revista Talent Development and Excellence (disponible online). El artículo es una revisión de la investigación sobre el modelo y se titula: “The Center for Talented Youth Identification Model:A Review of the Literature”.

Hoy quiero traeros otro trabajo de gran interés que se refiere a la atención de los alumnos con mayor capacidad, porque si hablar de un puntos de corte “tipo CI 130” es un absurdo, poner una etiqueta también lo es, en particular porque lleva indefectiblemente a las personas a pensar que todos los que llevan la misma etiqueta son iguales. Lo que pasaría si dijésemos coche o langostino (perdonadme la broma). ¡Claro que no todos los coches son iguales, ni los langostinos…!

La autora es una buena amiga —la conocí en Iowa en 1995— y es discípula del profesor Stanley; de hecho, el centro que dirige para la atención a los extremadamente capaces, lleva el nombre de este insigne psicólogo fallecido el verano del 2005.

TALENTO EXCEPCIONAL 03 INED21

El trabajo es una de las contribuciones al monográfico de la Revista de Educación ya tantas veces mencionado aquí y su resumen dice así (los énfasis del texto y un enlace añadido son míos):

“Tanto los programas escolares que están diseñados para el estudiante medio, como los programas para niños con altas capacidades que no van dirigidos a sus características específicas, fracasan en su intento de atender a las necesidades académicas y personales de los estudiantes más avanzados. A la hora de desarrollar un programa con adecuado nivel de reto que permita satisfacer dichas necesidades individuales, resulta necesario tomar en consideración el conjunto de capacidades, niveles de rendimiento, intereses, motivaciones y otros rasgos específicos de cada uno de los alumnos, junto con una amplia variedad de estrategias educativas y programas dentro y fuera-de-la-escuela.

El nivel y el ritmo instructivo debe ajustarse según se necesite, cada alumno debe tener oportunidades para estudiar en profundidad temas que puedan resultarles de interés, y disponer de la oportunidad de interactuar con compañeros que compartan los mismos intereses y aptitudes que ellos. Este enfoque personalizado dirigido a conocer las necesidades académicas y psicosociales de niños excepcionalmente avanzados se ha trabajado con éxito tanto por el personal del Estudio del Talento Excepcional (SET, Study of Exceptional Talent) en la Universidad Johns Hopkins, como desde su predecesor el Estudio de Jóvenes Matemáticamente Precoces (SMPY, Study of Mathematically Precocious Youth).

Con el renovado interés en el aprendizaje personalizado que existe en nuestros días, se nos presenta la oportunidad de institucionalizar este enfoque con mayor amplitud. Aún con todo, los alumnos necesitan información y recomendaciones de adultos expertos en programas que les ayudarán a desarrollar sus talentos; las escuelas deben ser flexibles y estar dispuestas a modificar sus currículos así como a otorgar créditos académicos por el trabajo realizado fuera de la escuela; también se deben abordar aquellas barreras económicas que puedan limitar el acceso a los programas fuera de la escuela. Además, las evaluaciones favorecen las decisiones informadas, especialmente las evaluaciones “out of level” (fuera de nivel), que permiten diferenciar entre alumnos con altas capacidades, algunos de los cuales pueden beneficiarse de un nivel de trabajo de mayor dificultad, mientras otros necesitan acceder a contenidos de más alto nivel. Este artículo describe el enfoque que lleva a cabo el SET para personalizar las experiencias educativas de los estudiantes con los que este programa trabaja, con la esperanza de que otros puedan replicarlo”.

Como dije, todo o casi todo está escrito, pero lo que importa es leerlo, analizarlo y si se va a legislar (cosa de cuya necesidad dudo cada vez más), hágase con fundamento in re.

Compartir
POST ANTERIOR¿EDUCOMUNICACIÓN EN LOS ENTORNOS ELEARNING?
SIGUIENTE POSTMIEDOS
Vicerrector de Innovación y Desarrollo Educativo en la Universidad Internacional de La Rioja-UNIR desde septiembre de 2015, soy Catedrático de Métodos de Investigación y Diagnóstico en Educación y Doctor en Ciencias de la Educación y Ciencias Biológicas. Past-President del European Council for High Ability (2000-2004) y miembro del National Advisory Board del Center for Talented Youth (CTY) de la Universidad Johns Hopkins (2003-2011). Fundé y dirigí el centro para la atención educativa de alumnos de alta capacidad CTY España, International Charter Member del CTY de la Universidad Johns Hopkins (2001-2011). He sido profesor de la Universidad de Navarra durante 36 años (1979-2015). Mi carrera investigadora en el desarrollo del talento académico en jóvenes de alta capacidad me ha llevado a ser Consultant Editor de algunas de las revistas extranjeras más prestigiosas de este ámbito entre las que destacan: High Ability Studies, Education Today, Talent Development and Excellence, Sobredotaçao, Gifted and Talented International, Abilities and giftedness; así como de algunas de las españolas más reconocidas como la Revista Española de Pedagogía, Estudios sobre Educación, RELIEVE, Bordón, Educación XXI o Revista de Educación. Soy miembro de Sociedades Científicas como: International Association for Talent Development and Excellence European Council for High Ability World Council for Gifted and Talented Children National Association for Gifted Children (EE.UU) Sociedad Española de Pedagogía He publicado más de 150 trabajos de investigación en revistas españolas y extranjeras y soy autor y coautor de 30 libros y capítulos de libros, varios de ellos dedicados a la alta capacidad y el desarrollo del talento, así como a la evaluación de Sistemas Educativos.