21

RESEÑAS DE LIBROS PARA EL MUNDO EDUCATIVO

Cuando leo un libro que me gusta, suelo hacer una reseña para que mi mente no lo olvide, para dejar constancia de aquello que me ha llamado la atención y, también, me sirve como ejercicio de estructuración de mi propio pensamiento, debo destacar aquello que me ha entusiasmado y relacionarlo con mi propia experiencia personal.

Una de mis últimas lecturas ha sido: «Educative Innovéision» de Jordi Martí.

RESEÑA

«Educative Innovéision» es un libro crítico con «todo» (¡Ayyyy… me acabo de dar cuenta que la inspección ha salido «de rositas»!), bueno, con casi todo lo referente al mundo educativo, es un libro reflexivo porque va argumentando la crítica y, a su vez, nos hace propuestas con las que podríamos actuar de forma diferente.

SENTIDO DEL HUMOR

Si conocemos al autor del libro, Jordi Martí (@xarxatic), de las redes sociales y de la lectura de su blog, veremos que esta obra es un fiel reflejo de lo que cada día va manifestando en ellas. La portada de Néstor Alonso (@Potachov) ya nos pone en disposición y nos hace una especie de relatoría gráfica de lo que vamos a encontrar en sus páginas.

La lectura es ágil y directa, siempre con buen sentido del humor y una cierta carga sarcástica, a pesar de la acritud de lo que cuente, así nos va llevando por sus pensamientos, creando ilusión para seguir el recorrido, sin desvanecer en la atención, que termina con ese gran «diccionario gamberro» que no tiene desperdicio.

Por cierto, gracias por las palabras dedicadas al EABE en este diccionario y por el tirón de orejas a la Administración que no escucha las propuestas de docentes, que cada día están en las aulas, intentando mejorar y transformar la educación de su alumnado.

TRANSFORMACIÓN POSITIVA

Me ha llamado la atención, y valoro positivamente, cómo una persona que no proviene en su formación inicial reglada del mundo educativo, se ha ido formando e investigando para poder aseverar cada una de las cuestiones que plantea, con fundamentos que a nadie deja indiferente, que crea un mundillo de opinión y reflexión sobre cuestiones que pertenecen a la educación y que son difíciles de tratar en ámbitos poco reflexivos.

En definitiva, creo que el libro hay que leerlo, hay que criticarlo y reflexionarlo, hay suficiente material como para estar hablando de la educación y tratar de mejorarla, eso que a muchas personas, circunscritas en este mundo, nos preocupa cada día; es recomendable para el profesorado y para aquellas personas que se sientan en la obligación de mejorar el mundo que les rodea, porque ya sabemos y está comprobado que si mejora la educación, puede ayudar mucho a la transformación positiva de la sociedad en general.

«La innovación educativa no es solo cuestión de cachivaches tecnológicos de última generación… Es cuestión de cambio de las prácticas habituales. Trabajar colaborativamente en un grupo ya es innovar. Salir a la calle… implicar a las familias… La materia prima para innovar somos nosotros, los chavales y sus familias».

«Un docente innovador es aquel que se adapta a la realidad del aula. Quien usa las herramientas que, en cada momento, ve más adecuadas. Quien sepa realizar una clase con los chavales para que al sonar el timbre se queden con ganas de más…».


N. del E.: En esta colección, Reseñas de libros para el mundo educativo, podremos disfrutar tanto de la recomendación de nuevos títulos, como de la crítica constructiva de algunos otros. 

N. del E.:Dolores Álvarez Peralías es la autora de las reseñas contenidas en la serie Reseñas de libros para el mundo educativo –a la que pertenece este post–; y quien, generosamente, las ha compartido con INED21. Le agradecemos, profundamente, su generosidad y le felicitamos por su profesionalidad y la honda sensibilidad que proyecta en sus trabajos. Como siempre, un lujo.

Compartir
POST ANTERIORLA RELIGIÓN DEL SABER Y SUS ICONOS
SIGUIENTE POSTEL APRENDIZ DEL SIGLO XXI
Maestra y pedagoga. He trabajado en Primaria y Secundaria. Durante veinte años he sido directora de centros educativos en los dos sectores de la enseñanza. Mi objetivo primordial siempre ha sido crear un buen clima de centro porque pienso que con ello se mejora el ambiente educativo y se facilita el aprendizaje. Mi pasión es el mundo educativo y aún, estando ya jubilada, es lo que me mueve a escribir, a leer, a compartir ambientes, encuentros y amistades. Sigo aprendiendo cada día y me muevo en redes sociales con cierta frecuencia.