Según los datos sobre número de horas de instrucción obligatorias previstas en las instituciones públicas de 2014 (Política Educativa en Perspectiva –Education Policy Outlook– que presenta un análisis comparativo de las políticas educativas y las reformas llevadas a cabo en todos los países de la OCDE), en España se imparten 1.061 horas en la primera etapa de Educación Secundaria frente a 905 de media en la OCDE (156 horas más); el tiempo promedio semanal dedicado a deberes en casa es de 97 minutos más en España frente al promedio de la OCDE (390 minutos frente a 293); igualmente ocurre con el tiempo semanal con un tutor particular que es el doble en España respecto a la OCDE (78 minutos frente a 39) e incluso sigue siendo muy superior en España el tiempo lectivo recibido en academias privadas (68 minutos semanales frente a 37). ¿Cómo es posible que España sea uno de los países con mayor número de horas lectivas, más tiempo de deberes en casa, más horas con un profesor particular o en academias privadas y… con mayor fracaso escolar de Europa?

MÁS-MADERA-01-INED21

Una vez más se demuestra que se requieren análisis más complejos y profundos sobre lo que ha pasado y pasa en nuestra realidad educativa y NO conformarnos con las recetas simplistas al uso.

Para lograr mejoras reales en los resultados, los mejores estudios internacionales dicen una y otra vez que ningún aspecto será tan importante para el sistema educativo y sus líderes como estos tres principios guía: 1) la calidad de un sistema educativo tiene como techo la calidad de sus docentes, 2) la única manera de mejorar los resultados es mejorando la instrucción directa en las aulas, y 3) lograr altos resultados universalmente solo es posible poniendo en práctica mecanismos que aseguren que las escuelas brinden instrucción de alta calidad a todos los niños. (Atención a la diversidad real y efectiva). Entonces si sabemos lo que debemos y tenemos que hacer, ¿por qué no lo hacemos?