76

RESEÑAS DE LIBROS PARA EL MUNDO EDUCATIVO

Cuando leo un libro que me gusta, suelo hacer una reseña para que mi mente no lo olvide, para dejar constancia de aquello que me ha llamado la atención y, también, me sirve como ejercicio de estructuración de mi propio pensamiento, debo destacar aquello que me ha entusiasmado y relacionarlo con mi propia experiencia personal. Una de estas lecturas ha sido: «El curioso incidente del perro a medianoche» de Mark Haddon.

RESEÑA

Elegí leer este libro porque se recomendó en #eduhora233 si no hubiese sido por esto, no lo hubiese encontrado en mi camino. Me alegro que me lo hayan recomendado porque, gracias a él, he podido descubrir una historia muy real y muy particular de la que difícilmente se habla y que muchas familias sufren en silencio o quizás lo verbalizan en entornos similares al suyo, quizás con un sentimiento de culpabilidad al que esta sociedad lo ha llevado por no saber aceptar las diferencias, por no saber vivir en una sociedad democrática en la que todas las personas, por derecho y por justicia social, deben ser incluidas.

Es una historia de un adolescente Asperger (un trastorno neurobiológico) de alta capacidad, narrada en primera persona, que nos hace ver las dificultades con las que se encuentra ante su familia, su colegio y la sociedad, por el hecho de padecer este síndrome que marca su comportamiento, su pensamiento, sus sentimientos, su estilo de vida en definitiva, y, sobre todo, nos hace ver cómo la gente no lo entiende y él y su familia sufren por ello: lo hacen sentirse muy pequeño, hasta el punto de esconderse. Añadido a esto están sus altas capacidades que también lo hacen distinto, porque su capacidad para desarrollar problemas matemáticos es muy exagerada, hasta el punto de poder resolver problemas de etapas superiores de estudios.

«A sus quince años, Christopher conoce las capitales de todos los países del mundo, puede explicar la teoría de la relatividad y recitar los números primos hasta el 7.507, pero le cuesta relacionarse con otros seres humanos. Le gustan las listas, los esquemas y la verdad, pero odia el amarillo, el marrón y el contacto físico. Si bien nunca ha ido solo más allá de la tienda de la esquina, la noche que el perro de una vecina aparece atravesado por un horcón, Christopher decide iniciar la búsqueda del culpable. Emulando a su admirado Sherlock Holmes —el modelo de detective obsesionado con el análisis de los hechos—, sus pesquisas lo llevarán a cuestionar el sentido común de los adultos que lo rodean y a desvelar algunos secretos familiares que pondrán patas arriba su ordenado y seguro mundo».

Casa del Libro

A lo largo del libro, el propio protagonista de la historia nos va haciendo conocer sus singulares características y las incompresiones que sufre cuando no entiende a la gente, sobre todo, a la gente desconocida. Christopher necesita de esquemas mentales, necesita de un orden, necesita que las cosas no se muevan de su lugar, necesita que se le entienda con sus palabras, pero no quiere que nadie lo toque, ni le grite, porque le da miedo. Él narra todos los acontecimientos al detalle, a la hora que sucedieron… cuando él mira, ve todos los objetos con colores, tamaños, posición… es capaz de describir lo que ha visto con todo lujo de detalles.

Resulta un libro curioso que te va enganchando y no quieres que acabe el tiempo, lo de menos es el final de la historia, el disfrute se produce en los relatos del protagonista.

Dicen que es un libro para adolescentes y lo veo bien, porque así pueden llegar a comprender mejor a personas con este tipo de síndrome y, por extensión, ir comprendiendo la diversidad de personas que existimos en el mundo y a las que tenemos que respetar si queremos una sociedad en la que se cumplan los derechos y, así, podamos llegar a conseguir una sociedad más justa socialmente.

Es un libro recomendado para el público general, pero –muy especialmente– se lo recomendaría al profesorado, porque narra, de forma muy explícita, el comportamiento de este tipo de personas Asperger, y nos ayudará a comprenderlas mejor y hacer que nuestro comportamiento con ellas sea de ayuda y comprensión, haciéndoles saber situarse en la sociedad en la que vivimos, con todos los problemas y aciertos que ello conlleva.


N. del E.: En esta colección, Reseñas de libros para el mundo educativo, podremos disfrutar tanto de la recomendación de nuevos títulos, como de la crítica constructiva de algunos otros. 

N. del E.: Dolores Álvarez Peralías es la autora de las reseñas contenidas en la serie Reseñas de libros para el mundo educativo –a la que pertenece este post–; y quien, generosamente, las ha compartido con INED21. Le agradecemos, profundamente, su generosidad y le felicitamos por su profesionalidad y la honda sensibilidad que proyecta en sus trabajos. Como siempre, un lujo.

Artículo anteriorCÓMO CONTARLO BIEN
Artículo siguienteLA REALIDAD INVISIBLE DE LAS ALTAS CAPACIDADES
Maestra y pedagoga. He trabajado en Primaria y Secundaria. Durante veinte años he sido directora de centros educativos en los dos sectores de la enseñanza. Mi objetivo primordial siempre ha sido crear un buen clima de centro porque pienso que con ello se mejora el ambiente educativo y se facilita el aprendizaje. Mi pasión es el mundo educativo y aún, estando ya jubilada, es lo que me mueve a escribir, a leer, a compartir ambientes, encuentros y amistades. Sigo aprendiendo cada día y me muevo en redes sociales con cierta frecuencia.