Para motivar al alumnado necesitamos profesorado motivado,

¿Cómo aumentar la motivación?

MAYOR RESISTENCIA

Hoy en día, a menudo escuchamos y leemos que la educación necesita una innovación profunda, que tiene que ser válida para responder adecuadamente a los retos que se nos presentarán en este s. XXI. Además, nos llegan mil mensajes como si de mantras se tratase “el alumno/a tiene que ser el/la protagonista de la educación”, “el/la profesor/a es el eje de la innovación”, “la innovación comienza en el aula”, etc. Temo que con ello en lugar de aumentar la motivación del profesorado lo que se generen sean bloqueos y/o mayor resistencia.

CONTAGIO POSITIVO

motivacion-del-profesorado-ined21

Trabajando las emociones del profesorado en la reunión de claustro.  Hirukide Ikastetxea

Dicho esto, ¿cómo motivar a los/as educadores/as para que se embarquen/nos embarquemos en ese proceso? En nuestra opinión, la clave es el Contagio Positivo. Frecuentemente, asociamos la palabra contagio a algo negativo y no podemos negar que se contagian todo tipo de virus como el virus de la gripe, virus informáticos… Pero la experiencia nos ha enseñado que lo positivo también se puede contagiar.

LLAVE DE ENTRADA

la-motivacion-del-profesorado-01-ined21

Si decidimos iniciar ese camino, deberíamos comenzar por la formación del profesorado. Las y los educadores estamos acostumbrados a recibir formación. La mayoría de las veces el objetivo es aprender alguna técnica o metodología nuevas para aplicarlo lo antes posible en clase con los alumnos. Pero para que ese trabajo tenga éxito, antes debemos preparar a la persona, como cuando sembramos una(s) semilla(s) y deseamos recoger los frutos. La llave de entrada es trabajar la inteligencia emocional. La finalidad es identificar las emociones propias y las de los demás y desarrollar la habilidad para gestionarlas de modo adecuado.

Lo positivo también se puede

contagiar

Al comenzar a trabajar la inteligencia intrapersonal e interpersonal nos damos cuenta de los beneficios que nos aporta en el ámbito personal, familiar y profesional. Desarrollar estas competencias facilita la cooperación entre compañeros, nos ayuda a resolver los conflictos que surgen escuchando y comprendiendo a la otra persona, a alcanzar acuerdos, nos enseña a aprender unos de otros y a ayudarnos mutuamente. Y en esa situación, podremos poner en marcha el “Contagio Positivo” que hemos mencionado anteriormente.

ALIARSE

la-motivacion-del-profesorado-02-ined21

No podemos esperar a tener las condiciones perfectas para comenzar este proceso, porque de lo contrario, nunca lo iniciaremos. Para empezar es suficiente “aliarse” con un grupo que comparta este punto de vista (miembros del ED, algunos miembros del claustro…) para poner en marcha algunas experiencias o innovaciones. Como abordaremos el reto con ilusión y contaremos con la ayuda del equipo de trabajo, muy probablemente la experiencia será exitosa y, seguramente, viendo que crece la curiosidad, motivación, seguridad y alegría de los alumnos, habrá algunos compañeros que querrán saber cómo hemos logrado esos resultados con los alumnos. Les explicaremos lo que hemos hecho, les invitaremos a nuestra clase, les animaremos a probar, reforzaremos y valoraremos sus intentos… y así la organización se irá contagiando y automotivando círculo a círculo, ciclo a ciclo.  

Sobra decir que cualquier educador que haya vivido este proceso llevará al aula este modo de trabajo. Si el profesor tiene trabajadas las bases antes mencionadas (competencias emocionales), tendrá más posibilidades de convertirse en referente de los alumnos, de conseguir el vínculo necesario con sus alumnos. Entonces, estará en condiciones de entender y gestionar las emociones que se generan en el aula, les podrá enseñar a cooperar, les ayudará a resolver los conflictos que puedan surgir…

Tenemos que tener presente que lo que no somos capaces de hacer nosotros mismos es difícil que se lo enseñemos a nuestros alumnos. Por tanto, en este trabajo, debemos comenzar por nosotros/as mismos/as.

Compartir
POST ANTERIORFEEDBACK EDUCATIVO
SIGUIENTE POST¿QUÉ PASA CUANDO SE CULTIVA EL TALENTO?
Licenciada en Psicología. 31 años trabajando en el centro Hirukide ikastetxea de Tolosa (Guipúzcoa) en diferentes funciones: profesora-tutora, orientadora, Coordinadora del Equipo Pedagógico o directora pedagógica. Actualmente, coordinadora del Departamento de Orientación. Amplia experiencia en ámbitos como la Educación Emocional, Convivencia Positiva, Aprendizaje Cooperativo o Inteligencias Múltiples. Formadora de otros profesionales y de familias en los temas mencionados. Miembro del equipo que elaboró el programa de Educación Emocional para E.I. y E.P editado en 2008 por la Diputación Foral de Guipúzcoa programa de Educación Emocional para E.I. y E.P . y distribuído en los centros escolares de la provincia.