Las Startups se centran en el nicho de la educación

/

Llevamos bastante tiempo oyendo hablar de un tipo de organizaciones llamadas “Startups” y de la atención que atraen entre inversores, dado su enorme potencial. Pero, ¿a qué nos referimos exactamente con “Startup”? Bien, este concepto se refiere a empresas emergentes, principalmente dedicadas al mundo de las nuevas tecnologías y con un importante potencial de crecimiento. Casos de éxito como Amazon, Facebook y otras tantas ha centrado la atención del público en general, y del mundo empresarial en particular, dadas sus posibilidades.

 

La importancia capital de la educación y el enorme mercado que abarca no puede ser ignorada por este tipo de empresas. Especialmente por el cambio de costumbres de muchos ciudadanos y organizaciones en pos de aprovechar, al máximo posible, las posibilidades que la tecnología nos brinda gracias a un notable avance de esta campo: aumento de desarrolladores, mejores redes TIC, cambio de cultura y mayor número de nativos digitales, …. Ello ha llevado a la preferencia de muchas personas por un modelo digital a la hora de formarse.

Startups

Un cambio en las costumbres que la economía quiere aprovechar

La progresiva sustitución de algunos centros físicosde aprendizaje por otros de carácter virtual no es una novedad: todos podemos pensar en el caso de las academias de idiomas; si bien es cierto que todavía se mantienen en algunos casos (incluso con modalidades semi-presenciales), el negocio de las apps para aprender lenguas online se encuentra en auge, como ocurre con Duolingo, Lewolang (de la que os hemos hablado recientemente) y otras. Esto es, en cierta medida, un paso lógico, ya que lo hemos visto en otros sectores, como ocurre en la banca, que ha retirado muchas de sus sucursales físicas gracias a la banca online; o como el caso de los casinos, con la aparición de las opciones online, que ha atraído, por su comodidad y flexibilidad, a muchos usuarios en la última década.

A la búsqueda de mejorar servicios y ofrecer otros nuevos

Con este contexto, no es de extrañar que exista un auge de estas “Startups” vinculadas al mundo de la educación abriéndose paso o en un proceso de incubación. A dichos proyectos se les augura un futuro próximo prometedor y cubren diversos espacios de este mercado; desde la posibilidad de encontrar cursos gratuitos hasta profesores particulares, pasando por las clásicas de idiomas. Pero también encontramos iniciativas más innovadoras, como recursos para profesores que quieren organizar sus clases o para alumnos que desean tener su material ordenado y con un mejor acceso a través de la digitalización.

Startups

Ideas de otros sectores también han calado en un nicho como el del aprendizaje. Por ejemplo, nos hemos acostumbrado a comparar precios de vuelos u hoteles antes de reservar y buscar la oferta más competitiva; ¿por qué no hacerlo cuando buscamos centros extranjeros en los que formarnos? Además podemos contar con reseñas de otros usuarios y consejos específicos. También es cierto que el proceso de estudiar fuera de nuestro país puede ser estresante; la plataforma GrowPro Experience se ha especializado en asesorar a estudiantes en materia de estancia, trámites, alojamiento, y demás, facilitando, así, que el alumno pueda centrarse en aprovechar la experiencia.

La educación se beneficia de la innovación

Por otra parte, también están las Apps que, sin ser propiamente educativas, tienen un papel relevante en este campo. Pensemos, por ejemplo, en las relacionadas con las videoconferencias, como es el caso de Zoom o Skype, y que tienen un papel muy relevante en la formación a distancia, como la que pueden impartir profesores particulares o en clases grupales; en circunstancias en las que la presencialidad ha sido limitada, su peso específico ha sido de gran importancia.  

Para ir centrándonos en las conclusiones, debemos pensar que la tecnología ha aportado algunos de los cambios de modelo educativo en los últimos tiempos; ya sea como complemento a las tareas presenciales o incorporada herramientas  como el multimedia, hace ya un par de décadas que su irrupción era considerada el inicio de un cambio de paradigma que no se iba a detener. Y así ha sido con el aumento de oferta online o la aparición de aplicaciones que faciliten la tarea educativa. Las empresas emergentes lo saben, y los inversores también, por lo que los avances y las nuevas ideas no van a cesar.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)