Llegamos al final del periodo vacacional y toda la «maquinaria» educativa, institucional, profesional y familiar se pone en marcha. La puesta a punto se hace poco a poco, incorporación de equipos directivos, luego el profesorado y finalmente el alumnado. La Consejería de Educación del Gobierno de Canarias ha ido implementando a lo largo de estos últimos años, distintos programas, proyectos y experiencias encaminadas a poner en valor la escuela pública canaria y, sobre todo, a tratar de sacarla de los últimos puestos de los informes educativos a nivel nacional e internacional.
 

El principal objetivo es

mejorar las tasas de abandono y el éxito escolar

Por ello, una de las prioridades de esta Consejería es apostar por la formación del profesorado, ajustada a las realidades sociales y acorde con las nuevas metodologías. Una de estas iniciativas formativas para el primer trimestre de este curso académico está dirigida al profesorado de lenguas extranjeras, para los que se han ofertado  160 plazas para estancias formativas de 11 semanas de duración en países europeos con lengua oficial inglés, con el objetivo de mejorar la motivación y las competencias lingüísticas del profesorado en el extranjero y difundir prácticas de éxito e incorporarlas en el desarrollo del Plan de Impulso de las Lenguas Extranjeras, PILE, en los centros, generalizando gradualmente la adquisición de, al menos, una lengua extranjera a través del aprendizaje integrado de contenidos y lengua y que durante este curso se denominará AICLE.
 
El Plan de Impulso de las Lenguas Extranjera (PILE) comenzó el curso pasado de forma experimental en catorce centros de Educación Infantil y Primaria. En este curso 2017/2018, El PILE propone dar un paso más en dichos centros aumentando las sesiones en inglés en Educación Infantil 3 años así como el número de áreas no lingüísticas impartidas en inglés en Educación Primaria.
 
En esta línea, la Ley Canaria de Educación no Universitaria insta al fomento del aprendizaje de, al menos, dos lenguas extranjeras de acuerdo con los objetivos de la Unión Europea, al establecimiento de mecanismos y medidas de apoyo que permitan desarrollar modelos plurilingües en los centros, la formación y renovación de los aspectos didácticos de la enseñanza de lenguas extranjeras mediante métodos activos y participativos en el aula orientados hacia la comunicación oral o la dotación de recursos que permitan alcanzar estos objetivos, en los términos que reglamentariamente se determinen.
 
En las Escuelas Oficiales de Idiomas (EOI), se desarrollarán 1.098 cursos de enseñanzas de idiomas de régimen especial, lo que supone un incremento de un 10% con respecto al curso anterior. La mayor oferta en idiomas que ha habido en Canarias, consolidándose así la apuesta por estas enseñanzas cuyo objetivo es favorecer el desarrollo y la actualización de las competencias en idiomas de la población en la etapa adulta, en línea con la estrategia marcada por la Unión Europea.
Por otro lado y atendiendo a las propuestas del Consejo Escolar de Canarias y a las memorias de los centros educativos, se ha visto necesario establecer medidas que garanticen que el alumnado pueda beneficiarse de una educación inclusiva y de alta calidad, que permita mejorar su rendimiento en las habilidades y destrezas en la comunicación oral y escrita, y en el razonamiento lógico matemático. Por ello surge el Programa Impulsa para el desarrollo de las habilidades y destrezas para la adquisición de las competencias en comunicación lingüística y matemática del alumnado de Infantil y del primer y segundo curso de Primaria. Asimismo, y dada la importancia que tiene para la continuidad escolar del alumnado de Primaria la transición a Secundaria, así como la necesidad de apoyar al profesorado que imparte docencia en el último nivel de Primaria y en el primer nivel de la Educación Secundaria mediante el fomento de la cooperación entre profesorado y centros para la mejora permanente de las enseñanzas y la permanencia del alumnado en el sistema, y evitar el abandono escolar temprano, se propone el pilotaje del programa Tránsito.
 
Por otro lado, la Consejería de Educación y Universidades del Gobierno de Canarias ha autorizado la implementación de catorce nuevas aulas enclave en Gran Canaria, Lanzarote, Fuerteventura y Tenerife, unidades de escolarización en las que se proporciona respuesta educativa especializada para el alumnado con Necesidad Educativas Específicas, sin abandonar el centro educativo ordinario, favoreciendo su integración con los compañeros en el resto de actividades y proyectos educativos del centro.
 
Estas y otras medidas en la enseñanza obligatoria y postobligatoria, que se van a aplicar durante este curso, no tendrán ningún sentido si en nuestras aulas no hay un buen ambiente de aprendizaje y emociones positivas, buen entendimiento con toda la comunidad educativa, buenas estrategias de trabajo en equipo, una buena organización interna del profesorado, una adecuada implementación de metodologías y técnicas que hagan de nuestros espacios de aprendizaje algo constructivo, enriquecedor y sobre todo motivador para el alumnado y para el profesorado. Por ello es importante que con la llegada de este curso abramos las aulas a las emociones positivas y a la creatividad, al trabajo por proyectos, a la organización del trabajo de manera cooperativa y colaborativa, teniendo en cuenta los distintos talentos de nuestro alumnado, introduciendo recursos que no sean solo el lápiz, el papel y el libro de texto. Todo ello, a buen seguro, será como el alisio en tiempo de verano, un chorro de aire fresco que renovará nuestras aulas y las convertirá poco a poco en verdaderos laboratorios educativos.
 
Esto no será posible sin un trabajo coordinado entre la Administración y los Servicios de Apoyo a la Escuela, Inspección Educativa y Centros de Formación del Profesorado, conjuntamente con los centros y su comunidad educativa. Donde la burocracia deje espacio para lo verdaderamente importante que es lo pedagógico y a la buena convivencia. Algo se está haciendo, pero el trayecto por recorrer es muy largo aún y con muchas curvas.

¡Buen comienzo de curso!