41

RESEÑAS DE LIBROS PARA EL MUNDO EDUCATIVO

Cuando leo un libro que me gusta, suelo hacer una reseña para que mi mente no lo olvide, para dejar constancia de aquello que me ha llamado la atención y, también, me sirve como ejercicio de estructuración de mi propio pensamiento, debo destacar aquello que me ha entusiasmado y relacionarlo con mi propia experiencia personalUna de estas lecturas ha sido: «Aprendizaje basado en el pensamiento» de varios autores.

RESEÑA

El objetivo de este proyecto de varios autores: Robert J. Swartz, Arthur L. Costa, Barry K. Beyer, Rebecca Reagan y Bena Kallick, El aprendizaje basado en el pensamiento (Cómo desarrollar en los alumnos las competencias del siglo XXI), es enseñar a pensar de forma eficaz, dentro del currículum, de forma que los estudiantes puedan mejorar su educación y su rendimiento general con esta manera de trabajar el pensamiento.

«Aprendizaje basado en el pensamiento es una guía didáctica que ayuda a los docentes a aplicar el pensamiento eficaz en la enseñanza de los contenidos de cualquier materia y curso escolar. Los abundantes casos prácticos proporcionan al lector una visión concreta de cómo enseñar a los alumnos a hallar evidencias en las que fundamentar sus conclusiones, desarrollar ideas creativas, escuchar atentamente y con comprensión, y comunicar sus ideas de forma clara y precisa. Sus autores demuestran que, si los alumnos dedican tiempo al aprendizaje de destrezas de pensamiento, su rendimiento mental mejora radicalmente tanto dentro como fuera de la escuela. Los autores de este libro han contribuido a lo largo de los años de forma clave al desarrollo de este oficio, defendiendo a capa y espada la importancia de aunar enseñar a pensar y enseñar contenidos dentro y fuera de cada disciplina. Se han unido en este libro para ofrecernos una visión más amplia. A lo largo de estas páginas conoceremos del pensamiento eficiente, el papel de los hábitos mentales, el modo en que esta forma de pensar eficiente abarca no solo destrezas, sino también inclinación, es decir, actitudes mentales que fomenta el pensamiento consciente. Aprenderemos lo que es la metacognición, el oficio de vigilar la cognición de cada uno y empujarla suavemente por los derroteros más adecuados. Examinaremos directamente cómo se enseña a pensar, a cultivar distintas formas de pensamiento directa y sistemáticamente. Nos familiarizaremos con el papel que juegan las estrategias, los gráficos, la transferencia del aprendizaje, los hábitos de reflexión y mucho más. Todo esto podría ser bastante árido de exponer en forma de disquisición técnica sobre los circuitos y microchips de la mente pensante. Pero los lectores se llevarán una grata sorpresa: cada concepto, cada ejercicio práctico, cada recurso viene acompañado por una historia: lo que ocurrió en esta clase, o lo que pasó con aquellos alumnos, o cómo enfocó el tema este o aquel profesor. Nunca se nos deja solos en el laboratorio, sino que en todo momento nos encontramos perfectamente ubicados en el mundo real de la práctica pedagógica».

Casa del libro

Trabajando de esta forma, proporcionamos al alumnado un mejor desarrollo de su mente y esto le va a servir para comprender mejor, para expresarse más correctamente y con propiedad; en definitiva, le va a ayudar a desarrollarse de forma más eficaz, tanto para su entorno escolar, social y familiar.

Para enseñar a utilizar el pensamiento, hay que trabajar de forma que el adulto también ejercite esas formas de pensamiento, con lo cual obliga al profesorado y a las familias –que lo quieran poner en marcha–, a formarse a sí mismos, antes de comenzar y también en el proceso de desarrollo; es, por tanto, una tarea compleja que cuida los detalles para que no quede ningún resquicio al descubierto.

La aplicación de las tareas que encontramos en este manual nos lleva a obtener ventajas que tienden hacia el pensamiento eficaz, aquel que nos va a hacer más conscientes de nuestras propias reflexiones porque:

Proporcionan ejemplos variados, en distintas etapas educativas, dentro de los contextos escolares, con el propósito de llegar a pensar de forma más eficaz. Hay ejemplos que nosotros podemos aplicar directamente en nuestras aulas con las ligeras variaciones que nos imponga el currículum.

Demuestran que es posible integrar el desarrollo del pensamiento con los contenidos escolares de forma que aumenta la capacidad de aprendizaje. Es una forma de hacer reflexionar al profesorado, al alumnado y a las familias para trabajar todas las partes en la misma dirección.

Ayuda a comprender cómo y por qué se obtienen mejores resultados partiendo de prácticas muy accesibles para nuestras aulas.

«El pensamiento eficaz se refiere a la aplicación competente y estratégica de destrezas de pensamiento y hábitos de la mente productivos que nos permiten llevar a cabo actos meditados de pensamientos, como tomar decisiones, argumentar y otras acciones analíticas, creativas o críticas».

Este libro debería estar en los centros educativos y llegar a una reflexión en los claustros de forma que se lleven a la práctica estas formas de hacer pensar y ayudar tanto al alumnado como al profesorado en su puesta en marcha.


N. del E.: En esta colección, Reseñas de libros para el mundo educativo, podremos disfrutar tanto de la recomendación de nuevos títulos, como de la crítica constructiva de algunos otros. 

N. del E.: Dolores Álvarez Peralías es la autora de las reseñas contenidas en la serie Reseñas de libros para el mundo educativo –a la que pertenece este post–; y quien, generosamente, las ha compartido con INED21. Le agradecemos, profundamente, su generosidad y le felicitamos por su profesionalidad y la honda sensibilidad que proyecta en sus trabajos. Como siempre, un lujo.

Artículo anteriorALFABETIZACIÓN EN VIDEOJUEGOS
Artículo siguienteENTREVISTA A JOSEPH RENZULLI
Maestra y pedagoga. He trabajado en Primaria y Secundaria. Durante veinte años he sido directora de centros educativos en los dos sectores de la enseñanza. Mi objetivo primordial siempre ha sido crear un buen clima de centro porque pienso que con ello se mejora el ambiente educativo y se facilita el aprendizaje. Mi pasión es el mundo educativo y aún, estando ya jubilada, es lo que me mueve a escribir, a leer, a compartir ambientes, encuentros y amistades. Sigo aprendiendo cada día y me muevo en redes sociales con cierta frecuencia.