La National Association for Gifted Children (NAGC) de los EE.UU., a la que me honro en pertenecer desde hace años, ha editado una serie de pequeños documentos o papers en los que establece su posición oficial sobre algunos aspectos críticos relativos a la alta capacidad y su atención educativa. Están llevados a cabo, como explico más abajo, por comités de expertos.

NAGC-INED21

Quiero agradecer a la profesora Paula Olszewski-Kubilius, actual presidenta de la NAGC, su amabilidad al autorizarme expresamente para incluir en mi blog estas traducciones (ver nota), que inauguro con esta primera que, por su longitud, dividiré en dos partes y que pienso puede aportar luz y ser de utilidad para los interesados en este ámbito de la educación. Naturalmente yo soy el único responsable de cualquier error de interpretación que haya podido cometer. Como se indica en la nota al pie, el documento oficial en inglés puede obtenerse en la web de la propia NAGC.

Acerca de las posiciones de la NAGC

La NAGC periódicamente publica documentos de principios o posturas en los que establece su posición oficial sobre diversos temas, referidos a políticas y prácticas, que puedan tener un impacto en la educación de los alumnos con mayor dotación y talento.

Cuando se plantea la necesidad de esclarecer algún aspecto concreto sobre estas cuestiones, la NAGC establece un comité de expertos, como en este caso con el denominado “Gifted Terminology Task Force”. Este comité ha colaborado en la redacción de un documento de principios sobre este particular para recoger la posición oficial de la organización y ofrecer una guía a aquéllas personas que trabajan con alumnos de alta capacidad.

Todos estos documentos son aprobados por el Comité de Directores de la NAGC, de modo que sean consistentes con la posición de la organización respecto a que: “la educación en una democracia tiene que respetar la singularidad de cada individuo, el amplio rango de diversidad cultural presente en nuestra sociedad, y las similitudes y diferencias en las características de aprendizaje que pueden darse en cualquier grupo de estudiantes”.

Redefiniendo la Alta Capacidad para un nuevo siglo. Evolución del paradigma

Personas de alta capacidad son aquéllas que demuestran un nivel de aptitud sobresaliente (definido como una capacidad excepcional para razonar y aprender) o competencia (desempeño documentado o rendimiento que los sitúe en el 10% superior, o por encima, respecto al grupo normativo) en uno o más dominios. Los dominios incluyen cualquier área de actividad estructurada con su propio sistema simbólico (las Matemáticas, la Música, la Lengua…) o su propio conjunto de destrezas sensorio motrices (la Pintura, la Danza, los Deportes…).

El desarrollo de la capacidad o el talento es un proceso de toda la vida. Puede ser evidente en los niños como un resultado excepcional en un test u otra medida de capacidad, o como una alta velocidad de aprendizaje, comparados con otros alumnos de su misma edad, o como un rendimiento dado en un determinado dominio. Como personas, maduran desde la infancia hasta la adolescencia, sin embargo, el rendimiento y los altos niveles de motivación en el dominio de que se trate, se convierten en la principal característica de su alta capacidad. Diversos factores pueden potenciar o inhibir el desarrollo y la expresión de las capacidades.


Nota:
Traducido por el prof. Javier Tourón con el permiso de la National Association for Gifted Children, Washington, DC, USA.  El documento original en inglés se puede encontrar en www.nagc.org
El énfasis de algunas expresiones ha sido añadido por mí, no corresponde al documento original.

Compartir
POST ANTERIORLA BUENA EDUCACIÓN
SIGUIENTE POSTEMPOBRECIDA INDIVIDUALIDAD, EMPOBRECIDA DEMOCRACIA
Vicerrector de Innovación y Desarrollo Educativo en la Universidad Internacional de La Rioja-UNIR desde septiembre de 2015, soy Catedrático de Métodos de Investigación y Diagnóstico en Educación y Doctor en Ciencias de la Educación y Ciencias Biológicas. Past-President del European Council for High Ability (2000-2004) y miembro del National Advisory Board del Center for Talented Youth (CTY) de la Universidad Johns Hopkins (2003-2011). Fundé y dirigí el centro para la atención educativa de alumnos de alta capacidad CTY España, International Charter Member del CTY de la Universidad Johns Hopkins (2001-2011). He sido profesor de la Universidad de Navarra durante 36 años (1979-2015). Mi carrera investigadora en el desarrollo del talento académico en jóvenes de alta capacidad me ha llevado a ser Consultant Editor de algunas de las revistas extranjeras más prestigiosas de este ámbito entre las que destacan: High Ability Studies, Education Today, Talent Development and Excellence, Sobredotaçao, Gifted and Talented International, Abilities and giftedness; así como de algunas de las españolas más reconocidas como la Revista Española de Pedagogía, Estudios sobre Educación, RELIEVE, Bordón, Educación XXI o Revista de Educación. Soy miembro de Sociedades Científicas como: International Association for Talent Development and Excellence European Council for High Ability World Council for Gifted and Talented Children National Association for Gifted Children (EE.UU) Sociedad Española de Pedagogía He publicado más de 150 trabajos de investigación en revistas españolas y extranjeras y soy autor y coautor de 30 libros y capítulos de libros, varios de ellos dedicados a la alta capacidad y el desarrollo del talento, así como a la evaluación de Sistemas Educativos.