MC

LAS MATERIAS DEL CURRÍCULO VISTAS DESDE MUY LEJOS

(O MUY DENTRO)

Un maestro ha de ver el mundo. ¿Pero eso qué es? Esto que sigue es una previa a pensar un currículo más de futuro, algo como lo que sugiere José Antonio Marina en Despertad al diplodocus («ciencia de la evolución cultural y del progreso educativo», Ed. Ariel, 2015, iBook, p. 16)

Pensemos pues en las materias que damos o podemos dar y veamos cómo integrarlas en un todo.

Las Matemáticas contienen todo lo que Dios pudo hacer y no hizo. Todas las magnitudes, sueltas, tienen en las Matemáticas absoluta libertad. La pierden en cuanto se emparejan. No puede cuadrarse el círculo.

En una función, x e y se alinean. Pero sueltas tienen vida propia y Aquiles no puede alcanzar a la tortuga porque la longitud sola ignora el tiempo y la velocidad…

ORDEN Y DESORDEN

MATERIAS REFORMULADAS 01 INED21

La Física las reúne y las ata para que sean responsables unas con otras. Tal vez Dios pudo crear otro Universo, pero no cualquier Universo. A no ser que Dios pueda aunar orden y desorden. A no ser que no podamos entender a Dios. Al emparejar las magnitudes de longitud y velocidad, Aquiles sobrepasa a la tortuga. Su premio de consolación fue una buena concha.

Por tanto, las Matemáticas lo pueden todo. Pueden modelar los sueños. Pero la Física las domestica para poder gobernar la realidad en cuatro dimensiones (la ciencia comprobará si existen más).

Al someterse voluntariamente Dios al orden (o crearlo), aparecen las cosas. La Química describe la materia y sus posibilidades.

El Homo erectus sabía intuitivamente algo de cristalografía que le permitia tallar sílex adecuadamente. Era un físico práctico.

CUANDO LA ALQUIMIA SE CONVIRTIÓ EN QUÍMICA

MATERIAS REFORMULADAS 04 INED21

La Química rige la cocina, la alfarería, la metalurgia y el arte del Neolítico. Antes de darle nombre se la usó a tontas y a locas para dominar la materia pensando que contenía hasta la palabra (la magia que aún nos divierte hoy con Harry Potter). Apenas se le dió nombre en árabe (aprovechando el griego al-quimiya), comenzó a tener método. Cuando la Alquimia se convirtió en Química la mente empezó a penetrar realmente la materia. La palabra quedaba para entenderla.

La Biología empezó siendo empírica y descriptiva. La vida se ve pero sus mecanismos son rapidísimos y microscópicos y la metáfora ilustrada de la máquina (en El hombre-máquina de La Mettrie) se reveló, más que tosca, pedestre, la Primera Ilustración no daba para tanto.

Pronto estuvo claro que la vida era lo mismo que la Física y la Química pero con una complejidad casi divina y penetradas por la nueva «ciencia» de la electricidad.

Por lo que sabemos, la Física y la Química reinaron casi 10 mil millones de años en el Universo. La época dorada para lo que  después sería Cosmología y la Astronomía. Y también, con los planetas, para la Geología. Pero que sepamos, hace 4 mil millones de años, la Química Orgánica atrapó toda la atención (si no antes). Lo que ésta ha construído en estos pocos eones multiplica por mil todo lo que pueda dar de sí lo inorgánico precedente. Hasta un punto que es inevitable pensar si Alguien no hizo el Universo para la Vida. La Religión no es una u otra religión sino La Religión, aquello a lo que nos apegamos para dar sentido a lo, de momento, absurdo.

La vida debió nacer en la dinámica y versátil agua. El agua estabiliza las condiciones físicas y promueve el movimiento. Es un mercado cosmopolita de moléculas, un teatro de teatros moleculares, el escenario de la Bioquímica. Pero tiene sus límites y la vida los trascendió buscando la luz. Las plantas colonizaron la tierra firme y se abrieron al abrazo del Sol que las roció de energía. Tal vez los primeros estudiosos de las hierbas medicinales y, con el tiempo, de la Botánica no fueron conscientes de la magnitud de lo que tenían entre manos.

LA CULTURA

MATERIAS REFORMULADAS 02 INED21

Pero se benefició de ello el primer invertebrado que salió del agua para prolongar su dieta. O ese pez despistado que se arrastró por tierra sin ahogarse. Y sus descendientes que nacían en el agua y vivían en los andurriales de la charca. Y los tataranietos que protegieron su humedad interna con una gruesa capa de escamas e iniciaron en tierra la guerra de todos contra todos en una carrera inacabable en pos de la fuerza y la rapidez para cumplir la regla básica de la vida: comer para no ser comido antes de tener descendencia. Botánica, Zoología y Selección nos dieron la clave de lo que pasa: Evolución.

Parecíamos haberlo entendido todo pero aún

no habíamos mirado dentro de nosotros mismos

¡Dios mío! ¿Como puede una criatura descendiente de simios acercarse al pensamiento de Dios? ¿Cómo puede la Naturaleza (Dios o su plan) resultar en un instrumento, la conciencia, que la contradice? Pregunta ociosa porque aquí estamos y hay que pagar las facturas (que no te matan pero pueden inmovilizarte).

Con el simio desarbolado empieza la Cultura en serio. Si Adán hubiera podido estudiar todas las materias anteriores, Caín, del cual verdaderamente descendemos, tiene más deberes. A él se le acumulan la Economía, la Tecnología, las Artes, el Lenguaje, la Sociología, la Antropología, la Geografía, la Historia, el Derecho, la Administración, las TIC… Y la madre de todas ellas, la Filosofía. Intentaré abordarlas otro día.

EPILOGO---Magazine-INED21

No es que crea que los maestros debamos dar esas todas materias antes de la universidad, donde los alumnos deciden. Sino que debemos tenerlas presentes en el cuerpo cuando expliquemos el mundo, que las lleva todas puestas. Y hablando a cada niño con su lenguaje y su capacidad de visión como sugieren Jerome Bruner, Kieran Egan y Matthew Lipman. Al menos, hasta que tengamos unos currículos más realistas.

Yo, como maestro, soy de la estirpe de Caín. Llevo su carga y su reto: juntar todo eso en un currículo sencillo y mostrarlo de mil maneras a sus siempre penúltimos descendientes para que algún día sepan ocupar el despacho de Dios.

Compartir
POST ANTERIORSOY UN FRAUDE, ¿Y AHORA QUÉ?
SIGUIENTE POSTLA TRANSICIÓN INFANTIL PRIMARIA
Licenciado en Prehistoria e Historia Antigua. Profesor de EGB y Primária entre 1980 y 2000. Redactor de textos escolares y enciclopedias juveniles para la editorial TEXT/LA GALERA. Autor de novela juvenil. Postgrado de Edición en la UOC. Autor del proyecto Biblioteques d'Investigació Jove y del blog LLIBRE DE TEXT: L'ANCIEN RÉGIME. Miembro de la Societat Catalana de Pedagogia y del grupo "Narració i pedagogia". Actualmente retirado.