4

RESEÑAS DE LIBROS PARA EL MUNDO EDUCATIVO

Cuando leo un libro que me gusta, suelo hacer una reseña para que mi mente no lo olvide, para dejar constancia de aquello que me ha llamado la atención y, también, me sirve como ejercicio de estructuración de mi propio pensamiento, debo destacar aquello que me ha entusiasmado y relacionarlo con mi propia experiencia personal.

Una de mis últimas lecturas ha sido: «¿Hiperconectados?» de Jordi Jubany.

RESEÑA

Con la lectura de este interesante libro de Jordi Jubany he recordado mis inicios en este mundo de las pantallas, cómo pasé en poco tiempo de la tecnofobia a la tecnofilia. Vi la necesidad de ponerme al día en algo que había llegado con mucha fuerza, la tecnología, y que se estaba introduciendo en los ámbitos sociales, familiares, profesionales… no era cuestión de convertirse en analfabeta dando la espalda a estos avances que tanto nos ayudan.

El autor nos muestra a una familia actualizada que ayuda a sus hijos en la educación digital  y que se va formando para poder acompañarlos en esta realidad digitalizada.

«Los García podrían ser nuestra propia familia, una familia que incorpora recursos y aplicaciones de la cultura digital y que aprende a compartir de otro modo experiencias, conocimientos y emociones».

(pos. 7)

El autor hace continuas referencias a ejemplos y consejos que nos pueden ser muy útiles como docentes y como padres o madres. Introduce algunos vídeos ejemplificantes, con códigos QR, que nos hacen reflexionar sobre las distintas temáticas digitales que nos va planteando, aportando soluciones y caminos para que la digitalización no suponga problema ni en nuestra vidas ni en las relaciones con nuestros niños o niñas.

Se trata de educarnos en lo digital, culturizarnos según los tiempos, abrir puertas y no cerrarlas porque puede suponer un problema. Sigo sin entender cómo en algunos centros educativos se prohíben las tecnologías, los móviles… cuando debe ser, junto con las familias, el sitio en el que debemos educar para su uso.

«La apropiación de la tecnología actual nos ayuda a acercarnos a la cultura, la ciencia y el arte, y a hacerlo de forma más creativa, crítica y colaborativa».

(pos.168)

Las redes sociales, por ejemplo, son un lugar de encuentro donde podemos expresar las emociones, compartir conocimientos, entablar diálogos, conocer a gentes que ponen a disposición sus descubrimientos, sus experiencias, sus trabajos…

Esto desde mi punto de vista tiene un valor incalculable, es una base cultural al alcance de muchas personas. Nuestro objetivo debe ser la lucha para que nadie esté desconectado y tenga a su alcance toda esta tecnología, como medio cultural actualizado, que nadie por razón económica se encuentre en desventaja, lo que se viene a llamar la «brecha digital».

Está escrito de forma muy asequible y amena, está lleno de buenos consejos sobre las redes y la tecnología digital. Pienso que debe ser de lectura recomendable para las familias de nuestro alumnado y para nosotros mismos como profesionales de la educación ya que no podemos negar la evidencia de que la educación digital es necesaria en estos días.

«Es importante que los adultos experimentemos

personalmente las tecnologías y las redes»

Tíscar, Lara


N. del E.: En esta colección, Reseñas de libros para el mundo educativo, podremos disfrutar tanto de la recomendación de nuevos títulos, como de la crítica constructiva de algunos otros. 

N. del E.: Dolores Álvarez Peralías es la autora de las reseñas contenidas en la serie Reseñas de libros para el mundo educativo –a la que pertenece este post–; y quien, generosamente, las ha compartido con INED21. Le agradecemos, profundamente, su generosidad y le felicitamos por su profesionalidad y la honda sensibilidad que proyecta en sus trabajos. Como siempre, un lujo.

Compartir
POST ANTERIOREL VIAJE HACIA LA INCLUSIÓN
SIGUIENTE POSTTU TEORÍA DE LA ENSEÑANZA
Maestra y pedagoga. He trabajado en Primaria y Secundaria. Durante veinte años he sido directora de centros educativos en los dos sectores de la enseñanza. Mi objetivo primordial siempre ha sido crear un buen clima de centro porque pienso que con ello se mejora el ambiente educativo y se facilita el aprendizaje. Mi pasión es el mundo educativo y aún, estando ya jubilada, es lo que me mueve a escribir, a leer, a compartir ambientes, encuentros y amistades. Sigo aprendiendo cada día y me muevo en redes sociales con cierta frecuencia.