30

RESEÑAS DE LIBROS PARA EL MUNDO EDUCATIVO

Cuando leo un libro que me gusta, suelo hacer una reseña para que mi mente no lo olvide, para dejar constancia de aquello que me ha llamado la atención y, también, me sirve como ejercicio de estructuración de mi propio pensamiento, debo destacar aquello que me ha entusiasmado y relacionarlo con mi propia experiencia personal.

Una de mis últimas lecturas ha sido: «Desenterrando el silencio, Antoni Benaiges, el maestro que prometió el mar» de Francesc Escribano.

RESEÑA

«El mar será muy grande y muy ancho. Y hondo. La gente irá allí a bañarse. Yo no he visto el mar. El maestro nos dice que iremos a bañarnos».

Florentina Sáez

Este texto libre anterior pertenece a una alumna de Antoni Benaiges, de sus publicaciones especiales.

«Con la reproducción del cuaderno EL MAR. VISIÓN DE UNOS NIÑOS QUE NO LO HAN VISTO NUNCA (1936, Bañuelos de Bureba):

A finales de julio de 1936, justo en el inicio de la Guerra Civil, desapareció el maestro catalán Antoni Benaiges. Dos años antes había llegado al pueblo burgalés de Bañuelos de Bureba dispuesto a aplicar en su pequeña escuela rural la técnica Freinet, una innovadora metodología pedagógica basada en la participación de los alumnos y el uso de la imprenta.

Durante más de 75 años, su labor y su personalidad permanecieron en la intimidad del recuerdo de sus antiguos alumnos y de sus compañeros de profesión, mientras su familia albergaba el deseo de conocer la verdad sobre su paradero.

En agosto de 2010, con motivo de la exhumación de una fosa común en el paraje de La Pedraja (Burgos), emerge la memoria del maestro y se inicia una investigación que descubre una historia única, emotiva y poética».

Ver interior del libro

Una historia, casi al límite del olvido, que ha podido ser recuperada gracias a los testimonios de los que lo conocieron u oyeron hablar de él, pero también a partir de los propios textos del maestro y de las redacciones de sus alumnos, que se editaron en la escuela.

«Esta obra es fruto de una investigación en profundidad, y ha contado con la participación del periodista Francesc Escribano, en el relato de la biografía del maestro; del fotógrafo Sergi Bernal, en la documentación gráfica y la recogida de testimonios; del antropólogo Francisco Ferrándiz, en la narración de su experiencia a pie de fosa, y de la historiadora Queralt Solé, en la contextualización del momento histórico y en la dirección de la obra».

Revista BLUME

En España, la República supuso la transmisión de nuevos valores, se hicieron colegios mixtos, se dignificó la figura del maestro, se separaron las ideologías religiosas de la enseñanza y se consideró que eran los maestros los que debían transmitir a la población los valores de la República.

La política educativa de la Segunda República suponía el apoyo oficial a los movimientos de renovación pedagógica a principios del siglo XX. Entre los nuevos métodos que se introdujeron estaba la técnica Freinet. Su filosofía se basaba en: 

Pedagogía del trabajo, alentando al alumnado a aprender creando.

Aprendizaje a través de la investigación, trabajando en equipo y proceso de ensayo-error.

Aprendizaje cooperativo.

Partir de los centros de interés del alumnado para que sean el punto de partida de su propio aprendizaje.

Método natural, partiendo de las experiencias reales.

Democracia en el aula, para que aprendan a asumir responsabilidades.

Antoni Benaiges, perteneciente al grupo Batec, puso en marcha la escuela con los principios de Freinet y, por eso, fue perseguido y fusilado en manos de la represión franquista.

«Veinte maestros fueron fusilados y otros veinte “desaparecieron”, es decir, que con toda probabilidad fueron asesinados y enterrados en fosas comunes. En ese segundo grupo afirma que se encontraba “el maestro de bañuelos de bureba, cuya identidad desconocemos, pero cuya desaparición nos consta por testimonio de Rafael martínez, de Briviesca». Ese maestro desconocido era catalán, de Mont-roig del Camp, y se llamaba Antoni Benaiges Nogués.

El libro está lleno de textos libres de los niños y niñas de la escuela, en ellos se cuenta lo que disfrutaron con ese maestro, lo que aprendieron para la vida, lo que lucharon con las familias que no lo entendían «porque bailaba y cantaba con los niños»…

Jesús Carranza recuerda así al maestro:

«Yo era pequeño y todavía no iba a la escuela, pero recuerdo que el maestro era amigo de los niños. De otros maestros, ante su presencia tratábamos de escondernos, pero él jugaba con nosotros. Estaba bien considerado, aunque en el pueblo había alguna familia que no lo tenía bien visto, por no ser un hombre religioso, pero a la mayoría no le importaba. Enseñaba a los niños a pensar. Los niños estaban muy contentos con él, porque cambiaron de un maestro que les pegaba con la vara y les castigaba duramente a éste que les llevaba de excursión, les enseñaba y hasta les compraba comida».

Este libro es un homenaje a los maestros fusilados por sus ideologías, está lleno de momentos entrañables y nos hace valorar la EDUCACIÓN, a la que tantos maestros y maestras han dado toda su vida, en favor de una ciudadanía que piense y no actúe como borregos.


N. del E.: En esta colección, Reseñas de libros para el mundo educativo, podremos disfrutar tanto de la recomendación de nuevos títulos, como de la crítica constructiva de algunos otros. 

N. del E.: Dolores Álvarez Peralías es la autora de las reseñas contenidas en la serie Reseñas de libros para el mundo educativo –a la que pertenece este post–; y quien, generosamente, las ha compartido con INED21. Le agradecemos, profundamente, su generosidad y le felicitamos por su profesionalidad y la honda sensibilidad que proyecta en sus trabajos. Como siempre, un lujo.

Compartir
POST ANTERIORLA ESCUELA COMPENSADORA
SIGUIENTE POSTEL CI 130, ¿CAUSA PERDIDA?
Maestra y pedagoga. He trabajado en Primaria y Secundaria. Durante veinte años he sido directora de centros educativos en los dos sectores de la enseñanza. Mi objetivo primordial siempre ha sido crear un buen clima de centro porque pienso que con ello se mejora el ambiente educativo y se facilita el aprendizaje. Mi pasión es el mundo educativo y aún, estando ya jubilada, es lo que me mueve a escribir, a leer, a compartir ambientes, encuentros y amistades. Sigo aprendiendo cada día y me muevo en redes sociales con cierta frecuencia.