PASION Y CALIDAD DE VIDA

Escribir sobre la pasión es una tarea difícil por las distintas interpretaciones que pueden hacer los lectores. Esto se debe a que venimos de medios familiares distintos,  que recibimos influencias culturales, religiosas  y esquemas de formación que hacen que vayamos adquiriendo unas maneras de ser y de interpretar conceptos como el de este articulo que hacen que cada persona de una visión distinta.

Aun así, quiero hablaros sobre lo que han pensado y piensan personas que han reflexionado y trabajado sobre ella para que podáis ampliar vuestra visión sobre esta emoción tan alabada  y rechazada por muchos.

«PASIÓN»

Según el diccionario, se entiende como pasión:

La pasión (del verbo en latín patior, que significa sufrir o sentir), es una emoción definida como un sentimiento muy fuerte hacia una persona, tema, idea u objeto. La pasión es una emoción intensa que engloba el entusiasmo o deseo por algo. El término también se aplica a menudo a un vivo interés o admiración por una propuesta, causa, actividad, etc.

OPINIONES

Pascal

Parte de dos tesis.

1

Que el hombre ha nacido para pensar y no puede dejar de hacerlo, pero ese pensamiento que se considera puro, que le haría feliz si pudiera mantenerlo siempre, le fatiga y le abate. Por eso,

2

Precisa la alteración, la acción, es decir, que sea agitado algunas veces por las pasiones.

Las pasiones más convenientes al hombre y que le separan de los demás, son el amor y la ambición. Con el amor se nace, con la ambición culmina su vida. Si es así, se puede decir que la vida ha sido feliz. Amor y ambición se contraponen y, de coincidir, se atenúa la una a la otra. La intensidad de las pasiones depende de la grandeza del espíritu.

Hegel

En sus”Lecciones sobre la filosofía  de la historia” dice que nada grande se realiza sin pasión.

Los románticos del siglo XIX

Exaltan la pasión como fuentes de vida y de creación.

Nos habla Lessing

¿De la pasión que se tiene por la verdad? ¿No es la pasión un entusiasmo? Y ¿no es asimismo el entusiasmo la llama que alimenta la vida del hombre?

Stephen r. Covey

Dice sobre la pasión: “La pasión nace del corazón y se manifiesta en la forma de optimismo, entusiasmo, conexión emocional, determinación. Alimenta un impulso implacable.

La clave para crear pasión en nuestra vida es hallar nuestro talento personal, nuestro papel y nuestro propósito

Según Steve Jobs

Cuando hablaba sobre la motivación, hablaba de la constancia, la perseverancia, la pasión y el esfuerzo y decía que nos pueden ayudar a conseguir el éxito en la vida. Dice también que el primer paso para alcanzar esto es borrar de nuestra mente el término rutina y, por tanto, conseguir que cada día se convierta en algo apasionante.

INFLUENCIA DE LA PASIÓN EN LA MOTIVACIÓN Y EL LOGRO

Considero la pasión como impulsora de  la motivación. Esta pasión que a mí me gusta es más afectiva, trata valores elevados que están encaminados al desarrollo personal y moral, necesarios para motivar a aquellas personas que por poner algunos ejemplos, (sienten pasión por la música, por la enseñanza, por un servicio social, etc.)

Pues:

La pasión es el combustible que pone en marcha la motivación de aquello que  de verdad queremos realizar. A todas las personas que han logrado sus objetivos la pasión les ha brindado el impulso, la energía y el coraje necesario para perseguir sus mayores sueños.

Las personas comprometidas en alcanzar sus metas son apasionadas, siempre están motivadas.

Por pasión uno es capaz de levantarse pronto, mantener un ritmo frenético durante largas horas, y acostarse tarde después de haberlo dado todo. Y además cuando existe pasión es bien sencillo hacerlo con una sonrisa en los labios. Es la pasión la que forja los grandes sueños. Seguro que todos los genios y personajes importantes de la historia tuvieron  su dosis de pasión.

Resaltemos la importancia del entusiasmo y la pasión por emprender ideas y luchar por nuestros deseos.

Sin amar profundamente lo que uno hace es imposible desatar nuestra máxima potencia.

Si encuentras una verdadera pasión de vida, entonces tendrás las herramientas necesarias para nunca jamás volver a sufrir de desmotivación.

Darle pasión a lo que hacemos es hacerlo nuestro, es entregarnos, poner en ello nuestros cinco sentidos. Sin motivos, la vida no existe, si no logramos trabajar y vivir apasionadamente, no seriamos capaces de superar el dolor.

EN EL TRABAJO

La pasión no nace, es el “proyecto”  el que despierta o no la pasión en la gente, y se supone que es la organización  la que tiene que buscar a la persona adecuada  que mantenga ese fuego por el proyecto y sepa inculcarlo a los demás.

La pasión puede mejorar el desempeño de los trabajadores en una organización.

La persona que se levanta cada mañana, sabiendo que va a desarrollar un trabajo que le apasiona, se siente más realizado, más a gusto consigo mismo y con quienes le rodean, tiene mucha más energía y, encima,  rinde mas con menos esfuerzo.

NO TODO EN LA PASIÓN ES BUENO

Dicen que cuando se traspasan ciertos grados y se sale de los límites de la moderación,  ya no se pueden controlar pues ya no esta sujeto a la razón  y deja el camino libre a los sentidos. Algunos ejemplos: pasión por la bebida, la droga, juegos de azar, la vida ociosa, etc. Por otro lado, también considero que si anulamos la pasión,  llegaremos a:

Desidia – Apatía – Rutina

Esto nos llevara al mundo de la infelicidad.

Quiero terminar este artículo diciendo que a nosotros toca el contener las pasiones dentro de sus justos límites con el uso necesario y vital de la sabiduría práctica.

Si tomas la decisión de incorporar a partir de ahora mismo grandes dosis de pasión en tu vida, habrás dado el paso  para empezar a sorprenderte. Comienza a apasionarte por todo. Encuentra pasión en el simple hecho de contemplar una puesta de sol. El futuro siempre pertenece a quienes están dispuestos a enfrentarse con pasión absoluta a la vida.

Conviene recordar qué la pasión es el alma de todas las grandes empresas, cuando empiezas algo con pasión, los resultados siempre serán mejores que los esperados.

La pasión es el lugar de nacimiento de la fuerza de voluntad, y la fuerza de voluntad es aquella que nos permite tener la pasión siempre prendida.

Mi amiga Emy  dice:

“Que se puede amar con más o menos pasión pero a la hora de luchar si no lo haces con pasión, es batalla perdida. ¡Ah! Y no concibo el sufrimiento intenso como pasión.

También creo que la pasión es hermana de la ilusión, prima del interés y nuera de la pereza.”