66

RESEÑAS DE LIBROS PARA EL MUNDO EDUCATIVO

Cuando leo un libro que me gusta, suelo hacer una reseña para que mi mente no lo olvide, para dejar constancia de aquello que me ha llamado la atención y, también, me sirve como ejercicio de estructuración de mi propio pensamiento, debo destacar aquello que me ha entusiasmado y relacionarlo con mi propia experiencia personal. Una de estas lecturas ha sido: «El cerebro del niño explicado a los padres» de Álvaro Bilbao.

RESEÑA

Álvaro Bilbao pone en nuestras manos esta obra para que ayudemos a nuestros hijos e hijas a desarrollar su potencial intelectual y emocional. Es Doctor en Psicología de la Salud, neuropsicólogo, esposo y padre de tres niños maravillosos. Formado como Neuropsicólogo en el Hospital Johns Hopkins (Baltimore) y el Royal Hospital for Neurodisability (Londres) ha colaborado con la Organización Mundial de la Salud.

Su dedicación principal es la de rehabilitador de personas con lesión cerebral, labor que realiza en el Centro Estatal de Referencia de Atención al Daño Cerebral. Es profesor invitado en distintas universidades e imparte conferencias en todo el mundo sobre temas relacionados con el cuidado del cerebro y la educación. Su carrera profesional, como experto clínico y divulgador , le ha valido el reconocimiento de numerosos premios y es autor del bestseller internacional “El cerebro del niño explicado a los padres”.

Plataforma Editorial

Este libro nos va ayudar en la tarea difícil de educar, tanto a padres, madres como a educadores. El título de la obra parece como si fuese dirigido solo a las familias, pero creo que el educador o educadora de las primeras etapas escolares (0 a 6 años) puede beneficiarse de estas concepciones para ayudar en esta importante tarea de educar a niños y niñas. De esta forma podemos ver la necesaria conexión entre familia y escuela, ayudando cada uno de los sectores a que el niño o la niña adquiera un desarrollo intelectual y emocional que se rijan por las mismas premisas en los dos sectores.

Afortunadamente cada vez las familias se preocupan más por la tarea de educar bien a sus hijos e hijas y este libro nos puede ayudar en este sentido. Es responsabilidad de los padres y las madres preocuparse por la educación de sus hijos e hijas, en palabras del autor de esta obra «educar no es otra cosa que apoyar al niño en su desarrollo cerebral, para que algún día ese cerebro le permita ser autónomo, conseguir sus metas y sentirse bien consigo mismo». No es tarea fácil porque las familias reciben poca información sobre este tema y eso puede conllevar a estar acompañando a la educación por caminos equivocados, a pesar de que lo queremos hacer bien podemos inducir a nuestros hijos e hijas en errores que cuando sean mayores les van a pasar factura.

Esta obra, adentrándose en el mundo del cerebro, quiere ayudar a las familias y educadores a conocer cómo con lo que ya sabemos del cerebro, se puede influir de manera positiva en el desarrollo cerebral del niño o la niña utilizando estrategias adecuadas y siguiendo unos principios para tener un desarrollo cerebral equilibrado, se trata de hacer conexiones que lo puedan acompañar a lo largo de su vida; de esta forma también podremos prevenir dificultades en cuanto a atención, depresión, conducta…

Podremos encontrar en su lectura consejos muy válidos sobre: alimentación, hora de dormir, confianza, clima familiar, rabietas, empatía, sentimientos, emociones, comportamientos, cómo poner límites y normas, alternativas a los castigos, recompensas, cómo ayudar a pensar, apego, responsabilidades, miedos, experiencias traumáticas… todo esto que con las habilidades necesarias nos ayudará a resolver conflictos que se dan en las familias porque el cerebro infantil está en pleno proceso de desarrollo. Y lo que nunca se nos puede olvidar es que para los niños y niñas, en estos primeros años, las personas adultas somos los modelos a seguir, no por lo que decimos sino fundamentalmente por lo que hacemos en su presencia.

Me ha llamado especialmente la atención cómo podemos desactivar imágenes traumáticas del cerebro. Lo único que tenemos que hacer es que el niño o la niña verbalice qué le ha pasado y cómo se ha sentido, de esta forma ponemos en comunicación el hemisferio izquierdo con el derecho. “De esta forma tan sencilla estarás facilitando que la parte verbal y lógica de su cerebro ayude a la parte visual y emotiva a superar la experiencia” Recordará el suceso pero no lo vivirá con la misma angustia y sobre todo alejará esos miedos de su vida.

Discrepo con el autor en la total ausencia de pantallas hasta los seis años. ¿Si los adultos somos modelos para ellos vamos también a dejar de utilizarlas? Estoy de acuerdo en que hay que controlarles el tiempo y además ver qué es lo que hacen con esas pantallas pero en absoluto privarles de esa puerta que también es educativa y que va a ser su herramienta del futuro.

A lo largo de este libro iremos encontrando ejemplos prácticos de la vida cotidiana que nos van a ir ayudando en esta tarea educativa, podremos reflexionar con ellos cómo lo hacemos ahora y cómo podemos cambiar para mejorar nuestras acciones y nuestros pensamientos. Podemos seguir este consejo sabio que recibió el autor y que lo acompaña en su vida:

«Con los hijos, el tiempo pasa, y solo pasa una vez. Lo que dejes de hacer ahora no volverá. Lo perderás para siempre».

Libro muy recomendable para familias y educadores, muy especialmente se lo recomiendo a los maestros y maestras de la primera etapa de cero a seis años porque, al igual que a las familias, les va a ayudar a la comprensión de muchas actitudes que frecuentemente se encuentran en sus aulas y que se explican con los conocimientos que ya hay del cerebro intelectual y emocional. Está redactado de forma sencilla y amena para llegar a un gran público sin conocimientos previos sobre la neurociencia.


N. del E.: En esta colección, Reseñas de libros para el mundo educativo, podremos disfrutar tanto de la recomendación de nuevos títulos, como de la crítica constructiva de algunos otros. 

N. del E.: Dolores Álvarez Peralías es la autora de las reseñas contenidas en la serie Reseñas de libros para el mundo educativo –a la que pertenece este post–; y quien, generosamente, las ha compartido con INED21. Le agradecemos, profundamente, su generosidad y le felicitamos por su profesionalidad y la honda sensibilidad que proyecta en sus trabajos. Como siempre, un lujo.