Hay muchas razones que nos llevan a conocer específicamente este sistema estatal de indicadores educativos. La primera es que nos dan una panorámica estadística de muchas variables de la matriz educativa, unas variables ordenadas en tres grandes ejes: escolarización y entorno educativo; financiación educativa; resultados educativos.

Una segunda razón es que contextualiza una doble perspectiva: poder establecer un comparativismo crítico entre Comunidades Autónomas; y un comparativismo de España a nivel internacional.

Para el desarrollo del debate educativo, tan necesario y saludable en una democracia, son necesarios instrumentos como éste para no recaer en el subjetivismo espontáneo, o la afirmación gratuita o demagógica. Dicho de otro modo: ofrecer validez, fiabilidad y coherencia a nuestra argumentación, sean cuales sean nuestras posiciones ideológicas.

Por todo ello, felicitar el trabajo de síntesis del INEE, a través de su director Ismael Sanz, por la publicación y difusión de esta educación en datos