16

RESEÑAS DE LIBROS PARA EL MUNDO EDUCATIVO

Cuando leo un libro que me gusta, suelo hacer una reseña para que mi mente no lo olvide, para dejar constancia de aquello que me ha llamado la atención y, también, me sirve como ejercicio de estructuración de mi propio pensamiento, debo destacar aquello que me ha entusiasmado y relacionarlo con mi propia experiencia personal.

Una de mis últimas lecturas ha sido: «Inteligencia social» de Daniel Goleman.

RESEÑA

Los seres humanos somos sociables por naturaleza, por eso, debemos prepararnos para saber vivir en comunidad y saber responder a los estímulos que la sociedad nos vaya planteando.

Creo necesario el tratamiento de este tema en las escuelas para así llegar a una sociedad más empática y sociable con el mundo que le rodea.

De nada le sirve a un niño o a una niña tener muchos conocimientos si no sabe:

Relacionarse con su compañero.

Si no sabe atender unas disculpas.

Si no es capaz de hablar en el grupo.

Si es tímido y no se sabe sobreponer.

Si actúa con violencia

BAILE EMOCIONAL

Recuerdo hace años un curso que hice sobre habilidades sociales en el que se nos dieron pautas concretas para tratar a las personas de forma que pudiésemos comprender a los que nos hablan y empatizar con ellos. Confieso, JGJ, que este curso me sirvió mucho a lo largo de mi vida profesional y social.

La inteligencia social es la capacidad para empatizar con los que nos rodean, ofreciéndoles respuestas de entendimiento, de escucha, de emociones, de ponernos en su lugar…

Los avances de la Neurociencia nos demuestran que nuestro cerebro está preparado para conectarse con los demás y que en el encuentro con otra persona se da una especie de «baile emocional», interrelación, que hace que nos sintamos acogidos con comprensión, llegando, si hay emociones positivas, a formar parte de nuestra forma de ser posterior.

Nuestro entorno va moldeando a los que en él habitan, es importante, por ello, que en las familias se cuiden estas pautas para que el niño y la niña sepan vivir y comprender con las personas con las que se relacionan.

LAS PAUTAS

Pero… ¿qué pautas nos pueden ayudar para el desarrollo de esta inteligencia social?

1

En las familias

Deben darse los primeros pasos, ocupándose de la atención emocional del niño o la niña. Escucharlos, preguntar sobre sus tristezas o alegrías, cuidar sus relaciones de grupo para que conozcan los valores de la amistad, crear un ambiente familiar donde el cariño acepte los fallos o las alegrías de los otros miembros

2

En las escuelas

Deben trabajarse los valores del grupo, hacer que el respeto sea fundamental, educar para el diálogo y la comprensión, crear un ambiente favorable hacia el aprendizaje instrumental y emocional, respeto a la diversidad, trabajar la inclusión de todos los miembros en el grupo

3

En la sociedad

Deben crearse espacios para que los niños y las niñas puedan relacionarse en ambientes agradables, según sus edades (Parques, centros cívicos, ludotecas…).

CONCIENCIA SOCIAL

Daniel Goleman en su libro «Inteligencia social» (Pos 1578) nos dice que los ingredientes fundamentales de la inteligencia social pueden agruparse en dos grandes categorías, la conciencia social (‘lo que sentimos sobre los demás’) y la aptitud social (‘lo que hacemos con esa conciencia’), desde la capacidad de experimentar el estado interior de otra persona hasta llegar a comprender sus sentimientos.

La conciencia social, según Goleman, está compuesta por los siguientes ítems:

1

Empatía primordial

Sentir lo que sienten los demás e interpretar las señales emocionales no verbales.

2

Sintonía

Escuchar de manera totalmente receptiva y conectar con los demás.

3

Exactitud empática

Comprender los pensamientos, sentimientos e intenciones de los demás.

4

Cognición social

Entender el funcionamiento del mundo social.

Podemos concluir que la inteligencia social es la capacidad que debemos adquirir para entendernos bien en un grupo. La inteligencia social desarrolla el sentido de comunidad y hace posible identificarse con el entorno. La inteligencia social nos ayuda a compartir momentos agradables en grupo, ser reconocidos como personas de buen trato y como personas que saben aceptar a los demás como son porque se puede entender lo que piensan y lo que sienten.


N. del E.: En esta colección, Reseñas de libros para el mundo educativo, podremos disfrutar tanto de la recomendación de nuevos títulos, como de la crítica constructiva de algunos otros. 

N. del E.: Dolores Álvarez Peralías es la autora de las reseñas contenidas en la serie Reseñas de libros para el mundo educativo –a la que pertenece este post–; y quien, generosamente, las ha compartido con INED21. Le agradecemos, profundamente, su generosidad y le felicitamos por su profesionalidad y la honda sensibilidad que proyecta en sus trabajos. Como siempre, un lujo.

Compartir
POST ANTERIORMOTIVACIÓN PARA LA RESPONSABILIDAD INFANTIL
SIGUIENTE POSTQUÉ SABER PARA ATENDER A LOS MÁS CAPACES-3
Maestra y pedagoga. He trabajado en Primaria y Secundaria. Durante veinte años he sido directora de centros educativos en los dos sectores de la enseñanza. Mi objetivo primordial siempre ha sido crear un buen clima de centro porque pienso que con ello se mejora el ambiente educativo y se facilita el aprendizaje. Mi pasión es el mundo educativo y aún, estando ya jubilada, es lo que me mueve a escribir, a leer, a compartir ambientes, encuentros y amistades. Sigo aprendiendo cada día y me muevo en redes sociales con cierta frecuencia.